Moisés del Rosario estudia en el Conservatorio y Pedagogía en la ULL. Foto: J. B. G.

«Canarias destaca en géneros latinos, pero la música comercial nos invade»

Música

Moisés del Rosario compagina los estudios de trombón en el Conservatorio Profesional de Música de Tenerife (CPM) y los de Pedagogía en la Universidad de la Laguna (ULL). En el norte de la Isla, concretamente Buenavista, es donde el trombonista de 20 años ha cultivado esta pasión por el arte, que viene desde pequeño, dado que casi todos sus conocidos son músicos. A pesar de las dificultades que puede ocasionar el estudio de dos carreras, actuó como solista en la banda de Nuestra Señora de Los Remedios, en la de Los Silos, Icod de los Vinos, San Juan de la Rambla, Santa Cruz o en la juvenil del CPM.

Comenzó su enseñanza en la Casa de la Viuda, escuela municipal de Buenavista del Norte, donde obtuvo una pequeña iniciación musical hasta proseguir con lo que es hoy su instrumento. «Aún recuerdo la primera clase, el primer acercamiento a lo que hoy es una de las herramientas más importantes para mí. Antes de tocar en la puerta de la clase me detuve a escuchar el sonido tan fuerte que tenía», recuerda el estudiante. Asimismo, añade que tras unos meses de estudio logró acceder a la banda juvenil de la academia de Buenavista del Norte y tras un periodo de tiempo, a de Nuestra Señora de Los Remedios. Dado su empeño, sus profesores les comentaron a sus padres la posibilidad del acceso al Conservatorio.

«Para mí, la música es mucho más que un hobby»


En cuanto a sus inicios profesionales, accedió en 2012. «Me desplazaba dos veces en semana hasta la capital para poder asistir a mis clases, combinando estos viajes con compañeros de mi pueblo, que empezaron a estudiar junto a mí. La poca disponibilidad del transporte público nos obligaba la mayoría de las veces a ir en nuestro propio coche», apunta. «Mi primer profesor en el conservatorio fue Domingo Martín, y después, desde hace dos años, José Cubas», expone. Luego, decidió acabar Bachillerato y comenzar en la universidad. «Mis mayores inspiraciones principalmente son estos docentes, porque han sido los que de verdad me han impulsado a enamorarme de este mundillo», responde para aclarar cuáles son sus ídolos. No obstante, indica que a niveles internacionales son Christian Lindberg, Joseph Alessi, Willie Colón.

«Es una vía de escape, mi verdadera pasión, la cual me gustaría compaginar con mi futuro trabajo, o relacionarlo con la pedagogía que es lo que estoy estudiando», señala. En cuanto a gustos musicales, asegura que se siente atraído por cualquier estilo musical, pero principalmente se decanta por la zarzuela, el pasodoble, música popular española, moderna y, sobre todo, jazz, salsa y swing.

Se define apasionado, sensible e innovador y apunta que existen diversas formas para llegar al oyente: «Tocar disfrutando y hacerles sentir». A lo largo de su vida, ha tenido bastantes actuaciones como solista en el Auditorio de Santa Cruz de Tenerife, en el Puerto de la Cruz, en Buenavista del Norte, así como colaboraciones con diferentes conjuntos y audiciones propias del Conservatorio. En la actualidad, pertenece a la de Nuestra Señora de Los Remedios y a la orquesta del CPM de Tenerife.

«Los canarios no estamos por encima ni por debajo»


Por otro lado, piensa que cada comunidad tiene géneros con los que despunta más en uno que en otros, «pero no estamos ni por encima ni por debajo». Sobre esta cuestión, señala que «aquí hay grandísimos músicos, al igual que en la Península». También, argumenta que cualquier estilo puede tener éxito. Según el músico, somos grandes en géneros latinos, pero el problema reside en la invasión mundial de la música comercial.

Pese a que le resultó difícil dividir su vida en dos, el día a día se le hace llevadero. La música es lo que siempre le ha gustado. Lo tiene claro: «Me sigue atrayendo mucho más que Pedagogía o cualquier otra cosa». Así, dentro de cuatro años se ve prácticamente igual que ahora, «pero con la ventaja de que estaré terminando ambos estudios». Además, subraya que le encantaría empezar a vivir de esto, para «lo que no me queda mucho». Suerte.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Lo último sobre Música

Ir a Top