Todos los secretos de los ‘Marrowbone’

Opinión

Sergio Sánchez y Juan Antonio Bayona estrenaron el pasado 27 de octubre su nuevo largometraje: El secreto de los Marrowbone. La película se ha estado anunciando desde verano por los canales de Mediaset, creando gran expectación entre el público. Actores como Charlie Heaton (Stranger Things) o Anya Taylor-Joy (Múltiple) han dado vida a una historia sorprendente.

El filme nos sitúa en 1969, en América, lugar al que una familia de cuatro hermanos se traslada. Desde el principio se deja claro que están huyendo de algo, o más bien, de alguien: su padre, un personaje misterioso y cruel. Escapan de Inglaterra con el objetivo de dejar atrás un pasado tormentoso y lleno de violencia, cruzando la línea a una nueva vida y a un nuevo apellido: los Marrowbone.

Los tráileres nos la presentaban como una cinta de miedo, y eso es lo que se esperaba en las butacas del cine. Sin embargo, no fue así. Si tuviéramos que limitarla a un género sería suspense o misterio. El terror brilló por su ausencia, a excepción de un par de sustos contados.

Suspense y misterio


A pesar de esto, el argumento engancha desde su inicio. Los cuatro hermanos ocultan más de un secreto, algunos de ellos realmente impactantes. Van construyendo un relato que nos mantendrá pensativos durante todo el largometraje.

Hay que destacar la estética de toda la historia. Dispone de planos realmente especiales y cada minuto está teñido de una belleza cargada de emoción. Junto a Sergio Sánchez, queda latente la participación de Bayona, como uno de los directores, ya que se acerca mucho a otros trabajos del mismo como Un monstruo viene a verme o El Orfanato. Asimismo, George MacKay, que da vida a Jack, es uno de los grandes descubrimientos de este filme.

La cuestión es que El secreto de Marrowbone no ha dejado indiferente a nadie y, a pesar de no transmitir el terror que tanto habían anunciado, nos hará exprimirnos la mente desde el primer momento.

Lo último sobre Opinión

Las redes sociales han cambiado y la forma de usarlas también. Foto: PULL.

Una ola negativa

Las redes repercuten en muchas ocasiones de forma negativa sobre los deportistas,
Ir a Top