Ser madre es una elección no una obligación. Foto: PULL

¡Extra extra! Se venden bebés

Opinión

Muchas madres lo son gracias a la gestación subrogada también llamada vientres de alquiler. Es decir, pagarle a una persona que se encuentra normalmente en situación de pobreza y necesita ese dinero, para que geste y dé a luz a un bebé y poder así formar una familia. Quieren un bebé al que poder quitarle el precinto al nacer, como si fuera una tablet nueva que acabas de comprar y necesitas estrenarla nada más salir de la tienda, en este caso el hospital.

Khloé Kardashian, Kim Kardashian y Kanye West, Cristiano Ronaldo y Georgina, Ricky Martin, Paris Hilton, Miguel Bosé, Nick Jonas y Priyanka Chopra han recurrido a este método para ampliar sus familias. ¿Es casualidad que casi todas las personas que han tenido bebés a través de explotación reproductiva sean famosas? No lo creo y es sencillo de explicar. Tienen dinero y son capaces de hacer cualquier cosa. Tienen un poder y no son consecuentes del daño que pueden hacer.

Siempre tienen la excusa de que tener un hijo les hace felices, pero ¿alguna celebridad se habrá preguntado por un milisegundo si de verdad la gestante quiere serlo o lo hace por la recompensa económica? Tampoco lo creo. Aseguran siempre que la gestante se encuentra en buenas condiciones y que, si este proceso repercutiera psicológicamente en ella, le ofrecerían su ayuda, pero eso no me lo creo. Son mujeres necesitadas que al final del día son consideradas como un bien. Se compran, se usan y se tiran cuando dejan de funcionar, que es lo mismo que decir: voy a una agencia a contratar a la gestante, la uso, le pago y cuando me cede al bebé desaparezco.

«El vacío de una pérdida se llena con terapia y ayuda, no pagando por un vientre»

Ser madre no es un derecho, es una elección y Ana Obregón debería entender esta frase.  La pérdida de su hijo, Álex Lequio, no puede ser la excusa para que, a sus 68 años, coja un avión, viaje a Miami y vuelva con un bebé comprado al que dentro de unos años no va a poder cuidar. El vacío de una pérdida se llena con terapia y ayuda, no pagando por un vientre.

El término gestación subrogada debería cambiarse por explotación reproductiva, porque se está explotando el vientre de una persona para gestar un bebé que será separado de ella al instante de dar a luz. Es la explotación de una mujer que es apoyada por inmensas cantidades de personas que defienden que una mujer puede hacer lo que quiera con su cuerpo, pero claro, esto es siempre que sea para proporcionar un servicio, como es el caso.

Comprar bebés no está bien, y utilizar a mujeres como si fueran hornos que están ahí para producir, tampoco.

Lo último sobre Opinión

Ir a Top