Formación del C. D. Tenerife contra el C. D. Eldense. Foto: PULL

Las últimas cenizas del volcán blanquiazul

Opinión

La campaña 23/24  del CD Tenerife no está siendo lo que se pensaba al inicio de la temporada. Una plantilla que a priori partía como la quinta en el ranking de mejores equipos de la Liga Hypermotion está, a finales de febrero, decimotercera y bajando según transcurren las jornadas. Un equipo sin ideas, que ya no demuestra que es aspirante y al que se le ha perdido toda la confianza. Miras para atrás y sientes decepción. Aquel día que se anunció la vuelta de Ángel Rodríguez, más tarde el fichaje de Roberto López y el de Luismi Cruz, todo parecía ir por el buen camino cuando tras diez jornadas el equipo iba líder de la competición, convenciendo a través no solo de los resultados, sino también del juego. Dieciocho jornadas después el equipo se encuentra en terreno de nadie, más cerca de la zona roja que de la promoción y mostrando un juego irreconocible al de unos meses atrás.

Uno de los puntos que más llaman la atención es el tema del banquillo. El que a día de hoy es el máximo goleador del equipo con siete dianas, Ángel Rodríguez, alcanza tan sólo 51 minutos por partido. El que fue el fichaje del verano ha demostrado con lo poco que se le ha dejado participar, que a sus 36 años, es uno de los mejores delanteros de la categoría. Otro caso es el de Luismi, demostró con creces al inicio de temporada que uno de los puestos de la banda era suyo indiscutiblemente, y desde el inicio de año en los últimos cuatro encuentros sólo suma 124 minutos de los 360 disputados. Por último, está el caso de Álvaro Romero. Al jugador se le vetó la posibilidad de salir en invierno con la excusa de que se le consideraba un jugador importante. Sin embargo, tan solo suma 58 minutos en todos los partidos de liga.

Otro gran problema del Club es la conexión que parece haber desaparecido entre afición y entrenador. El partido en casa contra el Eldense confirmó los peores presagios: pitos y gritos contra el entrenador, más aún al final del partido con el asunto de Álvaro Romero, cuando el estadio interpretó la decisión de Asier Garitano como una falta de respeto hacia el jugador, al que se le ha relegado el puesto de último recurso ofensivo del equipo. Además del asunto del extremo sevillano, la demora de Garitano a la hora de realizar los cambios es otro asunto muy criticado por la afición chicharrera, pues el técnico vasco acostumbra a realizar el primer cambio pasados los setenta minutos de partido

«La conexión entre afición y entrenador parece haber desaparecido»

A diferencia del primer equipo, el CD Tenerife B ha dejado a lo largo de la temporada más que claro que tras muchos años sin oportunidades para los canteranos, este año son una opción muy a tener en cuenta para el primer equipo. El filial blanquiazul es líder en su grupo con tan sólo una derrota en 24 partidos, siendo además el conjunto que menos goles ha recibido. Figuras como Ethyan, que volvió tras militar el curso pasado en el Atlético de Madrid B, máximo goleador del equipo con 12 tantos, o Moha Ramos, guardameta ex del Madrid Castilla, que acumula siete porterías a cero en 17 partidos disputados como titular, son algunos de los llamados a subir al primer equipo más pronto que tarde.

El CD Tenerife se encuentra una temporada más, a falta de doce jornadas, en terreno de nadie con escasas posibilidades de meterse en puestos de playoff, sin convencer a la afición en juego y resultados, y con las sensación de que un año más toca pensar varios meses antes de lo esperado en la próxima temporada.

Lo último sobre Opinión

Tictac… ¡Boom!

La procrastinación es la acción de aplazar, postergar, retrasar algo, según la
Ir a Top