Mascarillas y guantes, entre otros plásticos, aumentan la contaminación microplástica. Foto: PULL

Pandemia y otros infortunios

Opinión

La crisis provocada por la Covid-19 trajo consigo un sinfín de desgracias para nuestras sociedad: consecuencias económicas, sociales, psicológicas y, naturalmente, los fallecimientos que durante muchos meses fue difícil de controlar. Sin embargo, hay otra que está pasando desapercibida: el incremento de la contaminación debido al deshecho sin control de mascarillas, guantes y otros plásticos de un solo uso.

Las respuestas al virus han potenciado un aumento de la producción y el consumo de estos artículos. Y aunque han sido esenciales para proteger la salud de las personas, también han dado como resultado un aumento masivo de contaminación y basura. Un estudio de la Agencia Europea de Medioambiente sostiene que el efecto de la pandemia provoca altos niveles de gases de efecto invernadero y otras emisiones, y que ya daña a los ecosistemas y a los animales.

«Mascarillas y guantes se convierten en basura incontrolada por la irresponsabilidad de las personas»

Estas mascarillas y guantes se convierten en basura incontrolada por la irresponsabilidad de las personas. Se pueden encontrar en calles, ríos, playas, costas y en el mar. Entre los múltiples problemas están los peces, las aves y otros animales que pueden ingerir sus plásticos blandos y flexibles o que pueden enredarse con facilidad. También pueden romperse en pedazos más pequeños, contribuyendo así a la contaminación microplástica.

Cualquiera puede pensar que no hay tiempo para dedicarle a este asunto, pero después de dos años de pandemia y de lo que parece ser una tranquila vuelta a la normalidad, ya es hora de que nos sentemos y pongamos este tema sobre la mesa.

Lo último sobre Opinión

Too Good To Go

Una aplicación que utiliza la fuerza de todos los comercios para generar
Ir a Top