A finales de este siglo la temperatura media del Planeta aumentará tres grados centígrados. Foto: PULL

ULLPiensa aborda el otoño de la civilización ante el colapso ecológico

Medioambiente

El ciclo de reflexión ULLPiensa concluyó con una última sesión el jueves, 16 de junio. El evento contó con la participación de Yayo Herrero, investigadora sobre ecofeminismo y excoordinadora de Ecologístas en Acción, y Juan Bardera, guionista, activista y coautor del libro El otoño de la civilización. El evento recibió el nombre de este ensayo que recopila distintos artículos, elaborados conjuntamente con el científico Antonio Turiel, sobre la actual crisis energética y ecológica.

Según una encuesta realizada al equipo científico del IPCC, a finales de este siglo la temperatura media del Planeta aumentará tres grados centígrados. Bardera explicó que «si un cuerpo humano tuviese que soportar durante un tiempo prolongado 39 grados de temperatura, ¿qué le pasaría? Habría un gran fallo en su sistema». Además, apuntó que un 68 % de la fauna vertebrada está siendo exterminada en los últimos cincuenta años, en gran parte, «como consecuencia de la destrucción medioambiental en manos de los seres humanos».

Desde el punto de vista de Yayo Herrero, puede ser tratado de dos maneras: o se encuentra una forma de gestionar la problemática ecológica o habrá que conformarse con perder el Mundo tal y como lo conocemos. Algo que destacó Juan Bardera, ya le ocurrió a 26 generaciones humanas anteriores.

«Decrecimiento positivo»


El punto básico, contó la investigadora, es que se han generado economías que necesitan crecer de forma ilimitada, pero lo hacen en una superficie que sí tiene límites físicos. Para revertir esta situación, la principal propuesta de ambos fue el decrecimiento positivo: «Decrecer, por ejemplo, en contaminación o en microplásticos, es el único camino para cambiar la realidad».

Sin embargo, la propuesta parece no ser fácil de implantar. Se necesitaría reducir las desigualdades económicas y tener en cuenta el «pluriverso», es decir, no hay una solución única para todos los contextos, ni siquiera a nivel nacional. «No se puede abordar igual la problemática en Canarias que en Galicia, se debe contextualizar y para ello se necesita la colaboración política y social», comentó Bardera.

Los cambios sociales y el reto actual


Pero no sólo se trata de cambios políticos, la investigadora consideró que «la sociedad actual razona exclusivamente en términos monetarios en lugar de priorizar las necesidades humanas». Ambos coincidieron en que el poder de la inteligencia colectiva, el análisis de las necesidades reales de las personas o la reducción de desigualdades sociales son vitales para la transición ecológica.

Para Yayo Herrero, el reto recae en encontrar horizontes de deseo compatibles con la situación material actual: «Emplear los menos recursos, energías, materiales de la Tierra posibles y dedicar más tiempo en ver cómo nos podemos organizar». A lo que Juan Bardera añadió para concluir que «Einstein decía: quien tiene el privilegio de saber, tiene la obligación de actuar».

 

Lo último sobre Medioambiente

Ir a Top