El sector cinematográfico, uno de los grandes perjudicados por la crisis de la Covid-19. Foto: PULL

El cine en tiempos de coronavirus

Opinión

La pandemia de la Covid -19 ha trastocado, a grandes rasgos, los hábitos de consumo del ser humano. Este virus ha cambiado nuestra forma de adquirir cultura, hacer deporte o disfrutar de diferentes actividades de ocio. En España, sin ir más lejos, y tras las diferentes fases de desescalada por las que hemos transitado, se nos permiten diferentes ofertas de ocio, como por ejemplo ir a la playa, museos y disfrutar del cine. Sin embargo, el sector cinematográfico es uno de los grandes perjudicados.

Ejemplo claro de ello, es el caso de la continuación de la saga Avatar prevista por James Cameron para este próximo 2021. Las adversidades producidas por el coronavirus han hecho que la producción de películas se retrase y fue, el pasado 23 de julio, cuando se confirmó que su llegada a la gran pantalla será para el año 2022. Entonces nos hacemos la siguiente pregunta: ¿Qué pasará con todas esas películas pendientes de estreno para este año y que ya fueron pospuestas?

«¿Qué pasará con todas esas películas pendientes de estreno para este año y que ya fueron pospuestas?»

Esta es una de las cuestiones que se plantean los seguidores de la  compañía Disney, que no ven la hora del estreno del remake de una de sus famosas obras como es Mulán. Su estreno estaba previsto para el 27 de marzo, pero fue postergado, en un primer momento para el 24 de julio, y ahora, por segunda vez, para el 21 de agosto.

A parte, de los cambios en las fechas de debut, no podemos obviar el declive económico al que se enfrentan todas las salas de proyecciones de películas al ver mermado, claro está, por esta crisis sanitaria que nos azota, el foro habilitado y permitido en sus instalaciones. Y tampoco podemos olvidar el miedo o inseguridad de contagiarse.

Nuestra especie se caracteriza, entre otras cosas, por su resiliencia. No podemos vivir con miedo, ni esta industria se puede permitir tal descalabro económico. Debemos superar como conjunto este devenir y afrontarlo como una unidad para, con responsabilidad, superarlo y volver a disfrutar del ocio fílmico con todas las garantías.

Lo último sobre Opinión

El pellejo ajeno

El debate político y mediático sobre la inmigración está escorado. La polarización
Ir a Top