‘Rogue One’, la más innovadora

Opinión

Todo comenzó en 2012, cuando George Lucas decidió vender a The Walt Disney Company los derechos de Star Wars por cuatro mil millones de dolares. Disney ya se había hecho con los derechos de otras compañías como Pixar o Marvel. Su imperio iba creciendo poco a poco.

Cuando en 2012 la compañía compró Lucas Film muchos fans se echaron las manos a la cabeza pensando que esta decisión perjudicaría a la franquicia. La empresa del ratón anunció que produciría tres películas más que seguirían la historia original, además de otras tres ambientadas en el universo Star Wars. De esta manera habría una nueva película cada año hasta 2020.

El año pasado se estrenó el primer filme «con sello Disney» y bajó la dirección de J. J. Abrams. Siguiendo una línea cronológica este sería el episodio VII, que llevaría el titulo de El despertar de la fuerza. Muchos fieles a las películas quedaron desencantados con este nuevo trabajo, argumentando que era «una copia» del episodio original (Una nueva esperanza).

Hace una semana se estrenó Roge One, el segundo trabajo producido por Disney y primer Spin-off de la saga. Este estuvo bajo la dirección de Gareth Edwarts, conocido por dirigir la última película de Godzilla en 2014, y también contó con Felicity Jones en el papel protagonista, Diego Luna, Ben Mendelson y Mads Mikkelsen entre otros.

La historia sitúa al espectador entre el episodio III: La venganza de los Sith, y el episodio IV: Una nueva esperanza. La película cuenta que el Imperio Galáctico está construyendo un arma capaz de aniquilar planetas enteros (la famosa Estrella de la Muerte) y un grupo de espías rebeldes, con la ayuda de Jyn Erso (la hija del científico que creó el arma), tiene el encargo de robar los planos de dicha arma para entregárselos a la rebelión y así poder destruirla. La premisa es interesante y algo novedosa.

Además en la película se muestran algunas escenas de conflicto dentro del propio imperio, dejando ver al espectador que esta organización no es tan robusta y organizada como se piensa. Algo inédito hasta ahora.

A nivel técnico, tanto los efectos especiales, como la escena de la batalla se ven increíbles, me recuerda al largometraje original. Y el CGI utilizado en la historia para recrear y volver a traer a algunos personajes (no digo quienes para no hacer spoiler) es espectacular. Los exteriores también juegan un punto a favor en la película, esos paisajes que se muestran hacen que el espectador se sienta como si estuviera en la inmensidad del espacio. En este aspecto el director ha sido muy cuidadoso y ha jugado bien sus cartas, llegando incluso más allá, y enseñando al público planetas y rincones del universo nunca vistos anteriormente.

Pero este filme también tiene puntos negativos. Por ejemplo a nivel de personajes solo Jyn Erso es la que está perfectamente definida. De ella se conoce su pasado y de donde viene. Pero hay otros como Chirrut Imwe o Baze Malbus de los que apenas se sabe nada. Otro punto negativo que encuentro en la película es la falta de la música icónica de Star Wars compuesta por John Williams, debido a que no participa en el proyecto.

Desde mi punto de vista este hecho hace que algunas veces el espectador tenga la sensación de estar en otra película totalmente diferente. Aunque la cinta no siga la historia original creo que la banda sonora es clave para identificarla. Lo mismo pasa con los créditos del principio. En referencia a este aspecto, la película deja algo que desear.

Darth Vader, no es Darth Vader


Un gran punto a favor en la cinta era el regreso (después de 11 años) del antagonista por antonomasia de la saga, Darth Vader. Aunque su aparición se reduce a dos simples escenas, esos minutos en pantalla son claves para retrotraer a la nostalgia a los fanáticos clásicos. Como siempre, el papel de este personaje se mostró imponente, atemorizante y oscuro. Pero hubo algo que no terminaba de cuadrar, su voz.

Todos relacionamos a la voz de Darth Vader en castellano con Constantino Romero, lamentablemente este actor de doblaje falleció en 2013. En esta ocasión el encargado de poner voz a la versión en castellano del malvado Sith es Pedro Tena.

Sin embargo, personalmente esta opción me saca completamente del personaje y ha confirmado mi teoría de que nadie puede sustituir a Constantino Romero como Darth Vader. Creo que aunque no sea un personaje fundamental en esta historia, el director del doblaje debería haber cuidado más ese aspecto o haber buscado a  otro actor con una voz más parecida a la de Romero (más imponente y oscura) porque este personaje es un icono del universo creado por George Lucas. Y si la voz no se ajusta al personaje, este pierde fuerza.

Resultado de imagen de escena de darth vader rogue one

Aparición de Darth Vader en Rogue One. Fuente: Swagger.mx

Un final apoteósico


Sin ninguna duda lo mejor de todo el largometraje fueron los últimos quince minutos. Hacía tiempo que una película no mostraba tanta intensidad en la parte final (para mi la más nostálgica de toda la cinta). Creo que el equipo de dirección echó toda la carne en el asador para terminar de la mejor forma posible, y hacer un homenaje a a la trilogía original, y en mi opinión lo han conseguido.

En resumen, a pesar de que la película tiene algunos fallos, en general está muy bien trabajada a nivel estético y visual. Y además aporta novedad (algo que los fans reclamaban cuando se estrenó el episodio VII). Es una buena película que además conecta de una manera correcta la trilogía de las precuelas (episodios I, II y III) con la trilogía original (episodios IV, V y VI). Solo por eso merece la pena acudir al cine para verla. Le doy un 6,5.

 

 

Estudiante de Periodismo en la sección de Ciencias de la Información de la Facultad de Ciencias Políticas, Sociales y de la Comunicación de la ULL. Amante de la cultura y el saber. Siento curiosidad por la historia, el cine y el mundo audiovisual en general. También colaboro en Le Miau Noir y en Time Just.

Lo último sobre Opinión

Las redes sociales han cambiado y la forma de usarlas también. Foto: PULL.

Una ola negativa

Las redes repercuten en muchas ocasiones de forma negativa sobre los deportistas,
Ir a Top