Cambia la forma de aprender para el próximo curso. Foto: PULL

Somos más que un número

Opinión

Adiós a los ceros, a los cuatro con nueve y a los diez. El Ejecutivo estatal anunció el pasado 29 de marzo la desaparición de las notas numéricas en la Educación Secundaria Obligatoria –Real Decreto 217/2022-.Un paso más hacia una nueva educación donde priman la adquisición de aptitudes y competencias por encima de una calificación. Una fórmula con la que se puede valorar más el talento, que el conocimiento específico. El currículum académico para el próximo curso será más práctico, priorizando más el pensamiento, la lógica y las técnicas del alumnado, quitando un peso teórico, que se presentaba como el talón de Aquiles de la juventud.

El sistema educativo lleva décadas encasillándonos con notas numéricas, sin tener en cuenta las destrezas adquiridas, sin valorar el proceso de aprendizaje del alumnado o sin tomar en cuenta sus circunstancias personales. Además, este procedimiento crea diferencias y recelos entre el estudiantado, pudiendo hacer sentir inferiores frente a los que obtienen la clasificación más alta.

Asimismo, a partir del año escolar 2022/23 se eliminarán las recuperaciones, así que el estudiantado podrá promocionar sin un límite de suspensos, pero con el visto bueno del profesorado si lo estima conveniente. De este modo, se quita una presión y se estima al alumnado que se haya esforzado, que por equis razones no haya pasado las asignaturas. Un paso para valorar más los conocimientos adquiridos durante el curso y el desarrollo educativo de cada persona.

«Comenzar a educar desde la igualdad en esta etapa debe ser clave para forjar una sociedad justa e igualitaria»

Por otro lado, suprimen la asignatura de Filosofía, sustituyéndola por Valores Éticos, para centrarse en cuestiones más contemporáneas, en una línea de temáticas más relacionadas con el día a día y la actualidad social, a diferencia de los temas filosóficos que varían según el autor que se estudie. Como novedad, el nuevo currículum de Secundaria tendrá más presente el feminismo, pilar esencial en la enseñanza en la juventud. Comenzar a educar desde la igualdad en esta etapa debe ser clave para forjar una sociedad justa e igualitaria.

No somos un número, una cifra o un dato. Algunos nos pueden calificar como una persona diez o un cinco raspado. Quizás, una de las formas de poder cambiar esas maneras de pensar y actuar comienzan desde temprano. Desde algo tan simple como dejar de cuantificar numéricamente, la valía de las personas mediante una cantidad de decimales. No volver a ser un seis es de persona Matrícula de Honor.

Lo último sobre Opinión

‘Lightyear’

La nueva película producida por Walt Disney Pictures y Pixar Animation Studios

Fútbol champán

El Real Madrid ha conseguido catorce títulos continentales en su historia. Ha
Ir a Top