Agustín Espinosa, biólogo marino por la ULL y técnico del Cabildo de Tenerife. Foto: P. H.

«A finales de año, si se vierte agua al mar en Güímar, será depurada» 

Ciencias

Agustín Espinosa es biólogo marino por la ULL, especializado en pesca profesional y acuicultura, y experto en los espacios marinos protegidos de Tenerife. Gran parte de su trabajo está relacionado con la divulgación y conservación del medio ambiente y los ecosistemas marinos de Canarias, destacando la propuesta de creación de dos reservas marinas de interés pesquero en las zonas de Teno y en Anaga. Espinosa ejerce de técnico en la Unidad Orgánica de Pesca en el Cabildo Tenerife. Además, es el impulsor de Aula del Mar, un conjunto de charlas didácticas que abordan temas sobre la biodiversidad y el medio ambiente marino.

¿A qué especies se dedica y por qué? «Trabajamos en la unidad orgánica de pesca con todas las especies de interés pesquero en Canarias. Pero entendemos que la pesca engloba todo un ecosistema donde se desarrolla esa actividad marina, englobando especies como algas, diversos tipos de mamíferos, tortugas y, en general, todo el ecosistema marino. Por ello, trabajamos intensamente en la creación de dos grandes reservas en Teno y Anaga, para que así exista una protección holística de los ecosistemas».

¿En qué se basa el proyecto Azul Marino? «La idea surgió de unas jornadas que hacíamos el alumnado de la Facultad de Biología cuando yo estudiaba, llamadas Azul Marino, y se basaban en llevar los ecosistemas marinos de Canarias a tierra a través de grandes acuarios. Para reproducirlos, cogíamos los medios de la naturaleza y las especies marinas que hay en ellos para ponerlos en los recipientes. Por ejemplo, un fondo rocoso con algas. Fue muy interesante. Luego, cuando trabajaba en el Cabildo, se me ocurrió que podía ser una buena alternativa para que la población de la Isla conociese su entorno marino, y lo reprodujimos de nuevo».

«Las personas que iban a la exposición del acuario desconocían absolutamente el medio marino canario»


Usted es el impulsor de Aula del Mar, unas charlas didácticas en colegios sobre la biodiversidad y el medio ambiente marino. ¿De dónde surge esta idea? «Aula del Mar surgió de Azul Marino, ya que detectamos que esas personas que iban a la exposición del acuario desconocían absolutamente el medio marino canario. Veían un peje verde y pensaban que era un pescado de acuario tropical, o quizás una fula negra, y se sorprendían. Entonces nos dimos cuenta de la necesidad de que las personas tuvieran más conocimiento sobre el medio marino canario, concretamente en Tenerife, y pensamos que hacer charlas didácticas en los colegios era una buena forma de conseguirlo».

Usted fue concejal del Ayuntamiento de Candelaria. ¿Desde cuándo formó parte de él y a qué se dedicó? «Fui concejal durante cuatro años, hasta la candidatura anterior, con el partido Sí Se Puede como oposición. Mi trabajo consistía en fiscalizar lo que realizaba el grupo de gobierno, especializado en cuestiones de pesca y biología marina, pero también de contaminación y afecciones marinas. De esa época me quedo con lo más positivo de toda la gestión que realicé, que fue el promover, insistir e impulsar la depuración de aguas residuales urbanas e industriales, tanto de Candelaria como del Polígono Industrial de Güímar. El resultado es que esta labor en las zonas urbanas comenzará a funcionar a finales de este año. Para mí ha sido un orgullo trabajar en ello y que por fin, en Güímar, después de cuarenta años, si se vierte agua al mar, será depurada».

Agustín Espinosa coordina folletos y cómics sobre el medio marino con el Cabildo del Tenerife. Foto: P. H.

¿Qué puede contarnos sobre su coordinación en la edición de varios cómics y folletos educativos con temática marina? «A través de las charlas de Aula del Mar, nos vemos en la posición de que si vamos a los colegios a dar charlas, lo que le podemos enseñar al alumnado es limitado. Por ello, hemos realizado el diseño de algunos cómics donde resumimos algunos temas importantes para el consumo responsable de productos pesqueros y para la pesca artesanal. La opinión del profesorado de los colegios a los que vamos a realizar las charlas es que los menores no montan escándalos durante ella. Esto significa que hemos sido capaces de llamar su atención, de llevarles algo que les interesa y, además, de enseñarles algo que desconocían. Si con estas charlas conseguimos que el alumnado se ponga unas gafas y un tubo para descubrir el medio ambiente marino, y que a raíz de ahí lo protejan y se preocupen por él, estamos más que felices

«Muchas veces entendemos que enseñar las cuestiones de las maravillas que hay en Tenerife va a ser que en un futuro las defiendan»


«Educar es preservar» es una frase que ha mencionado en repetidas ocasiones. ¿Por qué es importante para usted? «Porque, efectivamente, es la clave para el futuro de las personas que viven en este Planeta, y que sean conscientes de lo frágil que es, pero también de lo inmensamente hermoso que es y de todo aquello que tenemos a nuestro alcance. Simplemente yendo a un charco se puede disfrutar de las pequeñas cosas, pero a menudo la gente no lo ve, y como no sabe que están ahí, no las defienden. Muchas veces entendemos que enseñar las cuestiones de las maravillas que hay en Tenerife va a ser que en un futuro las defiendan y quieran mantenerlas para que también sus descendientes las puedan disfrutar».

Lo último sobre Ciencias

Ir a Top