Caballos, animales como terapia curativa con personas. Foto: PULL

¿Hipocresía o ignorancia?

Opinión

En uno de los programas de MasterChef, emitido por  La 1 de Televisión Española, Daniel, uno de los concursantes, obligó a su compañera Ofelia a cocinar carne de caballo, cuando ella había expresado en repetidas ocasiones que ese animal era muy importante para ella y era la única carne que no iba a usar durante el programa. Ofelia explicó que, gracias a la terapia realizada con los caballos, había superado distintos problemas durante su infancia y aún así fue presionada a cocinarlo.

Según un estudio de la consultora Lantern, el 10 % de la población en España tiene una alimentación principalmente vegetal, es decir, que aproximadamente el 90 % de los españoles comen carne; una diferencia abismal tras tanta información que ha golpeado nuestra sociedad rodeada de fabricas de matanza; fabricas que agotan los medios naturales sin importar las consecuencias futuras y el maltrato animal que esconden. Pero el caballo no es el único animal que sufre a causa del ser humano, porque España es el segundo país de la Unión Europea en el sector del cerdo, con instalaciones donde confinan y alimentan a estos animales de forma intensiva, que suponen el 84 % de las 86 641 granjas registradas en España por el Ministerio de Agricultura.

«Las madres dan a luz en pequeñas jaulas de metal donde casi no pueden moverse para atender a sus crías»

Igualdad Animal es una organización internacional que trabaja con gobiernos y empresas que pretenden acabar con la crueldad de los animales de granja. Explica que, sobre todo, las cerdas «son inseminadas artificialmente durante toda su vida y pasan la mayor parte del tiempo en jaulas tan pequeñas que no les permiten ni darse la vuelta. Las madres dan a luz en pequeñas jaulas de metal donde casi no pueden moverse para atender a sus crías».

La necesidad de comer carne siempre ha estado presente en la vida humana y en España comemos más de 51 kilos por persona al año, por no mencionar la explotación que existe para conseguir estos recursos y como esto afecta gravemente al medioambiente. ¿Alguna vez nos hemos cuestionado por qué un tipo de carne sí y otra no?

El perro es un animal que muchas veces consideramos parte de nuestra familia. Seríamos incapaces de hacerle daño, pero en muchas zonas del Mundo como en Asia, es comestible. O en la India, que el 80 % de la población es hinduista, para ellos la vaca es un animal sagrado y, aun así, en muchas otras partes, como en Europa, nos alimentamos de él. Quizás puede ser hipocresía porque uno es doméstico y el otro salvaje, o quizás ignorantes y no entendemos que ambos siguen siendo seres vivos que sienten y padecen.

Lo último sobre Opinión

Las redes sociales han cambiado y la forma de usarlas también. Foto: PULL.

Una ola negativa

Las redes repercuten en muchas ocasiones de forma negativa sobre los deportistas,
Ir a Top