Estudiantes de la ULL se manifiestan a favor de Palestina. Foto: A. Fernaud

Alumnado de la ULL pide la ruptura de lazos de la Universidad con Israel

Sociedad

Ayer, viernes 24 de mayo, bajo el sol de las 12.00 horas del mediodía, y con un calor pegajoso que no pasaba desapercibido por nadie, comenzó la concentración en defensa de Palestina. La manifestación organizada por la asamblea GARA congregó a más de una treintena de estudiantes de la Universidad de La Laguna, además de simpatizantes y el sindicato de pensiones públicas que se plantaron delante de la Biblioteca Central del Campus Guajara. Su objetivo, apoyar a Gaza y pedir al rector de la ULL que haga lo mismo. Con enfado y notable sentimiento en sus voces, el alumnado cantaba y vitoreaba a pleno pulmón frases como: «No es una guerra es un genocidio», «Contra el sionismo y su violencia, ahora y siempre: resistencia», «¿Dónde están? No se ven, las sanciones a Israel», «Israel asesina, la ULL patrocina». 

Con más de una decena de banderas y pañuelos palestinos, camisetas decoradas por el propio estudiantado con frases como «Free Palestine» y las ganas de cambiar el mundo, el variopinto grupo acampa en el Campus de Guajara desde el pasado martes, 14 de mayo, a esperas de saber cuántos días más les quedan allí. 

A las 12.28 horas pausaron los cánticos para dar paso a la colocación de una insignia y a la lectura de un manifiesto en el Aulario. Un pequeño grupo subió hasta el último piso y desde el interior del edificio colocaron una gran bandera de Palestina que tomaba prácticamente dos pisos. Con aplausos y con el cántico «Rector es tu deber romper con Israel» remarcaron que no se irán hasta que la ULL no se convierta en otra de las universidades españolas que han cortado lazos con Israel.

La bandera de Palestina fue desplegada en el Aulario antes de la lectura del manifiesto. Foto: A. F.

A continuación, Ancor García y Mariel Aabassati, organizadores de la concentración y miembros de la asamblea estudiantil GARA, leyeron el escrito desde la tercera planta de la Facultad. Con voz firme y un serio semblante le pidieron a la ULL que actuaran inmediatamente, pero dirigiéndose en concreto al rector, Francisco García. Afirmaron que habían desarrollado un documento de once páginas indicando las cosas que se ha hecho incorrectamente por parte de la Universidad y qué se debería llevar a cabo para apoyar a Gaza.

Con pasión y sentimiento García lamentaba la muerte de la población palestina asesinada durante los últimos 36 años por parte del Gobierno israelí. Además, recalcó que tanto asociaciones como algunas ONG se habían puesto en contacto con la asamblea, pero que no habían escuchado nada del rector. Continuó leyendo el manifiesto Aabassati, dirigiéndose al Gobierno estatal: «Le recordamos que reconocer a Palestina como estado no es suficiente».

Terminaron diciendo «este rector puede y debe romper sus relaciones con Israel» que fue acompañado por el resto del grupo gritando que «desde el río hasta el mar, Palestina vencerá” y «¡Que viva Palestina libre! ¡Viva!». Tras el intenso cierre y después de casi una hora de concentración, quienes participan en la acampada volvieron a sus casetas de campaña. Un día más con las conciencias tranquilas y el corazón lleno, sabiendo que están aportando su granito de arena a la sociedad. 

Lo último sobre Sociedad

Ir a Top