El territorio del municipio de Fuencaliente ha sido asolado varias veces por erupciones volcánicas. Foto: PULL

La ULL participa en el desarrollo del plan de actuación volcánica de La Palma

Sociedad

El Plan Insular de Actuación ante el Riesgo Volcánico de La Palma (Paivpal) ha iniciado su andadura, dentro de las acciones promovidas por el Cabildo de dicha isla para mejorar la seguridad, la prevención del riesgo de desastres y la gestión de las emergencias en la medida que exige la sociedad actual y la complejidad territorial de las Islas. En su desarrollo colaboran varias instituciones, con el apoyo de, por un lado, la Universidad de La Laguna a través de su Cátedra Reducción del Riesgo de Desastres. Ciudades Resilientes y, por otro, Cruz Roja Española, que desarrolla el encargo explícito de planificar la materia de albergue y abastecimiento.

El equipo de la cátedra universitaria está integrado por su director, Pedro Dorta Antequera, y colaboradores con experiencia en el desarrollo de planes de emergencia territoriales, como Jaime Díaz Pacheco y Abel López Díez. Al equipo se suman especialistas en vulcanismo histórico en Canarias como Carmen Romero Ruiz, que asume la dirección del proyecto, y Cayetano Guillén Martín. También participan jóvenes investigadores en formación con experiencia en el desarrollo de este tipo de planes, como José Ángel Rodríguez Báez y Raquel Perestelo Abreu. Todos ellos, vinculados al Departamento de Geografía e Historia de la Universidad de La Laguna.

La Ley 17/2015, de 9 de julio, del Sistema Nacional de Protección Civil contempla, entre otras cuestiones, la elaboración de planes especiales, entre los cuales uno de los indicados es referido a Emergencia Volcánica, que además debe tener su plan homónimo a nivel autonómico, y de manera expresa para Canarias, donde este riesgo tiene carácter latente.

El Gobierno de Canarias aprobó su primer Plan Especial de Protección Civil para la Emergencia Volcánica en 2010 (Pevolca), que tras algunas pruebas de aplicación, entre la que destaca la gestión de la emergencia en la isla de El Hierro en 2011, ha sido actualizado a una nueva versión aprobada en 2018. Dentro de este sistema de planificación, los planes locales de actuación volcánica insulares y municipales son claves y estratégicos para la gestión de este tipo de emergencias.

Revisión del plan de actuación


El Cabildo de La Palma, que había iniciado el proceso de revisión de su actual Plan de Emergencias Insular (PEIN), decidió también embarcarse en la redacción del Plan Insular de Actuación Volcánica de La Palma (Paivpal) a mediados de 2018, consciente de la alta latencia del riesgo volcánico en la Isla, señalada en el propio Pevolca y confirmada por la ciencia en este campo. Una reciente serie de eventos sísmicos de baja intensidad terminaron de confirmar la necesidad de poner en marcha todos los mecanismos de preparación que estén al alcance de todas las administraciones.

El Paivpal se está desarrollando de manera que cumpla estrictamente con los contenidos mínimos que exige el Pevolca y el Sistema de Protección Civil vigente pero, además, incorpora mejoras e innovaciones, muchas de las cuales se encuentran indicadas por instituciones internacionales como la Oficina de Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (Unisdr).

Funciones


Una de ellas es la propia participación de distintas instituciones en desarrollo del plan, pero alguna más concreta puede ser el de las funciones de los órganos del Paivpal. Éstas se han detallado para las diferentes situaciones de emergencias reflejadas en el semáforo volcánico, es decir, no sólo están referidas al momento de la emergencia, sino al antes, durante y después de la misma. De este modo, se organiza también el subplan general de evacuación, donde el Cabildo tendrá gran protagonismo, no sólo aportando medios y recursos, sino incluso gestionando la emergencia a través del Paivpal, en las fases y el nivel correspondiente que se encuentre activado en la emergencia, tal y como indica el Pevolca.

En Paivpal será el documento que preverá el marco orgánico-funcional y los mecanismos que permiten la movilización organizada de recursos humanos y materiales necesarios para la protección de personas y bienes, en el marco de una emergencia volcánica en la Isla, así como la definición del modo en que se coordinará con otras administraciones durante las distintas fases y niveles de la emergencia.

Actualmente, el documento se encuentra en su fase final y se planifica su envío al pleno para su aprobación y envío a homologación durante los próximos meses. En este momento, se está redactando el subplan de comunicación a la población, así como el capítulo de implantación, a través del cual se establecen los tiempos y la forma en que el plan debe ser entrenado, sobre todo en lo que se refiere a procesos de información, formación, adiestramiento, preparación de recursos, etc. los cuales se desarrollan principalmente en situaciones de calma eruptiva, prealerta o semáforo verde.

Lo último sobre Sociedad

ApS: aprender haciendo

Las metodologías aplicadas en las aulas universitarias resultan cuestionables para parte del
Ir a Top