Estado actual del centro escolar tras su mejora. Foto: PULL

Rosa Aguilar inaugura mañana en Senegal una escuela rehabilitada

Solidaridad

La Universidad de La Laguna acaba de finalizar las obras de rehabilitación de una escuela de primaria en Senegal, con fondos de cooperación del Gobierno de Canarias. En concreto se trata de la escuela elemental del barrio de Hydrobase, situada en la Langue de Barbarie, perteneciente a la ciudad de Saint Louis. El centro educativo estaba muy deteriorado, muchas de sus aulas sin ventanas y sin techos, de ahí que su reactivación suponga una gran noticia para esa zona, acusada de altos niveles de pobreza y analfabetismo. La rectora, Rosa Aguilar, asistirá mañana martes 2 de noviembre a su acto inaugural.

Esta acción ha sido liderada por el Vicerrectorado de Proyección, Internacionalización y Cooperación del centro académico, a manos de Lidia Cabrera, quien también estará presente en la ceremonia de mañana martes. Para llevar a cabo la obra se ha contado con la colaboración directa como socio local de la Universidad Gaston Berger de Saint Louis, con quien la Universidad de La Laguna mantiene estrechos vínculos de cooperación internacional.

La escuela elemental del barrio de Hydrobase antes de su rehabilitación. Foto: PULL

En la ceremonia de inauguración de la escuela, a la que asisten 700 escolares, también participará su rector, Ousmane Thiare, además del director de la escuela, el alcalde del municipio y el representante de los padres y madres de los niños y niñas.

«La nueva sala de informática para prácticas educativas llevará el nombre de Universidad de La Laguna»


En esta actuación se han rehabilitado seis aulas, que estaban en un estado ruinoso, y además se ha construido una sala de informática para prácticas educativas, que llevará el nombre de la Universidad de La Laguna. Con un presupuesto de 72 000 euros, la Universidad de La Laguna ha reacondicionado todo el espacio y lo ha equipado. Se trata del único centro educativo del barrio Hydrobase, formado mayoritariamente por pescadores. Acoge a todos los niños y niñas de siete a trece años del barrio y del pueblo vecino de Fass Dièye.

La idea, además, es que estudiantes de esta universidad puedan realizar prácticas en la citada escuela. De hecho, ahora mismo una alumna está realizando su Trabajo de Fin de Máster con un proyecto educativo destinado a esta escuela, y especialmente dirigido al empoderamiento de las niñas, para que no abandonen la etapa escolar.

Lo último sobre Solidaridad

Menas: la dura realidad

Viajes en patera, discriminación, criminalización o agresiones racistas son algunas penurias a
Ir a Top