Muchos espacios que se dicen feministas están aún lejos de serlo. Foto: PULL

Soy joven, soy mujer, soy estudiante, pero no tonta

Opinión

No podría contar con todos mis dedos la cantidad de veces que me han tomado por tonta. Soy joven, soy mujer, soy estudiante, y parece que eso da licencias a muchos para que me traten de forma condescendiente y paternalista. No solo a mí, sino a muchas otras mujeres jóvenes. Soy joven, soy mujer, soy estudiante, pero mi trabajo conlleva un esfuerzo y una preparación que no son para tomar a la ligera. Tampoco para aprovecharse de lo que hago.

Hace algunos meses, escribí un reportaje sobre la soledad de personas mayores en Canarias. Lo publiqué en diciembre de 2021 en PERIODISMO ULL. Lo trabajé mucho, hice muchas entrevistas y quedó un resultado no perfecto, pero sí bueno. Lo presenté a la XXIV Edición Premios Tiflos de Periodismo de la ONCE, un poco para ver lo que pasaba, sin muchas expectativas. Efectivamente, no gané. Pero me dieron una mención especial.

Desde entonces, en estos meses, ya son tres hombres quienes han tratado de aprovecharse de ese trabajo, publicado en este diario, sin darme crédito. Por supuesto, tratándome de forma paternalista.

También me ha pasado en el ámbito literario. No tengo palabras para explicar lo terrible que es que te reduzcan a ser jovencísima, cuando se supone que tendrían que estar hablando de tu obra. Más todavía en espacios dedicados a, en teoría, el feminismo y la literatura. Espacios presentados por hombres, en teoría enfocados al feminismo, que se atreven a tratar a las mujeres de forma paternalista y a hablar en nuestro nombre, creyendo que están haciendo algo bueno por la igualdad. Les daré una pista: no lo están haciendo.

Tengo, como estas, muchas más anécdotas. Seré breve. Escribo esto con rabia, preguntándome si sucede porque soy joven, porque soy mujer, porque soy estudiante o por todas ellas a la vez.

Lo último sobre Opinión

Too Good To Go

Una aplicación que utiliza la fuerza de todos los comercios para generar
Ir a Top