El mangaka japonés Junji Ito

‘Uzumaki’, de Junji Ito

Literatura

El terror es un género que permite una libertad creativa muy amplia. Una idea que puede sonar ridícula a priori si es tratada de la forma adecuada, puede convertirse  para el lector en un estimulante viaje hacia los infiernos de los protagonistas. Uzumaki, del mangaka Junji Ito, es una obra que gira (nunca mejor dicho) alrededor de los extraños sucesos ocurridos en Kurouzu, un pueblo costero japonés que se encuentra infectado de espirales que provocarán horripilantes situaciones a lo largo de los 19 capítulos que dura la serie.

La protagonista es Kirie Goshiwa, una adolescente bastante corriente cuyo novio, Shuichi Sato, sufre en sus carnes el horror de la maldición de las espirales. Su padre adquiere una obsesión enfermiza con estas formas que acaba provocando su muerte por deformar su cuerpo para parecerse a ellas. Esto es solo el principio de las desgracias, las cuales irán sucediendo de forma continuada en el pueblo, lo que nos hará preguntarnos por qué la joven no huye de allí con su amado. La respuesta la encontraremos magistralmente tejida en su último capítulo.

El desarrollo de los personajes es nulo. Son meras figuras que se mueven en un tablero de cruentas y originales escenas que harán las delicias del lector, habitual de este tipo de historias. La trama tiene un hilo conector entre capítulos, pero no avanza en una dirección concreta hasta casi el ecuador de la obra. Aunque realmente no importa. Es una serie que se lee por ver como nos sorprenderá de nuevo el dibujante japonés, que consigue hacernos reflexionar sobre la sociedad en la que vivimos a través de una premisa que puede parecer absurda si nos la cuentan, pero que está escrita con maestría.

El dibujo es la principal causa de su éxito (al menos, desde mi punta de vista). Nos regala múltiples momentos de horror que encierran un detallado trabajo que más de un fan querría tener colgadas como póster en su habitación . El capítulo 11, Placenta, es mi favorito, pues lleva el nivel de terror a unas cotas muy elevadas, sin caer en ningún momento en el gore. Además, se mantiene la intención de mostrar el terror en su máximo esplendor sin sucumbir a trucos baratos.

En definitiva, un manga muy recomendable para los fanáticos de este tipo de obras, además de ser el ideal para comenzar a leer a Junji Ito, pues es una de las más envolvente que posee. No se preocupen aquellos que no les guste ver escenas crudas, pues aquí no las encontrará, solo momentos horripilantes dibujados de tal manera que seguramente no podrán apartar la vista hasta ver todos los detalles de la construcción de la misma.

"Yo quiero escribir sobre el placer de dar una puñalada en una noche de lluvia, la locura del alcohol en la sangre y el miedo dulce que me reconforta”. Felix Francisco Casanova de Ayala

Lo último sobre Literatura

Ir a Top