Los sesenta marcan el estreno en baño de Rodríguez de la Sierra

Cultura / Ocio

El Recinto Ferial de Santa Cruz acogió ayer, viernes 12 de abril, desde las 12.00 hasta las 20.00 horas,  la segunda ronda de desfiles de la Feria Internacional de la Moda en Tenerife. Durante todo el día se llevaron a cabo presentaciones oficiales de instituciones y marcas de ropa con el objetivo de dar a conocer al público novedades y proyectos empresariales vinculados a la promoción e internacionalización del sector textil de la Isla.

Uno de los puntos fuertes del día llegó con la presentación de la primera incursión en trajes de baño de Sedomir Rodríguez de la Sierra.  Aires vintage de los años sesenta donde se mezclaron piezas metálicas, con formas asimétricas, junto a nudos estratégicamente colocados en cada prenda para construir siluetas elegantes y muy femeninas.

A las 12.00 horas se dio inicio la pasarela de la Caja Negra con la moda para mujer como protagonista. La encargada de abrir la velada fue la diseñadora tinerfeña Lucía de Su, premio de la Unesco para la Protección del Patrimonio Intangible de las Civilizaciones Antiguas, con una colección que aboga por la promoción y preservación de la cultura ancestral africana. En su actual propuesta de forma innovadora incorpora el sabra, seda vegana proveniente del cactus que se entremezclan en una fusión explosiva con la fuerza de sus estampados.

Por su parte, María Cao presentó su nueva colección Gaia en un homenaje a la madre tierra y sus cuatro elementos. Se trata de una propuesta en la que fusionó culturas, colores, sentimientos vinculados al comienzo de su marca que gestó hace 26 años en Lanzarote. Una explosión de colores y formas entre hilos vegetales, cáñamos de cultivo bio-eco, sedas y algodones que se mezclan con tejidos de nueva generación.

Le sucedió Paloma Suárez, cuya marca pertenece a Isla Bonita Moda en La Palma, que deleitó a los asistentes con The Club, una propuesta inspirada en las tribus urbanas y los movimientos sociales que han trascendido y creado historia a través de su estética y sus acciones. Destacaron en sus prendas colores saturados, patrones elaborados y con mucho volumen.

Glamur y estilo para trajes de baño


Tras un paréntesis, la jornada de desfiles continuó a las 16.00 horas con la presentación de las colecciones de moda de baño para mujer y hombre a cargo de firmas como Pi-3-14 especializada en bañadores, bikinis y ropa sport. Destacó su línea Old Flower, en la que mezcló colores sobrios y ácidos fusionados por elementos florales propios del trópico.

Luego, Noemí Felipe presentó los aires de la costa mediterránea a través de diseños sofisticados, cómodos y atrevidos. La propuesta se presentó con un amplio abanico de tonos lisos, aunque los verdaderos protagonistas fueron los estampados florales, hojas tropicales y el animal print que dan forma a bikinis, bañadores y kaftanes.

Puso el broche final de la jornada en la Caja Negra el desfile de Ola Olita. La nueva firma buscó hacerse un hueco en el entorno textil tinerfeño con un repertorio de prendas que llenaron el recinto de colores lisos brillantes, junto al print inspirado en la jungla, cubiertos por divertidos monos mico, lianas y hojas de palmeras para logar asimetrías y escotes pronunciados que envuelven a la mujer en una prenda exclusiva.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Lo último sobre Cultura / Ocio

Ir a Top