La muestra forma parte de un proyecto de divulgación. Foto: N. Santana

‘Emociones a la deriva’, un vistazo a la realidad migratoria

Sociedad

La exposición Emociones a la deriva es una muestra realizada por las alumnas del Programa de Prácticas Externas del Museo de Historia y Antropología. Se encuentra en la Casa Lercaro de La Laguna. Recoge las visiones y experiencias de personas implicadas en flujos migratorios. Se inscribe en la celebración del Día Internacional de los Museos. Estará abierta al público hasta el 18 de junio, de lunes a sábado de 09.00 a 19.00 horas y domingos y festivos de 10.00 a 17.00.

Cada sala tiene paneles explicativos de cada objeto que se presenta, desde el trayecto en patera hasta el cayuco o las maletas que acompañan a las personas que migran. Además, cuenta con espacios interactivos para que la gente que acuda a la exposición pueda participar de forma activa en ella.

Las alumnas explican y eliminan prejuicios del concepto migrante, que puede ser alguien que viaja por estudio o trabajo y «tiene el privilegio de ser legal» o quienes se ven en la obligación de desplazarse debido a desastres climáticos, crisis sociales o guerras. Comentan que «la migración es un acto de valentía y un hecho traumático».

Realiza una crítica de la avalancha mediática sobre la migración. Foto: N. S.

Las personas que visiten Emociones a la deriva pueden dejar sus propias interpretaciones u opiniones alrededor del lugar en varios pósits repartidos por la sala. También hay folios para crear aviones de papel con mensajes que representen las cualidades o adversidades que pueden tener las personas migrantes.

Otro de los apartados de la Exposición es una crítica a los medios de comunicación y sus mitos sobre el flujo migratorio. Se trata de una pared llena de titulares con un mapamundi dibujado encima. Su propósito es que quienes vean estas noticias sepan discernir lo que verdaderamente acontece. «Las muertes se vuelven tan solo una cifra que se va sumando y borran las historias de vida que hay detrás», explican las alumnas.

En el centro del espacio se encuentra un gran árbol al que llaman Árbol de la vida, una metáfora sobre la riqueza de la diversidad humana, aquellas aportaciones que ofrecen las personas migrantes sobre la cultura y sus vivencias. Pretende mostrar una sociedad sólida, flexible y resistente. Las raíces representan la identidad propia y cómo crecer en otro lugar.

Estudiante de Periodismo en la Universidad de La Laguna. Escritora en mis ratos libres. Qué bonito es lograr un cambio.

Lo último sobre Sociedad

Ir a Top