La máscara de la tolerancia

Opinión

La sociedad actual, al menos en cuanto al sector de la juventud se refiere, ha sido criada en los valores democráticos de libertad, tolerancia, respeto e igualdad, o eso es lo que se supone. A fin de cuentas somos la «generación mejor preparada», y esto se ve claramente reflejado en redes sociales como Twitter, en las que todos tenemos un modelo de conducta digno de un cuento del Rey Arturo.

Sin embargo, la realidad es otra, quiero decir, todos somos muy tolerantes en Internet, ¿no? Somos tan tolerantes que si alguien se mete con la existencia y legalidad de una institución como la Fundación Nacional Francisco Franco o con que existan borregos que salen a la calle con el brazo en alto, tatuajes de esvásticas y miradas de orgullo hacia una bandera con un pollo dibujado, defendemos el derecho de «libertad de expresión» y «pluralismo político».

Es triste ver personas que tienen el valor de declararse LGTB-friendly o aliados feministas comparar el derecho de libertad de expresión con el odio y la ignorancia.

Es común ahora esgrimir una máscara de tolerancia, aunque yo la denominaría mejor como una máscara de falsa tolerancia, pues siempre hay un lado que se piensa pero a veces no se atreven a soltar: «me parece bien que seas gay, pero no te des besos con tu pareja en lugares públicos», «me parece bien que vengan inmigrantes, pero a mi barrio no», «me parece bien que seas trans, pero no te acerques a mi»,…

El día que desaparezcan noticias como «Condenados a 8 meses de cárcel dos hombres que dieron una paliza a un gay al grito de ‘maricón de mierda'», «Agreden a una mujer transexual a la salida de una discoteca en Vallecas» o «Pegan una paliza a un colombiano en Madrid al grito de ‘Viva España'» podremos decir que hay libertad, tolerancia, respeto e igualdad. Hasta entonces, con permiso de nuestras colegas feministas, a las que muchas veces comparan con los asesinos de 6 000 000 de judíos, voy a tomar prestado su lema: «machete al machote», con un pequeño cambio: «machete al intolerante».

Lo último sobre Opinión

Las redes sociales han cambiado y la forma de usarlas también. Foto: PULL.

Una ola negativa

Las redes repercuten en muchas ocasiones de forma negativa sobre los deportistas,
Ir a Top