Una prenda de colección del nuevo álbum. Foto: A. Collado

El nuevo enfoque de Cruz Cafuné

Opinión

La música urbana ha experimentado un auge indiscutible en los últimos años y Canarias no ha quedado al margen de esta tendencia. En medio de este panorama emergente destaca Cruz Cafuné, un artista que ha logrado cautivar a la audiencia con su estilo único y letras sinceras. En su último disco, titulado Me muevo con Dios, el talentoso tinerfeño demuestra su relevancia en la música canaria al consolidarse como una figura destacada en la escena local y trascender las fronteras del Archipiélago. El álbum se presenta como un viaje introspectivo compuesto por 23 canciones que exploran sonidos innovadores.

Desde las primeras notas, te sumerges en un universo musical cargado de matices y emociones: «Vivo por ti y mis bros, muchas gracias, Dios». Además, una característica distintiva del proyecto es la atmósfera marina que lo envuelve, haciendo alusión a la relación del artista con ese entorno. Esto se hace evidente en el último tema, donde se incluye una nota de voz de su madre diciéndole: «Pareces un tiburón que no para porque si no se muere».

«Un movimiento de las ocho pa las ocho»

A medida que avanza el disco, se aprecia la madurez artística de Cruz Cafuné, quien ha logrado plasmar su crecimiento personal y su evolución musical después de trabajos anteriores como Maracucho Bueno Muere Chiquito, Moonlight922 y Visión Túnel. En esta ocasión, el artista se aventura en terrenos desconocidos fusionando elementos del trap, el R&B, el pop y otros géneros, mostrando su versatilidad y capacidad para experimentar con diferentes estilos.

Este esperado trabajo discográfico ha dejado una huella imborrable en la escena urbana de las Islas. El éxito de Cruz Cafuné, también conocido como Carlos, Cruzzi o Sibi, entre otros, ha influido en el surgimiento de otros talentos en la música urbana canaria, entre ellos Quevedo, Juseph y La Pantera.

A pesar de ellos, las redes sociales y los medios de comunicación tratan de generar rivalidad entre Carlos y Quevedo, un artista grancanario que ha irrumpido con fuerza en el panorama musical urbano. Es importante destacar que ambos artistas han colaborado en varias ocasiones y han dejado claro que no existe una competencia directa entre ellos.

En el último tema del álbum, Cafuné lanza un mensaje: «Los debates de quién es mejor, si yo o Quevedo, los declaro muertos, gana el movimiento, de las ocho pa las ocho, ¿qué fue lo que no entendieron?». De esta forma, deja claro que el movimiento va más allá de los números y las comparaciones superficiales.

«A veces Dios castiga dándote lo que deseas»

Asimismo, las temáticas han cambiado. Si bien en trabajos anteriores abordaba temas relacionados con la vida en la calle y las experiencias cotidianas, en esta ocasión se adentra en aspectos más profundos de su interioridad y reflexiones personales. Las letras se vuelven más introspectivas y poéticas, mostrando una vulnerabilidad que conecta profundamente con el público. «A veces Dios castiga dándote lo que deseas».

En conclusión, el último disco de Cruz Cafuné representa un paso significativo en su carrera artística. Su capacidad para experimentar con diferentes géneros y sonidos, así como su habilidad para transmitir emociones auténticas a través de sus letras, lo convierten en un referente en la escena musical actual.

Lo último sobre Opinión

Vivir sin miedo

La violencia machista sigue siendo hoy un problema sin aparente solución. Las
Ir a Top