Algunas parejas se convierten en nuestra peor pesadilla. Foto: PULL

El amor que no duele

Opinión

Hoy en día nos seguimos preguntando cómo es el amor y qué debería representar. Desde la infancia vemos los sentimientos reflejados de una forma muy romántica y poco realista. En la versión real no todo son rosas y bombones, principalmente cuando tu propia pareja te maltrata. Existe el mito social de que el amor duele, algunas veces porque hieren nuestros sentimientos y otras de manera más abrupta, como es el caso de la violencia física. Al empezar la ilusión nos invade y una sensación de plenitud nos llena cuando encontramos a esa persona especial. Pasa el tiempo y surgen los planes de futuro y los sueños.

Sin embargo, para algunas personas también es el momento de enfrentarse a la realidad. En algunos casos, las parejas se convierten en nuestra peor pesadilla. Ya no hay mariposas sino celos que originan fuertes discusiones. Las dosis de control y acoso son diarias y van acompañadas de la pérdida de la confianza y la autoestima. De repente hay una víctima, que se aísla de sus personas más cercanas, y una persona agresora, que le manipula constantemente.

«En 2021 alrededor de 9050 mujeres marcaron en España el 016 para pedir ayuda»

Sin embargo, de las 9050 mujeres que pidieron ayuda al 016 y que registró el Ministerio de Igualdad, no hay un porcentaje que refleje cuántas de esas personas sufrieron violencia psicológica, teniendo en cuenta que la mayoría tuvo que soportar esa situación de agresión en silencio, coartadas por sus agresores. Existen maneras para denunciar el maltrato psicológico, sin embargo, imagina el reto que supone admitir que la misma persona que habías elegido para compartir tu vida, hace que te plantees tu valía y tu importancia. Además, existen casos en los que la justicia no toma represalias ya que no existe la violencia física como tal. ¿Acaso es necesario que tu pareja te pegue para hablar de violencia?

El estudio realizado por el Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Salud , Síndrome depresivo en la adolescencia asociado a género, abuso sexual, violencia física y psicológica, señala que «esta carga de violencia aumenta las probabilidades de desarrollar otro tipo de trastornos, como los de estrés post traumático o trastornos afectivos, lo que profundiza la desigualdad de oportunidades en un futuro».

La receta para una relación sana. Infografía: A. M. Redondo

La mayoría tenemos amistades que han vivido este tipo de situaciones. Les advertimos que el amor no tiene que ser así, que el amor no duele. Sin embargo, las víctimas, atrapadas en una burbuja, no prestan atención. Entran en un estado de negación en el que evitan pensar si es sano que su pareja revise su móvil o le prohíba salir con sus amistades. Además, normalizan conductas agresivas en las que la víctima siempre tiene la culpa. Por ello, es necesario que si alguna persona cercana sufre cada día por culpa de su pareja, les apoyemos y acompañemos, incluso cuando siga convencida de que es el amor de su vida.

Lo último sobre Opinión

Too Good To Go

Una aplicación que utiliza la fuerza de todos los comercios para generar
Ir a Top