Daily archive

febrero 07, 2019

La ULL adquiere equipamiento científico único en Canarias

ULL
Servicio General de Apoyo a la Investigación de la ULL. Foto: PULL

El Servicio General de Apoyo a la Investigación (Segai) de la Universidad de La Laguna ha adquirido recientemente distinto equipamiento para sus servicios, financiados por el Fondo de Desarrollo de Canarias (FDCAN) por un coste que supera los 600 000 euros. La actualización y mejora de las infraestructuras científicas de la Universidad redundarán en su producción investigadora y en la mejora de la transferencia de conocimiento a entidades y empresas del entorno regional.

Una de las primeras acciones realizadas ha sido la actualización del equipamiento del Servicio de Espectroscopía de Absorción Atómica, mediante la adquisición de un espectrómetro de masas con plasma de acoplamiento inductivo (ICP-MS) 7900 de Agilent, que permite el análisis de varios elementos de forma simultánea con unos límites de detección de ppt y subppt. Esta técnica tiene la gran ventaja de que permite eliminar la mayor parte de los tratamientos previos que se realizan en las muestras líquidas antes de su análisis y obtener resultados con una precisión y exactitud notables.

El equipamiento, instalado en el mes de noviembre y valorado en 136 270 euros, puede dar soporte a la industria, en concreto a los sectores de aguas, medioambiental, agroalimentario, metal y aleaciones, petróleo y productos derivados, farmacéutico y cosmética, entre otros. La oferta de esta infraestructura sitúa al Segai como referente en el análisis de metales a niveles de ultratrazas en Canarias.

El Segai ofrece también el alquiler de equipamiento para traducción simultánea de eventos internacionales. Hasta ahora la infraestructura disponible en el Servicio de Electrónica, adquirida en 1985, se basaba en la transmisión vía radio desde la unidad donde se encuentra el intérprete a las unidades receptoras distribuidas entre los presentes en el correspondiente recinto.

Este equipamiento se ha sustituido desde el mes de diciembre por un sistema que utiliza la tecnología de transmisión por vía infrarroja, que presenta como principal ventaja la total inmunidad frente a las interferencias, produciendo una señal de audio completamente nítida y de calidad. Entre la infraestructura adquirida se encuentran 144 receptores para el público, y cada uno de ellos cuenta con varios canales donde están disponibles los audios de los distintos idiomas. Además, esta infraestructura, valorada en 47 937 euros, es compatible con la ya existente en el Paraninfo de la Universidad de La Laguna, de manera que se puede asegurar la cobertura de eventos de numeroso público que requieran la traducción simultánea del ponente.

Análisis térmico


La Universidad de La Laguna también ha adquirido, por valor de 99 690 euros, el calorímetro diferencial de barrido que permite medir el flujo de calor en un rango total de temperatura entre -180 y 725 oC, y el analizador térmico simultáneo, que logra precisar las variaciones de peso y de flujo de calor de forma simultánea desde temperatura ambiente hasta 1500 grados centígrados. El análisis térmico comprende un conjunto de técnicas que analizan el comportamiento de un material al someterlo a un programa de temperatura en atmósfera controlada. Durante este proceso la muestra puede sufrir una gran variedad de cambios y su análisis permite la identificación, control de pureza y estabilidad de materiales.

Ambas técnicas se utilizan en la caracterización de polímeros y adhesivos, productos farmacéuticos, productos alimenticios y biológicos, cerámicas, semiconductores y materiales orgánicos, inorgánicos, metálicos y compuestos. Con ellas se puede obtener información sobre la temperatura característica del material a las que ocurren los procesos físicos (como la fusión, cristalización, transiciones polimorfas, transiciones vítreas, sinterización), los procesos químicos (reacción de oxidación, descomposición, etc.), la energía implicada, así como también realizar estudios composicionales, de determinación de purezas, de determinación del contenido de humedad, materia volátil, cenizas y carbono fijo, y estudios cinéticos entre otros.

Estas aplicaciones hacen que estos equipos disponibles en el Servicio de Análisis Térmico del Segai, únicos en el ámbito regional, sean de interés tanto para los investigadores de las universidades canarias y de otros organismos públicos como para diferentes sectores industriales del entorno.

Espectrómetro de fluorescencia de rayos X


El Vicerrectorado de Investigación, de quien depende el Segai, se ha hecho igualmente con un espectrómetro de fluorescencia de rayos X por dispersión de energía, con el que se puede identificar y cuantificar los elementos químicos presentes en una muestra, desde el sodio al americio, con un límite de detección de ppm. Su principal ventaja es que se obtiene la composición elemental exacta de una muestra sólida o líquida con rapidez y de forma no destructiva.

Este equipo, valorado en 82 900 euros e instalado desde el pasado mes de enero, complementa la infraestructura científica del Segai al permitir abordar el estudio de muestras de las que a priori no se tiene información. Es de interés para la investigación que se realiza desde diferentes áreas, como agricultura, arqueología, ciencia de materiales, física, ingeniería química o química, y encuentra aplicaciones en diferentes sectores industriales como cementos y materiales de construcción, metales y aleaciones, cerámicas y vidrios, catalizadores, plásticos y polímeros, petroquímica, farmacia, cosmética, medioambiental y agroalimentario.

Finalmente, el Servicio General de Apoyo a la Investigación de la Universidad de La Laguna también ha comprado un microscopio de barrido electrónico ambiental EVO 15 de Zeiss para el Servicio de Microscopía Electrónica, que presenta la posibilidad de trabajar en condiciones de alto vacío, presión variable y alta presión, donde es posible estudiar diferentes tipos de muestra, tanto inorgánicas como biológicas, incluyendo aquellas que tienen un alto grado de humedad con la ayuda de una crioplataforma. Además, está equipado con un sistema de microanálisis elemental de alta área de detección. Con la incorporación de este microscopio, valorado en 233 900 euros, el Segai se convierte en el centro de microscopía electrónica más completo de Canarias.

George Li y su viaje emocional a San Petersburgo

Cultura / Ocio/Música
El pianista norteamericano brilló junto a la Filarmónica de San Petersburgo en la 35ª edición del Festival Internacional de Música de Canarias. Foto: PULL

En medio del bullicio del Adán Martín, un bobo aspirante a periodista se sienta en la butaca 16 de la fila 22 dispuesto a presenciar el penúltimo concierto en Tenerife del Festival Internacional de Música de Canarias. En el epicentro mismo del Auditorio, se afana en leer y releer el folletín del programa para eludir una preocupación que le acucia desde el mismo instante en que emprendió su documentación para encarar el concierto: su analfabetismo musical. Guarda, no obstante, un as en la manga: las palabras que el músico y divulgador Ricardo Dulcatenzeiner pronunció en la Sala de Prensa una hora antes del comienzo del evento. Gracias a él, conoce, entre otros datos enciclopédicos, gran parte de la trayectoria del piano solista. Sabe, o así lo anota en su cuaderno, que cuando el público se desvive en aplausos por el maestro que se postra ante el piano, vitorean, en realidad, a un chaval enclenque de 23 años.

Ante tal provocación, el plumilla dedica unos instantes a combatir la duda existencial que le asalta acerca de la inversión que ha hecho de su tiempo y su talento. La comparación (odiosa, como garantiza el cliché) se ve interrumpida, sin embargo, por el estruendo de las trompas; un momento después, le sigue el vértigo de las cuerdas y el piano asegura el broche de oro que convierte en esotérico silencio lo que antes era un inquieto guineo. Lo que acaba de comenzar es, por supuesto, mucho más que un simple estado atmosférico: es el Concierto para piano nº 1 de Tchaikowski, interpretado por el virtuoso pianista norteamericano con ascendencia china George Li. Para arroparle, la Orquesta Filarmónica de San Petersburgo lee las partituras bajo las batutas de Vassily Sinaisky, quien sustituye al conductor habitual, indispuesto por una enfermedad, Yuri Termirkanov.

Retrato estelar de un piano de cola


Aunque el redactor que ocupa la butaca 16 de la fila 22 tiene el paladar endormecido porque solo consume pequeñas cápsulas de música de cámara, de buen gusto recibe la visita de una hilera de vellos en punta que le impiden acabar las frases que torpemente apunta en su libreta. Así, la belleza hipnótica de los arcos de los violines agitando el aire y los espasmos de Li sobre el piano surten el mismo efecto que una sobredosis de umami. En ocasiones, los dedos martillean tan fuerte las teclas que se oye el golpe seco por encima de la armonía en una suerte de torbellino de notas que tan pronto como emprende el vuelo, se sume en una calma de inquietante delicadeza.

En algún punto de la larguísima introducción (dura más que las dos piezas restantes de la primera mitad del concierto juntas), la letra del reporterucho se vuelve cursiva. Escribe palabra sobre palabra por no apartar la vista del escenario y transfiere la carga dramática de la música hasta la punta de su lápiz. Ya no recuerda nada de lo que leyó en el programa, pero es consciente de que la emoción estética que inspira la locura espontánea de su texto se ve motivada por algo tan puro como inadulterable. Al parecer, no solo el periodista opina de ese modo, sino que también la audiencia responde con una ola de aplausos que obliga a Li a regresar una y otra vez hasta interpretar tres solos de piano que permanecerán ad aeternum en las retinas de los presentes.

Desde Rusia con amor


Tras el descanso, le llega el turno a una de las mejores creaciones del también ruso Rachmaninov. Si Tchaikowski se confirma como uno de los grandes de la música clásica de mediados del siglo XIX, la Sinfonía nº 2 confirma a Rachmaninov como un compositor imprescindible entre los románticos soviéticos. La Filarmónica, ya sin la compañía de Li, emprendió ahora un viaje poético en cuatro piezas que serpenteó por los paisajes primaverales de los allegro, el iceberg llameante del adagio y el romance oscuro, casi letárgico, que imperaba sobre ambos. Una afable oscuridad que se vio reforzada, además,  por la sobriedad del corno británico y la calidez técnica de la fuga.

Al final, a nuestro plumilla dejan de importale el resfriado de la señora de la izquierda, la lucha por su mitad del reposabrazos con el señor de la derecha, los siglos de toses que se suceden entre pieza y pieza, el ruido de su lápiz al hacer fricción contra la hoja e incluso su día de mierda (porque sí, los aspirantes a periodista también tienen de eso) puesto que está ante algo tan inmenso que emocionalmente le sobrepasa. Hacia el final del segundo acto, el redactor se sorprende a sí mismo dibujando en los márgenes de su bloc. No es aburrimiento: es el arte que llama a otra arte como ocurre ahora con esta crónica de cuento. Allí, en la butaca 16 de la fila 22, el plumilla no puede evitar cerrar los ojos para ver mejor el concierto. Entonces, ocurre. Una lágrima.

El proyecto Mayores en Comunidad de la Fundación General llega a La Orotava

ULL
La Fundación General de la Universidad de La Laguna es la encargada de llevar a cabo este proyecto con lo mayores del municipio norteño. Foto: PULL

El envejecimiento demográfico es una evidencia cada vez más palpable en Canarias, y aunque con desigual grado de incidencia, todas sus islas y municipios están directamente afectados. La Universidad de La Laguna y su Fundación General han impulsado la creación del Laboratorio de Innovación Social sobre Envejecimiento para hacer frente a este reto social. Enmarcado en este espacio de trabajo experimental y de reflexión, el pasado 5 de febrero tuvo lugar un encuentro entre el equipo técnico de la Unidad de Innovación Social de la Fundación, las responsables de Servicios Sociales del Ayuntamiento de La Orotava y un variado grupo de mayores del municipio pertenecientes a distintas asociaciones.

Es el transcurso del encuentro, el grupo, conformado por trece personas mayores, demandó más recursos institucionales para reducir la brecha tecnológica o la mejora de la movilidad, entre otras cuestiones. También coincidieron en que, a pesar de que las condiciones de la población mayor han mejorado en los últimos años, queda mucho trabajo por hacer.

Desde el Laboratorio de Innovación Social sobre Envejecimiento se están llevando a cabo varios proyectos piloto, tales como “Comunidades inclusivas ante el envejecimiento”, “Mayores en Comunidad” o “Envejecimiento y soledad no deseada”, gracias al apoyo del Servicio Canario de Empleo, el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y CaixaBank.

Objetivos


Con ellos se pretende dar respuesta a las diversas realidades del envejecimiento en Canarias a través de investigaciones aplicadas, complementadas con trabajo en paralelo desde el punto de vista comunitario y la utilización de la tecnología. En ese sentido, durante el encuentro, las personas mayores tuvieron la oportunidad de validar una plataforma tecnológica, específicamente diseñada para este colectivo, que verá la luz próximamente y que permitirá, tanto la comunidad de mayores de Canarias, como a las distintas instituciones, tener un nuevo recurso gratuito para concentrar contenidos y conocimientos de alto valor para abordar el reto del envejecimiento y la soledad no deseada.

El encuentro se desarrolló en el Centro Municipal de Mayores de La Orotava, una casa del siglo XVI transformada en espacios polivalentes usados por más de 200 mayores cada día. Multitud de actividades son desarrolladas allí por los equipos técnicos del consistorio, con ayuda de asociaciones como por ejemplo Amavite, pero, sobre todo, gracias a la labor desinteresada y voluntaria de un grupo de mayores.

En marcha el título propio de Máster en Gestión del Agua

ULL
El consejero insular de Aguas, Manuel Martínez, y la vicerrectora de Docencia, Anabel Jiménez, asistieron este lunes al acto de apertura del Máster. Foto: PULL

El Cabildo de Tenerife, a través del Consejo Insular de Aguas, y la Universidad de La Laguna, han puesto en marcha el título propio de Máster en Gestión del Agua, una iniciativa en la que toman parte 25 estudiantes y que tiene como objetivo facilitar la formación para desarrollar trabajos de dirección y gestión en organismos públicos que gestionen el ciclo integral del agua, servicios municipales o mancomunados que gestionen partes o la globalidad del mismo, así como en empresas consultoras de ingeniería hidráulica. Además, esta formación contribuirá al desarrollo del conocimiento y a la resolución de problemas relacionados con la gestión sostenible y las tecnologías del agua.

El consejero de Aguas, Manuel Martínez, y la vicerrectora de Docencia, Anabel Jiménez, asistieron este lunes al acto de apertura del máster. Martínez indicó que esta iniciativa surge “para mejorar la formación y capacitación de los nuevos profesionales del sector del Agua ante el escenario que existe en Tenerife, en el que tenemos una gran diversidad hidrológica, climatológica y de usos en el territorio”. Además, indicó que “los graduados podrán obtener un conocimiento global del ciclo integral del agua y crear una política de colaboración a través del conocimiento, con países vecinos. Así, este máster puede ser la base del establecimiento y el fortalecimiento de relaciones con países africanos que demanden formación para sus futuros líderes en dicho sector”.

Por su parte, Anabel Jiménez señaló que “con este título propio, la Universidad de La Laguna se ha puesto una vez más la servicio de la sociedad, atendiendo una demanda formativa planteada desde el Cabildo. Hemos trabajado mano a mano desde el principio en una relación muy fluida con los profesionales del sector y creo que tenemos un programa formativo muy atractivo, sobre el cual hay depositadas grandes expectativas”. Asimismo, recordó que Canarias es una región líder en la gestión del agua y que necesita contar con personal altamente cualificado “para lo cual este máster resulta de gran valor”.

La puesta en marcha y supervisión del mismo, que está adscrito a la Escuela de Doctorado y Estudios de Posgrado, estarán al cargo de la profesora del Departamento de Ingeniería Química de la Universidad de La Laguna, Luisa María Vera, y del gerente del Consejo Insular de Aguas, Javier Davara. Tendrá carácter bienal y se llevará a cabo entre el 1 de febrero de 2019 y el 31 de enero de 2021.

La creación de un título propio de Máster en Gestión del Agua está enfocado a tender puentes e invertir en el futuro compartido dentro de un mundo global. Requiere, por tanto, un cambio de paradigma y del papel a jugar por parte de las instituciones públicas que han de liderar la construcción y el progreso de sociedades más justas y solidarias, inteligentes y colaborativas. El título se estructura en una única especialidad y trata de adaptar las materias del programa a la evolución sufrida en las demandas del entorno respecto a los gestores y jefes de explotación de instalaciones de agua.

Competencias


De las competencias básicas que adquirirán los futuros alumnos destacan, entre otras, la de poseer y comprender conocimientos que aporten una base u oportunidad de ser originales en el desarrollo y/o aplicación de ideas, a menudo en un contexto de investigación; conseguir que los estudiantes sepan aplicar los conocimientos adquiridos y su capacidad de resolución de problemas en entornos nuevos o poco conocidos; lograr que integren conocimientos y se enfrenten a la complejidad de formular juicios a partir de una información incompleta o limitada; ayudarles a ser capaces de comunicar sus conclusiones a públicos especializados y no especializados de un modo claro y sin ambigüedades y que posean las habilidades de aprendizaje que les permitan continuar estudiando.

De igual modo, entre las competencias generales  se encuentra la capacidad para la gestión eficiente de los recursos hídricos y de las instalaciones destinadas a su obtención y tratamiento; conocer las características de las aguas potables, desaladas, residuales y regeneradas, así como la normativa aplicable a cada caso; capacidad para identificar los principales procesos y tecnologías que se aplican en el tratamiento de aguas desaladas, residuales y potables; capacidad de integrar conocimientos relativos a las estrategias de explotación y mantenimiento de infraestructuras (sistemas de almacenamiento, estaciones de bombeo, redes de distribución y redes de saneamiento), la capacidad para integrar conocimientos en materia de análisis económico-financiero, gestión de activos y recursos humanos.

Como competencias específicas resaltan el conocimiento de los elementos que integran el balance hídrico, la evaluación de los recursos de agua utilizables para los distintos usos y su problemática específica, el conocimiento de la composición y propiedades de las aguas y los fenómenos químicos y físicos que tienen lugar tanto de forma natural como inducidos artificialmente o por la presencia de contaminantes; el conocimiento de los componentes biológicos relacionados con la vida en el agua, de los parámetros indicadores de contaminación física, química y biológica de las aguas, y de las técnicas para su determinación, de las tecnologías convencionales y avanzadas y la capacidad de integrar conocimientos de eficiencia energética y de energías renovables en la gestión del agua, entre otros.

Ir a Top