Más del 40 % de la población global vive en lugares vulnerables al cambio climático. Foto: PULL

Una realidad que lleva a la involución

Opinión

En la actualidad existen varios problemas que afectan a la población como el cambio climático, la inflación de los precios o la inteligencia artificial. Llevamos años con algunas de estas cuestiones y aún no se cuentan con medidas eficientes y contundentes. Da la sensación en muchas ocasiones de que, en vez de avanzar y evolucionar, vamos dando pasos hacia un futuro poco esperanzador. No basta con que la gente sea consciente o que determinadas empresas o gobiernos tomen decisiones aisladas para paliar la situación. Estamos ante un escenario que concierne al conjunto de la humanidad.

En 2050, según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), la temperatura del Planeta podría subir hasta tres grados centígrados debido a la continua emisión de gases de efecto invernadero. Apoyar al mercado y comerciante local podría ser un pilar fundamental a la hora de evitar importar productos y disminuir la cantidad de CO₂ que se genera con el transporte de mercancía.

La inflación de los precios es algo preocupante y que se ha ido agravando en los últimos años con la pandemia del COVID-19 y la guerra entre Ucrania y Rusia. Hoy en día, la gente rica es más rica y la pobre, aún más. Qué bueno sería tener en la actualidad a un personaje como Robin Hood. Ese bandido justiciero que robaba a los que más tenían para dárselo a quienes en realidad lo necesitaban.

«El desarrollo y la evolución de la inteligencia artificial es una amenaza para muchos puestos de trabajo»

Lo más probable es que esta amplia distancia entre las personas se deba a lo que mueven hoy en día los negocios y el intercambio armamentístico (en su mayoría ilegal) entre las fuerzas más potentes a nivel internacional. La venta de armas por parte de países como Estados Unidos, la propia Rusia o Francia es un método eficaz para obtener grandes ingresos, aunque a su vez sirve para alimentar delitos y futuros enfrentamientos bélicos.

El desarrollo y la evolución de la inteligencia artificial es una amenaza para muchos puestos de trabajo. Aunque también pone en riesgo nuestra privacidad mediante el uso de la imagen personal en contextos no deseados como puede ser en la pornografía. Por otro lado, desde nuestros hogares y con un poco de conocimiento informático, podemos hacer mediante esta herramienta, diversas imitaciones u obras de película, que van desde una felicitación personalizada de nuestro cumpleaños con la voz de Leo Messi a la elaboración a través de una pequeña descripción de un cuadro solo a la altura de grandes artistas.

En definitiva, ante un futuro incierto lo único que tengo claro es que estamos avanzando a pasos agigantados hacia una humanidad cada vez más egoísta e individualista. Por lo que debemos reflexionar si en la realidad quizás no estemos evolucionando sino involucionando.

Lo último sobre Opinión

Vivir sin miedo

La violencia machista sigue siendo hoy un problema sin aparente solución. Las

Aullemos

Hace ocho años en el primer día de los Sanfermines una chica
Ir a Top