La inserción sociolaboral en jóvenes excluidos, más viable entre inmigrantes

Ciencias Sociales y Jurídicas

La investigadora de la Universidad de La Laguna María Estefanía Alonso Bello, junto a su directora y codirector de tesis doctoral, Lidia Santana Vega y Luis Feliciano García, respectivamente, han realizado un trabajo de investigación en el que se examinan las trayectorias de transición a la vida adulta de ocho jóvenes en riesgo de exclusión social. Entre otras conclusiones, comprobaron que la inserción social fue más factible entre los inmigrantes, quienes tienen metas claras, mientras que los jóvenes nacionales la tienen más limitada a causa de su falta de formación y de experiencia laboral.

Todos los individuos analizados participaron en el proyecto de inserción sociolaboral ¿Subimos Juntos la Escalera?, desarrollado por la Asociación Kanaria de Infancia y financiado por Dirección General de Juventud del Gobierno de Canarias. El objetivo del estudio era proporcionar apoyo y supervisión a aquellos en riesgo de exclusión social que abandonaban el sistema de protección, ofreciéndoles estrategias y herramientas para su inserción sociolaboral.

Para ello, se abordó una investigación de casos múltiples con cuatro jóvenes inmigrantes no acompañados subsaharianos y cuatro nacionales que habían estado acogidos al sistema de protección, habían realizado un programa de inserción laboral durante un mínimo seis meses y tenían edades comprendidas entre 16 y 18 años. Se analizó las trayectorias laborales de jóvenes extutelados, cómo influyeron sus experiencias vitales y laborales en su situación, y se compararon todos estos aspectos.

Técnicas e instrumentos cualitativos y cuantitativos


Después de seis años de la finalización del Programa, se hizo un seguimiento de su situación social y laboral. La información del estudio fue obtenida a través de técnicas e instrumentos cualitativos y cuantitativos. Los resultados señalan que, durante el desarrollo del proyecto inicial, todos adquirieron estrategias de búsqueda de empleo y mejoraron tanto sus competencias de empleabilidad como su formación.

Seis años después de finalizar la iniciativa de inserción, valoraron positivamente los programas de apoyo en el proceso de transición al mercado laboral. La inserción social y la salida de la situación de exclusión resultaron más factibles en los casos de los inmigrantes, quienes mostraron unas metas más claras y un proyecto de vida más definido. En el caso de los españoles, la falta de formación y de experiencia laboral, se revelaron como limitaciones para la adquisición y consolidación de competencias de empleabilidad.

Estos resultados se han publicado en varias revistas científicas con índice de impacto. La tesis derivada de esta investigación, presentada bajo la modalidad de compendio de publicaciones y mención internacional, obtuvo la máxima calificación.