La actividad fue promovida por Aqualia y el profesor de la ULL, Javier Martínez,  autor del proyecto. Foto: PULL

Estudiantes de Ingeniería Civil, en el depósito de agua desalada de Granadilla

Ingeniería y Arquitectura

Veinte estudiantes de Ingeniería Civil de la ULL visitaron recientemente el nuevo depósito comarcal de regulación de agua desalada de Granadilla de Abona. La actividad fue promovida por Aqualia, empresa encargada de la obra, y Javier Martínez,  autor del proyecto, director de obra y profesor de los alumnos en la ULL. La obra forma parte del Plan Hidrológico Insular desarrollado por el Consejo Insular de Aguas de Tenerife (CIATF), donde se recogen las infraestructuras necesarias para incrementar el abastecimiento de agua de mar desalada a la población debido a la progresiva disminución de recursos hídricos disponibles.

Esta obra permite el abastecimiento de agua desalada desde la estación desaladora de agua de mar de Abona a los núcleos de población de San Isidro y El Médano en Granadilla de Abona, y ha consistido en la ejecución de un depósito de agua compartimentado con una capacidad de almacenamiento de 2000 m3  y dotado con sistema de bombeo.

A comienzos del mes de septiembre de este año el CIATF propuso la recepción parcial de la instalación, de esta manera varios núcleos de población del municipio ya pudieron comenzar a abastecerse de 3000 m3/d  de agua desalada, mejorando así la disponibilidad de recursos tanto en cantidad como en calidad.

Esta jornada se desarrolló como un complemento perfecto para los estudiantes de Ingeniería, ya que visitar obras en fase de ejecución posibilita que entren en contacto con la realidad de su futuro, y les acerca al objetivo de lograr convertirse en profesionales de la obra civil. A la visita también asistieron los integrantes del equipo de trabajo del estudio Mareva, ingenieros que, coordinados por Javier Martínez, fueron los responsables del proyecto.

Lo último sobre Ingeniería y Arquitectura

Ir a Top