El fútbol y el dinero

Opinión

Ayer mientras comía con mi familia salió el tema por excelencia: el fútbol. De lo que siempre se habla cuando no se sabe qué decir y sobre lo que muchos opinan por opinar. Concretamente empezamos a comentar los elevados sueldos que ganan los futbolistas profesionales. De millones iba la cosa. «¡No es justo que ganen más que un médico o un cirujano que salva vidas!», se dijo en un momento dado. Ahí llegó el debate. ¿Es justo o no?

Hoy en día el fútbol mueve la economía de una manera monstruosa. Entre camisetas, sudaderas, botas o entradas se obtienen dinerales. Un dato curioso es que tras el traspaso de Neymar al París Saint-Germain (PSG) se vendieron 120 000 camisetas en un mes, lo que rondaría los 12 millones de euros. Si solamente en un jugador se obtuvieron esas cifras, si le sumamos la compra de las demás camisetas, aunque sean menores, os podéis imaginar de las cantidades de las que estamos hablando.

Pero, si ellos generan este dinero, ¿por qué no son justos merecedores de llevárselo? Entonces, ¿a dónde debería ir destinado si no? Por otro lado, como siempre ocurre al hablar de este asunto, salió el tema de que muchos de ellos a pesar de ser multimillonarios no usan su poder adquisitivo para ayudar a los demás. Pero, ¿acaso nosotros ayudamos? Sería injusto culparlos a ellos de algo que la mayoría de nosotros no pone en práctica. No hace falta tener mucho para poder dar. En la actualidad se puede colaborar de muchas maneras: donando comida, sangre, ropa, yendo de voluntariado a hospitales, albergues, asociaciones. ¿Lo hacemos? Seguramente no.

Donaciones


Luego está la otra cara de la moneda. Si donan es normal que lo hagan porque ellos tienen y nosotros no. O el típico comentario: “lo hacen para lavar su imagen”. La verdadera cuestión no es el por qué lo hacen, sino la acción. Están mejorando la vida de alguien, al que nosotros sea por la cuestión que sea no podemos ayudar. ¿Dónde está lo malo?

Poco a poco son más los que se animan a colaborar. Hace unos meses Juan Mata, jugador del Manchester United, creó la fundación Common Goal. Que consiste en que futbolistas de todo el mundo se comprometan a donar el 1 % de su sueldo para destinarlo a fines caritativos. Puede parecer un bajo porcentaje, pero son grandes cantidades de dinero.

No tienen la obligación de participar en estas causas, son libres de hacer con su renta lo que quieran. Si lo hacen es de valorar, no de juzgar. Al fin y al cabo, el deporte rey ayuda más de lo que pensamos.

Lo último sobre Opinión

Las redes sociales han cambiado y la forma de usarlas también. Foto: PULL.

Una ola negativa

Las redes repercuten en muchas ocasiones de forma negativa sobre los deportistas,
Ir a Top