Momia guanche conservada en el MUNA. Foto: PULL

Carolina Castillo Ruiz: «La riqueza paleontológica de Canarias es única»

Artes y Humanidades

Las I Jornadas de Patrimonio Paleontológico, Biodiversidad y Educación se celebraron los pasados lunes y martes, 19 y 20 de julio, en el edificio de la Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación de la Universidad de La Laguna, más conocida como La Pirámide. El acto comenzó a las 9.30 horas y finalizó alrededor de las 14.00 horas, en donde participó el Vicerrectorado de Investigación, el Gobierno de Canarias, profesionales de la investigación y divulgación científica, personal técnico del Parque Rural del Anaga y personalidades del mundo paleontológico.

La sesión del martes 2o comenzó con Esther Martín González, conservadora de Geología y Paleontología del Museo de Ciencias Naturales de Tenerife. Explicó el proyecto La diversidad del registro fósil en el inventario de lugares de interés geológico de Canarias, investigación que realiza para la Agencia Canaria de Innovación y Sociedad de la Información. Martín añadió cómo este estudio se llevará a cabo en algunas islas del Archipiélago como Fuerteventura, donde se pueden encontrar diferentes fósiles en playas y montañas de la Isla, así como sedimentos marinos mesozoicos en Ajuí-El Jorao. También en Tenerife, por los fósiles vertebrados que se encuentran en la Cueva el Viento.

«Es importante la conservación y el cuidado de los ecosistemas canarios. La pérdida de una especie puede conllevar la extinción de otra»


La conservadora de Geología y Paleontología continuó dando respuesta a las preguntas del público que asistió a la charla. Y tras ello, se dio paso a quienes representan Paleoeduca: María Guerrero Campos y Mario Navarro Aponte. Un proyecto universitario que se originó en el área de Paleontología de la ULL para la conservación del patrimonio paleontológico de Canarias mediante el programa Ingenia, para así preparar al estudiantado de cara a los retos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

David Padilla, coordinador del proyecto Ícaro, sembrando ilusiones, trasladó a quienes asistieron a la sesión conocimiento sobre la restauración del bosque termófilo a través de la ciencia ciudadana. Esta actividad restauradora es una de las formas por las cuales se puede promover la educación científica y ambiental, utilizando Tecnologías de la Información y la Comunicación para generar proyectos de base local. Además, Padilla explicó que «es importante la conservación y el cuidado de los ecosistemas canarios, ya que la pérdida de una especie puede conllevar la extinción de otra».

«Canarias consta de unos ecosistemas que cambian muy rápido no solo por la acción de la ciudadanía, sino por la acción de la naturaleza»


Verónica Díez Díaz tomó la palabra tras la intervención de Padilla. Esta investigadora postdoctoral aborda la digitalización de nuestro pasado, la importancia de los modelos y colecciones digitales en el ámbito de la Paleontología. Díez explicó cómo lograr esa digitalización, como el caso de la reconstrucción de un esqueleto de dinosaurio para conseguir una visión realista del animal. Según Díez, de forma frecuente, estos modelos pueden tener incluso una mejor resolución que nuestros propios ojos.

Para finalizar el acto, se formó la mesa redonda con la exposición de todas las ideas plasmadas durante la jornada. La clausura de las sesiones la condujo la doctora Carolina Castillo Ruiz, coordinadora del área de Paleontología de la ULL, quien culminó con una sintética caracterización de la riqueza paleontológica del Archipiélago canario: «Se ha puesto en relieve que el patrimonio paleontológico de Canarias es único. Estamos en unos ecosistemas que cambian muy rápido, no solo por la acción de la ciudadanía, sino por la acción de la naturaleza».

Lo último sobre Artes y Humanidades

Ir a Top