Las mujeres trans son uno de los colectivos más vulnerables. Foto: PULL

Mujeres trans, hoy es su día

Opinión

Las agresiones, la burla, el menosprecio y la discriminación son una realidad que hoy, al igual que ayer, y por desgracia mañana, se ven obligadas a afrontar las mujeres trans. La diferencia es que, en la actualidad, su voz se escucha un poco más que antes, pero sigue sin ser suficiente. Esta falta de visibilidad contribuye a que se alimenten conductas e ideologías basadas en la transfobia, que a menudo se difunden a través de bulos y discursos cargados de odio, rechazo y desconocimiento. Incluso, llegando a tergiversar movimientos que luchan por la igualdad, como es el feminismo. Por eso, hoy toca desmentirlos. Hoy es el día de todas, pero más aún el de las mujeres trans.

El caso de transfobia más mediatizado recientemente es el de la diputada del PSOE Carla Antonelli, quien, recientemente, se defendía contra el ataque tránsfobo de un diputado de Vox. Pero este es un ejemplo que, además de no sorprender, no refleja ni de lejos la violencia a la que está expuesto el colectivo. Lo que sí es motivo de sorpresa, y no agradable, es el crecimiento del feminismo trans excluyente (TERF, del término en inglés trans-exclusionary radical feminist), y es que no parece lógico que detrás de la igualdad que busca el feminismo se esconda semejante discriminación.

«En España, más del 40 % han tratado de suicidarse, y su tasa de desempleo ronda el 80 %»

Las personas trans son, dentro de un colectivo marginado de por sí, las más expuestas. En España, más del 40 % han tratado de suicidarse, y su tasa de desempleo ronda el 80 %, por lo que, a menudo, la única salida es el trabajo sexual. A ello se le suma una constante exposición a violencia verbal, física e institucional, por no hablar de la persistente invasión de su intimidad sexual y genital, o los prejuicios y estigmas sobre su vida privada. Pero todos estos datos han quedado a la sombra de la sociedad, y no se incluyen en los discursos que promulgan las TERF, basados en arremeter contra el borrador de la Ley Trans.

Esta propuesta de ley pretende la despatologización y autodeterminación de género en el registro legal, sin necesidad de informes psicológicos y dos años de hormonas. En caso de aprobarse, supondría eliminar unos procesos largos e invasivos basados en roles de género arcaicos. En este sentido, el colectivo TERF habla de preocupaciones ilícitas y tránsfobas, como la desprotección de la infancia o la consideración de las personas trans como potenciales agresoras sexuales. Pero lo cierto es que ya existen países con leyes similares a la que se pretende implantar en España, como son Bélgica o Reino Unido.

De cualquier forma, es tremendamente reduccionista abarcar al colectivo solo a partir de una propuesta de ley porque ha causado polémica. Antes de ella, la visibilidad en los medios era casi nula, y solo se las ve ahora, cuando interesa. Son muchas las personas que hablan, pero pocas las que escuchan. Y en esta cuestión, aunque parezca evidente, no se respeta que quienes deben tener la palabra son las personas trans. Y hoy, ocho de marzo, en especial las mujeres.

No podemos hablar de feminismo, movimientos LGBTI o cambios sociales sin hablar de mujeres trans. Marsha P. Johnson, una mujer negra y trans, se convirtió en uno de los iconos de la lucha por la igualdad y los derechos LGBTI. Mujeres como ella entregaron su integridad y su vida a una lucha que hoy nos permite ser más libres que ayer. Es ilógico que, con una perspectiva histórica, surjan colectivos mal llamados feministas que excluyen a algunas mujeres por racismo, clasismo o transfobia. Eso no es feminismo.

Hasta hace pocas décadas las personas homosexuales y bisexuales estaban catalogadas como enfermas mentales, y no fue hasta 2018 que la OMS dejó de considerar la transexualidad como un trastorno. Las mujeres no tenemos independencia económica porque sí. En su momento se luchó contra ideas arcaicas que nos etiquetaban de inferiores e incapaces. Esta es la misma situación. Así que hoy, ocho de marzo, por mucho que resuene el discurso TERF, también es el día de las mujeres trans.

 

Autora de la novela Vida (2020) y de muchos poemas y microrrelatos. Algunos de ellos son La bruja del pueblo, ¡qué arda en la hoguera!; Invasión neocolonial y Un globo a China. También bailo y disfruto de toda buena comida. Un fisco canaria, una mica catalana.

Lo último sobre Opinión

Las redes sociales han cambiado y la forma de usarlas también. Foto: PULL.

Una ola negativa

Las redes repercuten en muchas ocasiones de forma negativa sobre los deportistas,
Ir a Top