Un buen comienzo

Opinión

Los debuts, por una u otra razón, suelen ser complicados, ya sea por inexperiencia o por la magnitud del proyecto. Sin embargo, muchas de esas operas primas acaban siendo grandes películas, incluso se ha dado el caso de directores que han tocado techo al primer intento (me viene a la mente Alejandro Amenábar y su Tesis) pero la pregunta es: ¿Es la ópera prima de David Cánovas una buena película?

La Punta del iceberg está basada en una obra teatral, la que a su vez, estaba inspirada en hechos reales. Partiendo de esa premisa, muy mal se tendría que dar la cosa para que la película no funcionara. No es el caso, ya que nos encontramos ante una película con un guión sólido, coherente y contundente en su crítica social al papel del trabajo en la sociedad actual y a los abusos que sufren los trabajadores.

La protagonista de la cinta es Maribel Verdú, que hace un gran trabajo en esta película interpretando a Sofía, un personaje interesante y bien escrito que se beneficia mucho del gran elenco de secundarios del film. En este apartado destacan con notable diferencia sobre el resto (aunque sin desmerecerlos en absoluto) Fernando Cayo y Carmelo Gómez, ambos perfectos en sus respectivos papeles, sobre todo el segundo, ya que su personaje sirve en parte de alivio cómico en determinados puntos de la película e, incluso, llega a eclipsar a Verdú en las escenas que comparten.

En el apartado técnico hay que decir que cumple. La fotografía está muy cuidada, así como la banda sonora, que sin tener ningún tema realmente memorable, acompaña muy bien a la película, sobre todo en ciertos momentos clave. Sin embargo, a mi modo de ver, lo que es realmente admirable es la dirección, tiene varios planos muy sugerentes y bien rodados, hasta el punto de que sorprende que esta sea la primera película de David Cánovas.

Ahora bien ¿es todo perfecto? En absoluto. La cinta adolece de una falta de ritmo en ciertos momentos puntuales, algo que en mi opinión tal vez se deba a que la película no llega a apostar completamente por el misterio y opta por hacer más énfasis en la parte social. Asimismo hay una serie de escenas que resultan confusas, concretamente las correspondientes a flashbacks y visiones, ya que están introducidas en la película de forma muy abrupta y sin un motivo aparente para que aparezcan en ese momento. El otro problema que le veo a la película es cierto personaje. Lo digo ya, es un Deus ex machina de manual, nunca se le ve, surge en la trama ni se sabe cómo y hace que el final sea bastante previsible.

A pesar de esto, la película funciona. David Cánovas ha realizado una labor notable, demostrando que maneja con habilidad la cámara y a los actores. En respuesta a la pregunta que formulé al principio: sí, estamos ante una buena película.

Lo último sobre Opinión

Las redes sociales han cambiado y la forma de usarlas también. Foto: PULL.

Una ola negativa

Las redes repercuten en muchas ocasiones de forma negativa sobre los deportistas,
Ir a Top