Los futuros ingenieros de la ULL demuestran su talento

Ingeniería y Arquitectura

La Escuela Superior de Ingeniería y Tecnología de la Universidad de La Laguna abrió sus puertas a más de treinta empresas del sector para demostrar el talento de los futuros ingenieros e ingenieras. Entre sus impulsores se encuentra la Fundación Insular para la Formación, el Empleo y el Desarrollo Empresarial (FIFEDE) y el Cabildo de Tenerife. Este evento coincidió ayer, 25 de marzo, con el Día Internacional de las Niñas en las TIC, el cual se celebra cada año el cuarto jueves del mes de abril. Esta celebración tiene como objetivo estimular las vocaciones tecnológicas en las niñas y jóvenes, así como rebajar la brecha digital de género.

El acto de apertura tuvo lugar a las 09.30 horas y posteriormente,  se produjo el descubrimiento de la placa “Sello de Calidad EURO-INF”, otorgado al Grado en Ingeniería Informática. Los encargados de dar inicio a esta jornada fueron el rector de la institución lagunera y su equipo de gobierno, el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, y por último, el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso.

A las 09.50 horas se inauguró el espacio BiblioLab en la Biblioteca de Informática, una nueva forma de concebir los habituales espacios dedicados al estudio en zonas más dinámicas. Entre las funciones planteadas para estos lugares destaca el desarrollo de prototipos, impresión y soldadura en 3D, domótica educativa o diseño de videoconsolas, entre otras. Asimismo, otra de las conferencias fue la novena edición de premios a los mejores Trabajos Fin de Grado «María Jesús Marrero Rodríguez», organizados por el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de Santa Cruz de Tenerife  (COGITI).

 

Numerosos talleres dieron vida a la jornada. Fotos: L. Rodríguez

Exposiciones


Los talleres tuvieron una amplia variedad temática como biocombustibles, acústica, tratamiento y reutilización de aguas, energías renovables, etcétera. Por ellos fueron pasando numerosos alumnos, y en su mayoría fueron  estudiantes de la Educación Secundaria Obligatoria, que participaron motivados en cada una de las exposiciones.

El primer de ellos trataba de unos plátanos conectados a unos sensores en un circuito circular en el que estas frutas funcionaban como teclas de un piano, emitiendo sus sonidos. En la misma mesa, estaba el clásico juego Pong, pero con diferente metodología.

A su lado estaba el de biocombustibles, también basado en una economía circular. Su estrategia tiene como objetivo reducir tanto la entrada de los materiales como la producción de desechos vírgenes, cerrando los flujos económicos y ecológicos de los recursos. Además, evita la acumulación de residuos y los gases de efecto invernadero para frenar el deterioro ambiental.

En contraposición a la primera actividad, que se sometía a una actividad enchufada, el taller denominado Orden, de actividad desenchufaba, trabaja con un algoritmo de ordenación, es decir, de la realización de operaciones con una serie de números desordenados, para acabar con un conjunto ordenado. Los asistentes se colocaban de manera aleatoria en una fila de seis personas sosteniendo un cartel con un número y seguían los pasos que indicaba el realizador de esta actividad, hasta lograr el objetivo.

 

 

 

Lo último sobre Ingeniería y Arquitectura

Ir a Top