La OEA concluyó que hubo irregularidades en todos los procesos de las votaciones electorales bolivianas. Foto: PULL

Señor Morales, fue fraude electoral

Opinión

Bolivia se encuentra en una situación delicada. El pasado 20 de octubre, día de elecciones presidenciales, el sistema informático de recuento de votos se cayó. Antes de esto, la diferencia entre Evo Morales, líder de Movimiento al Socialismo (MAS), y Carlos Mesa, del Frente Revolucionario de Izquierda, era de siete puntos, lo que significada que había que ir a segunda vuelta.Cuando se restauró el sistema la diferencia aumentó al 10,1 %, resultado que favorecía a Morales y evitaba la segunda vuelta.

Además, empezaron a salir a la luz papeletas marcadas a favor del MAS y vocales pagados para cambiarlas. Esto ocasionó que muchos se cuestionen la legalidad de la victoria de Morales.

Es increíble como gran parte de los bolivianos se movilizaron a favor de la democracia defendiendo su derecho a voto. Con la presión el líder del MAS tuvo que ceder a una autoría externa llevada a cabo por la Organización de Estados Americanos (OEA). Los expertos de la OEA concluyeron que existía evidencia de listas de conteo falsas y de manipulación en el software que se utilizaba para transmitir las votaciones, que favorecían a Morales.

Sin embargo, el resultado de la autoría no gustó porque apoyaba la denuncia de la ciudadanía de que efectivamente se produjo un fraude. Las protestas pedían nuevas elecciones, sin la participación de Morales. Así, este renunció el pasado 10 de noviembre. Esta es la razón por la que se pasó de manifestaciones al grito de «Evo de nuevo, huevo carajo. Quién se rinde, nadie se rinde. No somo Cuba ni Venezuela» a «Golpe de Estado, que vuelva Evo». Por el contrario, este no pudo darse ya que las Fuerzas Armadas, no tuvieron voluntad de tomar el poder. Además el país se vio sumido en un vacío de poder durante dos días hasta que Janine Áñez, vicepresidenta segunda del Senado, fuera proclamada presidenta interina avalada por el Tribunal Constitucional Plurinacional. Esto demuestra que Morales no fue expulsado ilegítimamente de la presidencia.

Me duele pensar que hay gente poniéndose en peligro por ideas vacías propagadas por Morales. Cómo es capaz de apuntar que su exilio fue a causa de un golpe de Estado. Su renuncia la provocó él mismo. No puede decir que respetó la democracia porque esta le quedó grande. Recordemos que violó dos veces la Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia, que él mismo promulgó. En concreto se saltó el Artículo 168 en el que se establece: «El periodo de mandato de la Presidenta o del Presidente y de la Vicepresidenta o del Vicepresidente del Estado es de cinco años, y pueden ser reelectas o reelectos por una sola vez de manera continua». También, hizo caso omiso al referéndum de 2016 que llamó el propio gobierno para eliminar el límite constitucional de dos mandatos en el cual el pueblo votó en contra.

Luego, está la supuesta llamada del 15 de noviembre que realizó Morales a Faustino Yucra, dirigente cocalero buscado por narcotráfico, en la que le da órdenes. Entre ellas está la de no dejar que entre comida a las ciudades cercándolas por medio del bloqueo. Cómo puede ser esto posible cuando dos días antes en una rueda de prensa en México, donde se encuentra exiliado, hablaba de pacificar el país.

Está claro que el ansia de perdurar en el poder le jugó una muy mala pasada al expresidente Morales. En este punto, las iniciativas que tuvo en un principio y lo «bueno» que hizo por Bolivia quedaron relegadas. Pudo irse por la puerta grande pero prefirió culpar al «golpe de Estado» obviando que se produjeron elecciones fraudulentas.

Lo último sobre Opinión

Vale la pena

Llega un momento de la vida en el que el tiempo comienza

La manzana roja

¿A quién confiarías tu vida? Desde nuestra infancia nos han grabado a

Aún aprendo

El aumento de la población de edad avanzada acentúa la necesidad de
Ir a Top