Cuestión de raíces

Cultura / Ocio

La joven canaria Thalía Bello conforma junto a su compañero, Iván Machín, el dúo musical Tagoror del Folelé. Después de presentarse tantos años con el nombre de Thalía Bello, estos dos músicos han decidido renovar su identidad.  Aprovechando su procedencia y con un nuevo estilo más exótico, han vuelto a los escenarios de la isla de Tenerife. Thalía empezó en el mundo de la música a  los 15 años,  pero desde que tiene uso de razón recuerda mil momentos musicales. En el 2015 se subió al escenario con las K-Narias para la gala de elección de la Reina Infantil del Carnaval. Ahí fue cuando comenzó todo:  «Empecé a salir en más bolos y a escribir. La gente me llamaba más… Fue un momento bastante álgido en mi vida. Pero bueno, el éxito depende de cada persona. Para mí es disfrutar y ver que lo que haces, tiene una respuesta”.

Hace poco te estrenaste con tu compañero Iván Machín como Tagoror del Folelé. ¿Qué misterios se esconden detrás de este nombre tan peculiar? “Tagoror del Folelé son palabras guanches. Más concretamente, Tagoror, significa lugar de reunión y, la segunda, es insecto. La razón de utilizar esta palabra es porque el folelé marcó bastante mi infancia. La verdad es que siempre van a un lugar que suelen ser los estanques de agua. Allí los veía. Venían solos para luego reunirse. Es un poco la metáfora de lo que nosotros queremos hacer: coger música de diferentes partes del mundo (que serían los folelés) que se vienen a reunir en un mismo punto”.

Has adoptado un sonido más exótico, ¿qué te ha influenciado para llevar a cabo este cambio? “El tema del folclore me lo ha transmitido mi compañero Iván Machín, ya que él está muy involucrado en ese género. Ahora resulta que es lo que más me representa y después de un proceso de casi 3 años buscando mi sitio y el lugar donde yo me siento bien, lo he encontrado”.

¿Se presentan muchas dificultades a la hora de querer tocar en directo en un local? ¿Cuáles? “Muchas. Sobre todo existen dificultades en el sentido del vacío legal que hay entre los artistas y los locales. He llegado a tocar en bares en los que no se puede entrar hasta que cumples la mayoría de edad y, aun así, no te ponen pegas para ello”.

“Estoy orgullosa de las mujeres que han salido adelante que no les ha parado nadie y no les ha hecho falta ninguna industria para dedicarse a la música”


¿Tenerife se te queda pequeño a la hora de querer afrontar o llevar a cabo más proyectos? “Canarias en general se queda muy pequeño en el sentido de que hay pocos locales y mucha demanda… Lo bueno es que gracias a las redes sociales podemos conectar con otras personas. Un claro y reciente ejemplo podría ser Gamoralarte, un pianista de Candelaria que conocimos por Instagram y con el que hemos tenido el placer de trabajar varias veces”.

¿Crees que se le trata distinto a la mujer en la industria? “Sí. Esto lo he pensado muchas veces. Se nos trata distinto porque, sinceramente, veo que el hombre tiene mucha más salida en la música ya que los chicos jóvenes, sobre todo, tienen esa facilidad de tener mucho público femenino que les compren. A pesar de todo esto, estoy orgullosa de las mujeres que han salido adelante que no les ha parado nadie y no les ha hecho falta ninguna industria para dedicarse a la música como, por ejemplo, Rozalén”.

¿Crees que parte del poco reconocimiento que reciben las mujeres en la música es culpa de ellas? “No es culpa de nosotras. Es culpa de la sociedad machista en la que estamos sumergidas, aunque si es verdad que, poco a poco, vamos mejorando. Quedan muchas cosas por pulir pero vamos en la buena dirección”.

¿Ha vivido alguna situación machista dentro de la profesión? “Me ha pasado que en ciertos locales me han dicho algún que otro comentario como por ejemplo: ‘como eres guapita, seguramente vas a vender entradas muy fácil’. Obviamente, mi cara cuando me pasó eso, que encima estaba empezando, era un poema”.

«Creo que le público no sabe todo lo que hay detrás de una actuación»


¿Crees que el público en general valora poco la labor de artistas/músicos? “No es que no lo valore, es que creo que no saben todo lo que hay detrás. Lo puedes decir pero tal vez no son lo suficientemente conscientes o no están lo suficientemente informados de todo el proceso que hay. La mayoría de los que estamos empezando lo hacemos todo nosotros y no una empresa”.

¿Qué planes de futuro tienen en mente? “Queremos grabar una maqueta, colaborar con otros artistas, viajar por el mundo, visitar nuevos lugares y descubrir nuevos estilos y fórmulas. Creo que es necesario seguir descubriendo y estudiando… No me refiero con esto únicamente a coger un libro, si no a aprender de otras personas, que es muy importante. En resumen: seguir creciendo como artistas”.

Escribiendo canciones entre otras historias. Detrás de la máquina de escribir o entre las teclas blancas y negras de un piano. El que lo intenta, también gana.

Lo último sobre Cultura / Ocio

Ir a Top