El cuarenta por ciento de las personas que sufren soledad no deseada tiene menos de 34 años. Foto: PULL

La soledad

Opinión

La soledad es una palabra que, con solo pensarla, produce inquietud. Es el gran miedo de muchas almas. Hace unos años me daba vergüenza estar sola. No podía sentarme en una cafetería ni darme un baño en la playa si no estaba acompañada. No fue hasta que me detuve a reflexionar y me pregunté qué significaba. Al indagar sobre el tema descubrí que no se limita a estar sola físicamente, sino que también puede referirse a una sensación de aislamiento emocional. Sin embargo, me sorprendió no encontrar muchas experiencias compartidas sobre este tema, ya que parecía algo tabú del que pocas personas se atrevían a hablar. Ahora, con el auge de las redes sociales, ha ganado más visibilidad.

El cuarenta por ciento de las personas que sufren soledad no deseada tiene menos de 34 años, según el Observatorio Estatal de la Soledad no Deseada (SoledadES). El estudio determina que afecta más a las mujeres que a los hombres. «El impacto en la mortalidad de estar socialmente desconectados es similar a fumar quince cigarrillos al día», afirma Vivek Murthy, médico estadounidense y vicealmirante del Cuerpo Comisionado del Servicio de Salud Pública de los Estados Unidos.

«Estar socialmente desconectados es similar a fumar quince cigarrillos al día»

Lo difícil es querer ser escuchada y sentir que no hay nadie a quien le importe escucharte. Lo complicado es creer que no te hace falta nadie o que comunicarse no es esencial para ti. Lo confuso es cuando quieres recuperarte y sientes que cuanto más te esfuerzas, más te hundes y dejas de luchar. Lo complejo es preguntarte por qué tu alma se siente aislada del resto.

Experimentar te brinda la oportunidad de conocerte en un nivel más profundo. Aprendes a escucharte y a encontrar un espacio de calma donde puedes relajarte. Encuentras los motivos que te hacen ser diferente, excepcional o especial. En la individualidad, si estás agotada mentalmente o te sientes como si estuvieras en la nada con un vacío inexplicable, como si no existieras, sin ánimos y desconcentrada, tómate ese tiempo para no hacer nada. Está bien, es parte del proceso.

En lugar de temer a la soledad podemos abrazarla como una oportunidad para crecer, sanar y florecer.

Lo último sobre Opinión

Un amor inimitable

En estos últimos días la clínica de Marbella 'Overclone' ha atraído la

Videojuegos gratis

El cambio de paradigma está provocando una ruptura entre el modelo tradicional

Lamine Yamal

El debut histórico del jugador español en la Eurocopa, dejó maravillado al
Ir a Top