Casi el 50 % de la población femenina mundial se muestra interesada en el deporte. Foto: PULL

El silencio de los deportes femeninos

Opinión

Inconscientemente creemos que el fútbol, por ejemplo, es un deporte de hombres y que son estos quienes dominan el mundo de las actividades que conllevan a un mínimo de fuerza humana.  Los estigmas, estereotipos y juicios que nos inculcan nos forman como personas a largo plazo y es triste ver cómo hay personas que todavía siguen con esa retrógrada mentalidad. La mayoría de veces vemos cómo son los hombres quienes acaparan las primeras páginas de los periódicos cuando logran algo. Pero cuando una mujer obtiene un récord, algo extraordinario y hace historia, no se le da la suficiente importancia.

¿Cuántas veces has visto el reconocimiento de una mujer en los medios de comunicación? ¿Y los de un hombre? Creo que la respuesta es obvia. No se trata de mostrar más lo que hacen las mujeres, sino de igualdad.

Sin irnos tan lejos, una de las últimas polémicas originada en las redes sociales sobre Rafael Nadal fue cuando lo catalogaron de ser el primer tenista en hacer historia por lograr más Grand Slams. Por suerte, mucha gente se percató del gran error que se había cometido al poner un titular de esta magnitud sin saber realmente quién había sido la persona en lograr esta hazaña. Margaret Court fue la primera en hacerlo y, de hecho, existe una pista en donde se celebra el Open Australia que lleva su nombre en su honor. Y así con muchas más mujeres a las que tal vez no se le reconoció y pasaron desapercibidas.

Sin embargo, el tenis es un deporte en el que, más o menos, se reconoce a las mujeres por sus proezas. Y algo parecido pasa con el fútbol, aunque el debate sobre las diferencia entre los salarios de la categoría femenina y masculina sigue saliendo a flote. ¡La diferencia es abismal! Conocemos y hablamos del famoso Club Deportivo Tenerife, pero no de la UDG Tenerife porque muy poca gente sabe que existen mujeres canarias que también practican este deporte y son igual de importantes que los hombres. ¿Sabes el nombre de alguna de estas chicas? La respuesta también es deducible.

«La presencia de la mujer en deportes federados en España solo es de un 23,5 %, el resto son hombres»

No, no solo hay desigualdad en el deporte, está presente en todos lados y eso es perturbador. Me aterra pensar que incluso existen disciplinas exclusivamente femeninas que ni siquiera se conocen. Es el caso del kickingball. Deporte de mujeres que se practica en Canarias hace más de nueve años y todavía, cuando lo nombro, la gente no sabe de qué hablo. ¡Ni siquiera lo habían escuchado!

La presencia de la mujer en deportes federados en España solo es de un 23,5 %, el resto son hombres. Aquí se puede ver perfectamente la diferencia. Sin embargo, también existe una cifra alta de sedentarismo en mujeres, pero no hablo de ese porcentaje, sino de las que intentan llegar lejos y no lo logran por la falta de apoyo y reconocimiento.

No creo que sea un tema del que la gente se interese particularmente, pero tampoco creo que se le dé la suficiente repercusión para que la propia gente hable de ello. No te juzgo por no conocer a mujeres que día a día se esfuerzan por llegar a ser alguien en su disciplina. Te juzgo por no interesarte en lo más mínimo y creer que no hay nada más allá de un hombre que corre detrás de una pelota de fútbol.

Lo último sobre Opinión

‘Lightyear’

La nueva película producida por Walt Disney Pictures y Pixar Animation Studios

Fútbol champán

El Real Madrid ha conseguido catorce títulos continentales en su historia. Ha
Ir a Top