Tag archive

‘Cicatrices’

Miriam Rodríguez, en septiembre

Música

La cantautora Miriam Rodríguez actuará el próximo 28 de septiembre en el Auditorio Teobaldo Power de La  Orotava, a partir de las 21.00 horas. El encuentro se llevará a cabo dentro del marco de su tour Contigo. La artista, que ya ofreció dos conciertos en Tenerife el pasado mes de diciembre, regresa de nuevo de la mano de Búho Club Producciones y My Events para presentar en directo las canciones de Cicatrices, su primer trabajo discográfico, el cual logró posicionarse en el número 1 de la lista de ventas. Las entradas del evento ya están disponibles en la plataforma Tomaticket.es por un coste que oscila entre los 20 y los 24 euros.

La cantante se dio a conocer con su participación en Operación Triunfo 2017, donde se alzó con el tercer puesto gracias a una garra escénica que enamoró a los espectadores del programa. Algunas de sus versiones más populares fueron las de Invisible de Malú, I wanna dance with somebody de Whitney Houston o What about us de P!nk.

En noviembre de 2018 publicó su álbum debut, Cicatrices. Con él se abre en canal y sin temores. «En este disco hablo de muchas cosas que antes no me había atrevido a exteriorizar. Es una introspección que tampoco necesita ser entendida, pero sí que pretende llegar y que cada uno se la lleve a su terreno», comenta Rodríguez.

En la actualidad, la intérprete promociona el trabajo con Mejor sin miedo, su tercer sencillo. Con esta potente canción lanza un mensaje de liberación y valentía. Asimismo, manifiesta la necesidad de empezar una nueva vida y encontrar su lugar.

Abraham Arvelo: «El problema es que se confunde el ocio con la cultura»

Cultura / Ocio
Las cicatrices de un autor consagrado a la música y la poesía. Foto: PULL

Un año después de presentar su libro de prosa poética en dos volúmenes, Cicatrices, en el que combinaba el verso con el relato y la ilustración, Abraham Arvelo  emprende ahora una gira local para promocionar el disco homónimo. La parte invisible representa todo aquello que se dejó en el tintero y que ahora se transforma en un cancionero de autor que activa los engranajes de su compleja maquinaria poético-musical. Porque, al final, las heridas físicas y emocionales que todos guardamos no son más que el mapa de nuestra propia historia.

Cicatrices es una obra multidisciplinar. ¿De dónde surge la idea? «Mis trabajos anteriores siempre han estado acompañados de un poemario temático, que han ido de la mano, a su vez, de propuestas musicales. Para esta ocasión, hemos querido dar un paso más y contar la misma intrahistoria a través de distintas manifestaciones artísticas. De este modo, lo que empezó su andadura sobre el papel ha ido acumulando distintas capas interpretativas que han pasado por el recital, el acústico y el formato banda. Según las condiciones del medio en el que actuamos, ofrecemos al público una visión completamente original de la obra. A veces integramos el cajón flamenco, otras veces solo la guitarra o incluimos proyecciones…».

Podríamos hablar de una obra viva, ¿no es así? «En efecto. En los 21 años que llevo en el mundo del espectáculo, siempre he concebido que la poesía y la música son dos elementos indisociables. Tanto en Ruinas como en Riquezas, ya empecé a vislumbrar esta dimensión ramificada del arte. Cicatrices nace, directamente, para convertirse en un proyecto escénico amplio. En él, el argumento se desarrolla mediante las canciones. Cada una de ellas, además, será presentada junto a tres poemas y un cuento. Quería abordarlo de ese modo porque pretendía profundizar en el concepto de cicatriz. Buscaba crear un proyecto que se pudiera encontrar en una librería, en un bar o en un teatro. No se trata de repetir los distintos mensajes en todos los formatos, sino que se complemente unos y otros».

«La música me lo ha dado todo en la vida, pero también me ha hecho sufrir muchísimo»


Pese a esa experiencia previa, ¿supuso un reto conjugar tantas artes de forma simultánea? «Es una labor titánica. Se requiere de mucho tiempo y esfuerzo poner en marcha un proyecto de este calibre. El libro, por ejemplo, no resultó tan complicado porque se estructuraba en capítulos y sabía el tono que debía tener cada uno. Sin embargo, trasladar eso al escenario, a un concierto, precisa de un orden muy concreto para que no resulte pesado. Es, sin duda, el trabajo más difícil que he llevado a cabo en mi vida. Le he dedicado unos tres años y puedo decir que estoy más que satisfecho del resultado».

¿Cuáles son las cicatrices de Abraham Arvelo? «En primer lugar, la música. La música me lo ha dado todo en la vida, pero también me ha hecho sufrir muchísimo. También las relaciones humanas son una parte fundamental de la experiencia. A lo largo de mi vida, he tenido lazos románticos muy fuertes, que han sanado igual que han hurgado en la herida. También cuento con relaciones que se han prolongado durante los más de veinte años que le he dedicado a esto. En cualquier caso, son estos momentos agridulces los que me han moldeado hasta convertirme en quien soy. Estas experiencias me han hecho aprender y disfrutar, me han llevado por lugares como Barcelona, Sevilla o Madrid. La cicatriz más importante es poder aceptar lo que ha pasado en la vida sin más».

Toda tu producción artística es propia. ¿Costó dar el paso a la autoedición? «Es muy complicado. Si bien hay algunos flecos de la gestión que puedo resolver yo mismo gracias a mi faceta de diseñador gráfico o espacios mayores de libertad para hablar de los temas que de verdad me preocupan, pero al mismo tiempo te ves muy limitado. Cuando, por ejemplo, vas a la Feria del Libro y no cuentas con el apoyo de una editorial, ni siquiera te permiten ofrecer tu libro al mercado. También percibo mucho amiguismo en el ámbito cultural, un entramado de intereses que dificulta el paso a los autores independientes».

«Se nos escucha más que antes»


Aún así, ¿estás satisfecho con la acogida que ha tenido en el último año? «Muchísimo. Estoy muy contento con las reacciones del público. Me alegra ver las salas de los locales en los que actúo llenas de personas a las que no conozco. Por ese lado, creo que los bares están ayudando mucho a los artistas y supliendo la falta de atención por parte de las instituciones responsable. La relación, en realidad, es bastante asimétrica, porque ni siquiera dan facilidades a este tipo de negocios en los que se amplía la oferta cultural. En su lugar, lo confunden todo con el ocio e invierten el presupuesto de cultura en fiestas en lugar de en encuentros culturales de calidad. Creo que esa es la razón principal por la que el panorama musical de Canarias está tan devaluado».

Andrés Suárez, El Kanka, Rozalén, Ismael Serrano… ¿Son buenos tiempos para la canción de autor? «Sí. Al menos, eso es lo que quiero pensar. Es cierto que tiendo a ponerme de lado del optimismo en este tipo de análisis, pero también creo con sinceridad que es un momento en el que están saliendo muchas cosas nuevas de gran calidad y que se están abriendo nuevos espacios para ofertas musicales más alternativas. El Kanka, sin ir más lejos, ha llenado dos veces el Aguere y ha desmentido esa visión del cantautor como una figura tristona, con letras exclusivamente de desamor. En ese sentido, creo que se nos escucha más que antes».

¿Qué otros proyectos tienes en mente? «Ahora estoy bastante centrado en Cicatrices, pero también coordino los encuentros con autores que cada jueves se realizan en el Jóspital de La Laguna. Esta semana, por ejemplo, hemos contado con artistas argentinos que estaban de paso por la Isla, pero también con una banda de Barcelona, un artista gomero… Creo que la variedad es fundamental para la salud musical del Archipiélago. En cuanto a fechas, esta noche estaré en el Equipo PARA con Mel recitando, Aileen López a la guitarra y las ilustraciones de Ana Leval. El 15 de junio estaré en Casa Miranda, en el Puerto de la Cruz, y el 6 de julio, en el Teatro Unión de Tejina».

Miriam Rodríguez comparte sus cicatrices con Tenerife

Música

La gallega y tercera clasificada de Operación Triunfo, Miriam Rodríguez, hizo vibrar el Paraninfo. Con su Tour Contigo, todas las entradas vendidas y su banda, pusieron en pie a todo el público durante una hora y media llena de emoción, garra y sobre todo, verdad. Sobre las 18.30 horas empezó a llegar parte de su público, que iba a acudir también a la prueba de sonido. A las 21.00 horas se cerraron puertas para dar comienzo al concierto.

Una introducción puramente instrumentalmente intensa, envolvió toda la sala y consiguió captar la atención de todos los oyentes que acompañaron con palmas al ritmo de la batería, hasta que se hizo el silencio y junto a unos cuantos aplausos, empezó Aquí estás. Acompañada de su guitarra eléctrica, levantó la expectación del público, ganándose una gran ovación. Al terminar el tema, hizo cambio de guitarra y empezó con esa canción que en su momento resultó ser una sorpresa incluso para los más fans, Passengers.

Una de las grandes sorpresas de la noche vino con Sin rencor, ya que se iluminó todo el Paraninfo con las luces de las linternas y en el patio de butacas, de distintos colores. Y no solo se encendió la sala. También se notó esa luz en el rostro de la artista que mostró su gran emoción ante el feedback y recibimiento que estaba recibiendo en la ciudad tinerfeña. Si seguimos hablando de sorpresas, cabe destacar la presencia de dos canciones: Más de lo que ves y La diferencia (ambas no incluidas en su disco). Además, Miriam hizo un pequeño homenaje dedicándole su primer single, Hay algo en mí a Laura Leulmo: “Tenemos que cantar siempre en libertad”. Pero no fue la voz de la gallega la que tocó cada rincón del Paraninfo, sino del público que desgarró cada nota del estribillo por la causa.

Contigo siempre es suficiente


Los fans no se quisieron quedar con las ganas de hacerles llegar todo su cariño y sorprendieron a la artista en Conmigo, suficiente llenando todo el patio de butacas con carteles que ponían “Contigo siempre es suficiente” logrando emocionarla (aún más) y regalando un momento que se volvió íntimo desde el más puro cariño.

Pero es que el Paraninfo no dejaba de temblar, de vibrar. Canciones como Me tienes, Prefiero o Discúlpame pusieron a todo el mundo en pie y su energía llegó a cada zona de la sala. De un momento a otro, todo estaba en armonía, las voces iban a un mismo fin y un único sentimiento se podía palpar perfectamente en el ambiente. El momento clave llegó con No!, su segundo single en colaboración con Pablo López. Tras cantarlo, acompañada de su banda, bajó a donde estaba el público y comenzó a cantar acapella. Los espectadores (de nuevo) en pie, acompañaron a la gallega entregándose al 100%.

Lo que queda claro después de esta noche es que, quien juega en la liga de la la verdad y la pasión lo tiene todo para ganar con su música. Miriam es pura entrega, de principio a fin en todas y cada una de las canciones. Lloró y rió. Se lo pasó en grande y es que se le vio en su hábitat natural, con o sin su guitarra. Con la ilusión y a veces, el dolor en la mirada, demostró que está aquí para quedarse, permanecer y seguir demostrando de lo que es capaz. Y es que, a pesar de que “son solo cicatrices, ya no duelen más” descubres que compartir tu dolor también es necesario, que de este también se hace arte y que aunque “somos eso, huesos y pellejo” también tenemos dentro un mundo paralelo repleto de emociones que nos remueven, nos hacen perder y en su mayoría, aprender.

Miriam Rodríguez presenta ‘Cicatrices’ en el Paraninfo

Música

La cantante Miriam Rodríguez ofrecerá un segundo concierto de la mano de Búho Club Producciones en el Paraninfo de la Universidad de La Laguna, tras agotar todos los tickets de su primera función en Tenerife, que tendrá lugar el próximo viernes, 21 de diciembre. El nuevo recital se celebrará el domingo, 23 de diciembre, a partir de las 20.00 horas. La concursante de Operación Triunfo 2017  presentará en directo las canciones de Cicatrices, su primer trabajo discográfico, el cual ha logrado posicionarse en el número 1 de la lista de ventas.

Las entradas del evento ya están disponibles en la plataforma Tomaticket.es. Los seguidores pueden elegir entre dos tipos, las generales, cuyo precio oscila entre los 18 y los 22 euros y las Vips que tienen un coste de 50 euros. Con estas últimas los asistentes tendrán la oportunidad de acudir a la prueba de sonido y a un Meet & Greet que se llevará a cabo después del acto.

Miriam Rodríguez se dio a conocer con su participación en la pasada edición del talent show Operación Triunfo, donde se alzó con el tercer puesto gracias a una garra escénica que enamoró a los espectadores del programa. Algunas de sus versiones más populares fueron las de Invisible de Malú, I wanna dance with somebody de Whitney Houston o la de  What about us de P!nk.

El pasado 23 de noviembre la cantautora publicó su álbum debut, Cicatrices. Con él se abre en canal y sin miedo. “En este disco hablo de muchas cosas que antes no me había atrevido a exteriorizar. Es una introspección que tampoco necesita ser entendida, pero sí que pretende llegar y que cada uno se la lleve a su terreno», comenta Rodríguez.

Actualmente, la intérprete promociona el trabajo con No!, el segundo single del mismo. Este tema cuenta con la colaboración del también triunfito Pablo López. La artista explica que la canción refleja un grito de desesperación y que esconde un mensaje muy doloroso. Asimismo, subraya que representa ese golpe en la mesa que nunca ha podido dar.

Abraham Arvelo estrena su libro ‘Cicatrices’ en Santa Cruz de Tenerife

Literatura
Las cicatrices de un autor consagrado a la música y la poesía. Foto: PULL

El escritor y cantautor Abraham Arvelo presentará su libro Cicatrices el próximo viernes 7 de diciembre en la librería Agapea de Santa Cruz de Tenerife. El evento dará comienzo a las 19.00 horas y es de carácter gratuito. Junto al escritor estará como maestro de ceremonias el poeta canario Melo González. Durante la presentación se podrá disfrutar de un recital y una firma de libros. Este libro de prosa poética, se divide en 4 capítulos donde se habla de cada uno de los procesos para la cura de una cicatriz: Herida abierta, Sutura, Nuevo Mapa y Aplicar Calor.

Este poemario, explica el autor, “es un cuaderno de emociones que va desde el autoengaño o el miedo a la magia con tintes eróticos” donde intenta enlazar la poesía con la música. Y tiene como propósito la representación escénica, ya que los poemas referentes a la historia que cuenta se intercalan con cuentos y microcuentos. Además, hay que añadir la aparición de ilustraciones hechas por Ana Leval, que le aportan lenguaje visual y que simbolizan la aparición de una canción. También, destacar la apariencia del libro, ya que se utilizan diferentes técnicas: acuarelas, acrílicos sobre lienzo o lápiz sobre papel.

«Lo que siento es ganas de seguir trabajando y un amor profundo por mis compañeras de viaje»


Este es su tercera obra publicada pero comenta que ha sido bastante complicado de escribir puesto que “la dificultad estaba en unir la narración con la música… Y que la propuesta escénica transcurra en el mismo orden que en el libro”. Además, Abraham explica que “lo último en nacer fue la ‘Sutura’ y el trabajo con las ilustraciones de Ana Leval para que, de verdad, existiera «la parte invisible» (las canciones) con un mensaje propio”.

“La verdad es que sigo agradeciendo, cada día, al equipo de Cicatrices y al público por la acogida de la obra en todos sus formatos”, confiesa Arvelo, que ya está metido en próximos proyectos literarios. También, se dedica exclusivamente a escribir pero lo compagina con su profesión.

El espacio de la presentación tiene como uno de sus principales valores promover la literatura.  Ya que, además de ser una librería, Agapea Cultural se ha conformado como un portal en el que se fomentar la cultura. En esta página se publican eventos relacionados con la literatura, y que se van a ir realizando en las diferentes librerías, repartidas por diferentes ciudades de la Península Ibérica e Islas. Se pueden encontrar desde cuentacuentos, presentaciones, firmas de libros, club de lecturas y algún que otro certamen literario.

Pedro Guerra contagia de nostalgia al Paraninfo de la ULL

Música

El Paraninfo de la Universidad de La Laguna acogió durante la noche de ayer viernes, 2 de noviembre, un concierto del cantautor tinerfeño Pedro Guerra, de la mano de Búho Club La Laguna. El artista volvió a la isla que lo vio nacer para presentar en directo la reedición de su primer trabajo discográfico en solitario Golosinas, que se lanzó el pasado mes de septiembre. Esta nueva versión remasterizada cuenta con muchas y diversas colaboraciones especiales como son las de Pablo López, Rozalén, Vanesa Martín o Juanes, entre otras estrellas del panorama musical nacional e internacional.

A las 20.30 horas los asistentes comenzaron a aglomerarse en la puerta del recinto. Una buena parte incidieron en que su aprecio por el cantante se remonta hasta los principios de su carrera, cuando era integrante del grupo Taller Canario de Canción. Asimismo, en una ronda de preguntas desvelaron sus temas favoritos: Dibujos animados, 2000 recuerdos y Deseo fueron algunas de las más repetidas. Por el lugar también estaban algunos de los familiares del compositor, entre ellos su sobrina Elena Guerra, quien se consideró su mayor fan, pues su música ha estado siempre en su vida.

Media hora más tarde, el público comenzó a tomar asiento con entusiasmo. A continuación, las luces se apagaron y entró al escenario el telonero Abraham Arvelo, cantante y poeta canario, que deleitó con varios de sus poemas y composiciones propias. Además, aprovechó la ocasión para anunciar que su disco debut, Cicatrices, verá la luz el próximo 6 de abril con una presentación en el Aguere Cultural de La Laguna.

Golosinas, una representación del tránsito que vivió cuando dejó Tenerife para irse a vivir a Madrid


Tras la breve actuación de Arvelo, accedió a las tablas Pedro Guerra, quien fue recibido con una enorme ovación. Después de los aplausos, el intérprete comenzó con una primera toma de contacto con Golosinas, una de sus canciones más míticas, con la que el auditorio conectó de una forma nostálgica emotiva e íntima. Acto seguido, explicó con afecto que el álbum homónimo, que grabó en directo en 1995, es una representación del tránsito que vivió cuando dejó Tenerife para irse a vivir a Madrid.

Posteriormente, realizó un amplio repaso por sus hitos musicales como Peter PanEl marido de la peluquera, Greta o Contamíname. Durante el espectáculo hubo momentos de silencio que enmudecieron la sala, minutos de exaltación donde el público coreó las letras, pero, también, instantes de conmoción y melancolía con el que más de uno soltó una lágrima. Una montaña rusa de emociones.

El recital llegaba a su fin y Guerra reafirmó la gran importancia que tenía pisar de nuevo el escenario del Paraninfo, ya que fue el último en el que actuó tras marcharse de Canarias para emprender su trayectoria profesional en la Península. “Sin duda, volver aquí me resulta muy emotivo, porque uno de mis primeros grandes conciertos también lo llevé a cabo dentro de estas cuatro paredes”, concluyó el artista.

Presentación del libro ‘Cicatrices’, en el Ateneo de La Laguna

Cultura / Ocio

El escritor Abraham Arvelo logra conjugar con Cicatrices una obra multidisciplinar, de género inclasificable, que será presentada el próximo 12 de abril, a las 20.00 horas, en el Ateneo de La Laguna. El acto supondrá una primera toma de contacto entre los vértices de un engranaje tripartito: autor, público y novela. La entrada al evento es gratuita, aunque con aforo limitado, y los asistentes podrán disfrutar de la propuesta escénica de la obra.

Estructurado en cuatro capítulos y dos volúmenes indivisibles; así es como Arvelo ha concebido su nuevo trabajo, un libro de prosa poética que desglosa el proceso de curación de las mismas. Herida Abierta, Sutura, Nuevo Mapa y Aplicar Calor serán el hilo conductor de una historia en la que se disipan las fronteras entre poesía y prosa, música y teatro.

El tomo combina microrrelatos, versos e ilustraciones. Las imágenes, a cargo de Ana Leval, servirán para ensamblar un proyecto artístico integral. Las técnicas empleadas abarcan el acrílico sobre lienzo, la acuarela, el grafito, el collage y el lápiz sobre papel. Asimismo, como complemento, estará disponible un tercer volumen, La Parte Invisible,  que incluye las letras de las canciones del CD homónimo de la obra.

Cicatrices hace las veces de cartógrafo del dolor. La historia arranca con un personaje femenino, la narradora, que acude a la llamada del Autor, un poeta que afronta una ruptura amorosa. De este modo, las anécdotas y experiencias de la primera se entrecruzan con las peripecias del Autor, ahondando en los recovecos del sufrimiento, la introspección y el autoengaño. Como consecuencia, se dibuja un mapa que transita desde el sufrimiento hasta la pasión y el erotismo. Será el lector el que ponga punto y final a un trayecto que avanza por los caminos que dejan sus propias heridas con marca.

Heridas que cuelgan de pentagramas


Abraham Arvelo, de 38 años, es un cantautor lagunero con amplia experiencia en propuestas artísticas que combinan los cinco sentidos. Por esta razón, acostumbra a acompañar sus directos musicales con proyecciones de imágenes, lecturas de poemas y cuentos recitados. Además, en la actualidad coordina Las noches de la Trova en el Jóspital de La Laguna, un punto de encuentro entre exponentes del panorama musical y poético de Canarias, así como del resto de España.

«Los niños muestran sus cicatrices como medallas. Los amantes las usan como secretos que revelar. Una cicatriz es lo que sucede cuando la palabra se hace carne», mantenía Leonard Cohen. Entre cuerdas de guitarra y poemas de Lorca, el canadiense tejió una red de versos que conducía sin remedio al epicentro de sus ideas. Dejarse embaucar por esa telaraña tiene consecuencias tan directas como la execración del ser humano.

Así, el músico tiende en los pentagramas las heridas socavadas del hombre, mientras el melómano cura las propias. Abraham Arvelo, desde su perspectiva particular, invita al lector a acompañarle por esta revisión de lo inhóspito. Es esta comunión entre lo artístico y lo mundano la que deja marcas en lugares más recónditos que la piel; son cicatrices de la psique que dibujan el relieve accidentado del amor y sus desdichas.

Ir a Top