Las cantantes sufren de unas exigencias imposibles de cumplir. Foto: PULL

Las exigencias de la música pop

Opinión

Coreografías, cambios de vestuario, escenografía… son tan solo algunos de los requisitos que la sociedad le exige a las cantantes de pop a la hora de hacer un show. Deben estar siempre perfectas, delgadas, bonitas. ¿Acaso su habilidad musical no es suficiente para tener un puesto en la industria musical? Las expectativas que se imponen son inagotables. Cada día las intérpretes deben esforzarse más por mantenerse en ese mundo.

Son muchas las artistas que se han manifestado sobre este tema. Hace algunos años la cantante británica Dua Lipa fue acosada en Internet por sus pocas habilidades de baile. La intérprete aseguró que el bullying online le causó ansiedad y tristeza. Aún así, para su siguiente gira, Future nostalgia tour, hizo un espectáculo entero donde los pasos eran dignos de una bailarina profesional.

Por supuesto que están en su derecho de mejorar y aprender otras habilidades que le aporten más valor a sus carreras. El problema es que no se trata de un plus, sino de un requisito obligatorio. Además, el sistema juzga con una doble moral a los hombres y a las mujeres de la Industria. Mientras que a ellas les demandan habilidades extras, a los cantantes les basta con su voz y una guitarra para ganarse al público.

«Las expectativas que se imponen son inagotables»

Las mujeres deben estar en constante renovación para no caer en el olvido. Sin embargo, cambiar también tiene sus reglas. Si lo hacen demasiado también serán juzgadas. Es lo que le está ocurriendo a la cantante española Aitana. Después de siete años de carrera, la artista ya no es la tímida joven de 18 años que llenaba el escenario con su voz. En la actualidad ofrece espectáculos reveladores que no han sido vistos con buenos ojos. Eso quiere decir, queremos que las cantantes se renueven, pero no demasiado.

El sistema no siempre fue así. Esta cultura de la performance era lo habitual entre hombres y mujeres. Hace poco más de una década ver a intérpretes como Justin Timberlake o Michael Jackson hacer presentaciones espectaculares era lo normal. Con el paso del tiempo se produjo un cambio que fue acabando con esto. Los cantantes empezaron a ser más genéricos. No obstante, en los últimos años estamos viendo un regreso de estos divos del pop. Las recientes actuaciones de Sam Smith y Harry Styles lo demuestran.

Pero el debate no debería ser quién hace más bailes en el escenario. Al final, quienes se dedican a ese mundo lo hacen por el valor de la música. Eso es lo que importa en realidad.

Lo último sobre Opinión

Tictac… ¡Boom!

La procrastinación es la acción de aplazar, postergar, retrasar algo, según la
Ir a Top