La cantante y su banda volvieron a Tejina tras 16 años para presentar sus últimos trabajos. Foto: Y. Carrillo

El Teatro Unión Tejina canta al son de Beatriz Martín y su banda

Música

Beatriz Martín y su banda vuelven tras 16 años al Teatro Unión Tejina, después de que, tras la pandemia se cancelasen los conciertos programados. La cantautora y sus acompañantes se subieron al escenario ayer sábado, 20 de marzo, para brindar una actuación de puro sentimiento y emoción. Consiguieron llenar al completo el aforo de la sala y con puntualidad, el concierto comenzó a las 19.30 horas de la tarde. Con el estreno de un nuevo comienzo, presentaron Aquí y Ahora, además de nuevos temas inéditos escritos durante el confinamiento.

A pesar de todos los inconvenientes previos al acto, la productora expresó su fuerza y voluntad por querer presentar una audición impecable llena de sensibilidad y cariño. Ya se bajó el telón fue el tema encargado de dar inicio a la sesión y mientras tomaban descansos en medio de cada sencillo, un público tímido atendía expectante a las anécdotas que ocurridas en los ensayos y narradas por sus protagonistas,  lograban entre risas una cierta interacción con la asistencia.

Con su lado más sensible, Bea cuenta la importancia de Si digo quiero, un tema de lo más personal a nivel conjunto que hace décadas acompaña al grupo y los mantiene unidos. Con miradas cómplices de afecto, demostraron la complicidad y afinidad que tienen tanto dentro como fuera de los escenarios.

«Esta canción habla de lo que soy y es lo que les quiero mostrar»


Con una inauguración en acústico, Tiempo brindó un momento mágico al son de las teclas y la voz de la vocalista. «Soy una persona extraña que siente la música de una manera que no puedo explicar y no entiendo la vida sin ella, esta canción habla de lo que soy y es lo que les quiero mostrar», confesó, entretanto el gentío presente cantaba en un tono bajo para no interrumpir la escena y lograr un entorno lleno de paz y armonía.

A medida que avanzaba la noche, se ganaron a los oyentes con impecables solos de guitarra, batería y teclado por parte de Andy Dehme, Yiyo Bravo, Carlos Martin y  Bebi Camacho que hicieron ponerse en pie a los concurrentes al son de sus instrumentos e incluso bailar.

‘Puedo’ enloquece al teatro


Ya no me importa marcó la velada ya que, tras aclarar que la balada iba sobre esas historias de desamor en las que, uno de los dos trata de ser fuerte aunque la realidad es que sigue destrozado y no lo muestra por orgullo, la solista enseñó sus nuevas destrezas con la guitarra con un previo aviso a sus posibles equivocaciones.

Fue en el tema Puedo, donde la vergüenza desapareció y desde sus asientos, el salón al completo enloqueció. A base de palmas y cánticos lograron irradiar la sala con una felicidad contagiable para todo aquel que transitase el lugar en ese instante.

Tras el encore ofrecido debido a la insistencia, se presentaron por última vez y agradecieron con reverencias, mientras acogían una gran ovación y silbidos que manifestaban los halagos de los allí presentes. «Gracias por haberme dado la oportunidad y por enseñarme a ver con claridad», declaró la cantante antes de retirarse.

 

Estudiante de Periodismo en la Universidad de La Laguna. "Los periodistas servimos para ayudar a los ciudadanos a serlo. A ser libres y capaces de gobernarse a sí mismos", Joaquín Estefanía.

Lo último sobre Música

Ir a Top