La pandemia agravó la comunidad de las personas sordas, con una modalidad online que no se adapta a sus necesidades. Foto: PULL

El alumnado sordo sufre las barreras de la modalidad online en las clases

Solidaridad

La asociación Fasican nació en 1996 con la intención de agrupar a todas las organizaciones que trabajaban a nivel local por la mejora del bienestar de las personas sordas de las Islas. Este 2021 cumple 25 años facilitando la incorporación de este colectivo a la sociedad. A raíz de la Covid-19 aumentaron las ayudas de capacitación y acondicionamiento, tanto del equipo técnico como de la comunidad beneficiaria.

Durante el confinamiento se denunció públicamente la discriminación que sufre el alumnado sordo por la presencia de dificultades para acceder a los recursos de la modalidad online. También se manifestó la imposibilidad de acceso a contenidos informativos realizados con motivo de la situación y medidas sanitarias.

Nerea Mancisidor Nóbrega, responsable de comunicación de Fasican, asegura que «tanto el año pasado como este 2021, hemos y seguiremos trabajando para que esas barreras que han aparecido se supriman y conseguir la plena igualdad».

La federación cuenta con varios proyectos en vigor como Accediendo a Nuestros Derechos o Juventud Sorda en Acción con los que pretende ampliar su cobertura, localizando las necesidades para cubrirlas a través de un trato personalizado. Mantiene una participación activa en sus redes sociales como Facebook, en las que promociona sus próximos talleres y campañas.

 

Lo último sobre Solidaridad

Menas: la dura realidad

Viajes en patera, discriminación, criminalización o agresiones racistas son algunas penurias a
Ir a Top