Conseguir trabajo hoy en día es tardea ardua para quien demanda un primer empleo. Foto: PULL

Una aguja en un pajar

Opinión

Conseguir un trabajo con las cifras del paro actuales en España es como encontrar la aguja del pajar de la que tanto habla el refranero español: algo prácticamente imposible que solo consiguen algunas personas. Para ello, la mayoría se ha preparado estudiando las diferencias que pueden darse entre el heno y el fino metal de la aguja escondida. También habrán podido entender que, si la aguja no se encuentra en una zona determinada, deberán buscar en zonas diferentes del pajar para poder ubicarla.

Entre los almiares se mueven diversos perfiles unidos por dos cuestiones. La primera de ellas es evidente: encontrar la aguja antes de que la encuentre alguien más. La segunda, sin embargo, suele pasarse por alto cuando te acostumbras a desplazarte de un pajar a otro: han tenido la posibilidad de entrar en ellos y no quedar en exclusión debido a su falta de experiencia.

Y es que para poder conseguir un puesto en el que no triunfe la precariedad laboral y la remuneración económica del personal corresponda con su esfuerzo y sus horas de dedicación, piden que, como mínimo, hayas trabajado con anterioridad y poseas una experiencia que solo se gana ejerciendo un puesto de trabajo.

«La tasa de desempleo juvenil es aproximadamente algo más del doble de la tasa de paro general»

Y es que las cifras recogidas en junio de 2022 por las Encuestas de Población Activa (EPA) en España rondaban entre las 843 400 personas sin empleo, centrando estas cuentas únicamente en jóvenes de entre 16 y 24 años. Además, debemos tener en cuenta que la tasa de desempleo juvenil es aproximadamente algo más del doble de la tasa de paro general del conjunto de la población en edad laboral según datos proporcionados por la Secretaría del Estado de Empleo y Economía Social del Gobierno de España.

Si ya es complicado encontrar un trabajo teniendo la preparación y la experiencia necesaria para ejercerlo, imaginémonos lo duro que es para la juventud actual introducirse en un mercado laboral en el que la competencia está más activa que nunca y en el que se les pone numerosos y arduos obstáculos para poder alcanzar la línea de meta.

Actualmente, con la situación socioeconómica en la que nos encontramos, los precios de los alquileres, la gasolina o los alimentos crecen a velocidades vertiginosas. Y para poder hacerle frente a este problema es necesario contar con una fuente de ingresos fiable que impulse a la juventud a desarrollar su independencia y no fomentar su demora.

Todo empieza por el principio y para que el personal más reciente del mercado de trabajo pueda pasar a serlo, debe ocurrir un fenómeno tan simple y básico como la oportunidad. La mayoría cuenta con una grandísima formación y la capacidad suficiente como para poder ejercer cualquier empleo, pero debemos darles la posibilidad para que puedan hacerlo con la misma facilidad que el resto de profesionales.

Lo último sobre Opinión

Reyes de Europa

Con una mezcla de veteranía, como Jesús Navas, y juventud, con el
Ir a Top