La Librería de Mujeres de Tenerife se suma a la literatura infantil

Sociedad

La librería de Mujeres de Tenerife amplía su negocio con una sección infantil donde abarcan desde los cero años hasta los 17, con una gran variedad de temáticas y estilos para que las personas más pequeñas de la casa se sientan representados con la literatura. El establecimiento consta de dos plantas. Una zona de adultos con poesía, narrativa, novelas y, por supuesto, relatos escritos por mujeres, y otra en la parte baja del local, ya que vieron la necesidad de crear una zona infantil donde reflejar un mundo ideal para los infantes, sin violencia y desigualdades, sin diferenciar por sexo, raza o capacidades.

Mase, junto a su hermana Izaskun, son las propietarias y creadoras de la librería en la que incluyen narrativa de autoras, ensayos feministas, cuentos coeducativos, poesías, literatura y ensayos LGTBIQ+. Las hermanas se consideran amantes de la lectura gracias a su madre, que también lo era, y les inculcó el amor por las letras.

Un club de lectura infantil


Además, han iniciado un club de lectura infantil y también dirigido a adolescentes, porque ya existía el club de lectura adulto y decidieron hacer lo mismo pero para los más pequeños, donde compartir lecturas y que ellos mismos las narren y ellas leérselos. «El año pasado realizamos un taller con niños y niñas de 5 a 7 años y fue una experiencia maravillosa», explica Mase con una sonrisa.

La sección infantil tiene una amplitud de géneros como ciencia, fábulas, mitos, leyendas y cuentos que ayudan a entender su propio cuerpo o emociones, incluso libros para interactuar con él, como Una idea, de Herve Tullet o ¿Por qué lloramos? de Fran Pintadera y Ana Sender. También libros para adolescentes que necesitan un poco más de intriga y complejidad, como Los superpoderes del arte de Brianda Fitz, James Stuart y Pedro Calleja. Es necesaria una igualdad en el mundo de la literatura porque sigue habiendo discriminación durante la infancia y adolescencia y creo que la lectura los puede ayudar a abrirse», asegura Mase.

Lo último sobre Sociedad

Ir a Top