La presentación será hoy a las 19.00 horas en La Laguna. Foto: PULL

Covadonga García y Alba Sabina presentan sus obras en la Fundación Mapfre

Literatura

Las escritoras Covadonga García Fierro y Alba Sabina Pérez presentan hoy 14 de febrero a las 19.00 horas sus nuevas obras conjuntamente en la Fundación Mapfre de La Laguna y mañana viernes 15 en la sede de Las Palmas de Gran Canaria a la misma hora dentro de la Jornada Día de las Letras Canarias 2019. Sus obras, La mujer locaEl año rojo, respectivamente, ahondan en distintas temáticas como ‘yo poético’ y la locura donde las mujeres toman el papel protagonista y se echan a la calle a clamar las letras que estas dos jóvenes autoras les han insuflado.

Alba Sabina ganó la última edición del Premio de Poesía Pedro García Cabrera, convocado anualmente por la Fundación CajaCanarias, con la obra Zonas de incertidumbre donde hacía un recorrido por las distintas versiones y miradas de sí misma en los distintos lugares que ha visitado. Y ahora se adentra en sus inquietudes y virtudes con su nuevo poemario. Este está dividido en dos partes: la primera se centra en los personajes secundarios de obras literarias y cinematográficas que han perdido su voz tras el inexorable paso del tiempo. Casi siempre mujeres, busca en ellas el pálpito que dejaron entre las líneas donde nacieron y les da una nueva voz, así se convierte en un descubrimiento para el lector que no las conocía y en un reencuentro con quienes las conocía.

Mientras, la segunda parte, Los ojos de ciervo, se reserva para la cotidianidad que alberga la autora. Su yo escribe en esta parte más emocional que habla sin juicios ni prejuicios. Como lo califica su compañera Covadonga Fierro, se trata de la «parte emocional en donde habla de sí misma».

Covadonga García


La filóloga no es la primera vez que se pone ante el público para darles a conocer un nuevo miembro de su familia literaria. Tras Genética del llanto, continúa hacia una obra de relatos cuyo hilo conductor es la locura que une la historia de tres mujeres en cuyas vidas la vesania se aloja.

El primero de los cuentos se titula El corazón de los lobos. En palabras de la escritora, este es el más oscuro, quizá, y alude a la frase del filósofo Francis Bacon cuando decía que «el hombre es un lobo para el hombre» puesto que a veces «podemos llegar a unos límites muy salvajes como personas mientras que los animales a veces son capaces de demostrar una humanidad y amor que no apreciamos». Su protagonista es una mujer víctima de maltratos por parte de su pareja con la que comparte cuatro hijos, dos de la relación anterior y dos de la actual. Y a raíz de los gritos, del dolor, del postrauma que acontece en estos casos, se ve como merecedora y culpable de estos ataques que van engendrando en ella una desesperación muda.

El segundo relato que compone el libro es  La mujer de la ermita. Una historia que bebe de los antepasados de García en su tierra natal, Asturias. Trata sobre una mujer que durante la Guerra Civil perdió a su amor, un maquis que huye de la muerte por ser republicano. No obstante, una vez al año bajo los farolillos que alumbran las calles de las fiestas en honor a la Virgen de la Soledad de la aldea de Sangreña desciende hasta el baile disfrazado para bailar con su novia. Hasta que en una de estas la policía lo coge y se lo llevan, quedando esta mujer recluida durante el resto de su vida en casa con su madre vestida de luto. En el pueblo quedó la leyenda de la mujer loca, huraña, que vivía encerrada… Hasta que un día, un niño logra hablar con ella.

Y por último, cierra el ciclo Bar Ángela con la declaración de un hombre que entra a un bar: «Me han dicho que cuando salga del hospital venga a este sitio y diga que me han dado el alta». Habiendo rebasado la leucemia, el dueño del establecimiento acoge al personaje y lo agasaje con bebida y comida. ¿Por qué?, se pregunta. Antes que él, su compañera, enferma y fallecida por la misma enfermedad, dejó a cuenta que acogieran a todos aquellos que dijeran esas mismas palabras. Un cuento agradable, empático, amable como una tarde al sol, donde la locura que hace que nos entendamos brilla por su paz.

Estudiante de Periodismo en la Universidad de La Laguna. Escritora compulsiva con debilidad por los gatos. Suelo perderme y encontrar lugares nuevos. ¿Un verso?: "Algún día seré todas las cosas que amo", Luis Cernuda.

Lo último sobre Literatura

Ir a Top