No te quejes

Opinión

Sin duda, la noticia de este fin de semana para la comunidad universitaria ha sido la creación de un nuevo logo que costará 13 000 euros. Han sido múltiples las reacciones negativas por parte del alumnado, quien, a través de la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) ha creado una petición en la plataforma change.org pidiendo la consulta a los alumnos en relación a la implantación del nuevo logotipo. Las respuestas por parte de la institución han sido en defensa de la nueva imagen, pues aseguran que ahora somos “más universidad y más La Laguna que nunca”.

Todos somos conscientes de la realidad de nuestra institución: no nos sobran cosas, más bien nos faltan. Pero ¿y qué?, si tenemos logo nuevo. Desde que llegó a la Universidad de La Laguna el grado de Ingeniería Industrial no disponen de facultad propia, pero no importa porque tenemos nuevo logo. La facultad de Biología sigue sin disponer de ascensor pero da igual, tenemos logo nuevo. En Periodismo llueve más dentro que fuera de la pirámide pero el logo nos hará de paraguas. Además, tampoco hay un becario para el préstamo de material audiovisual, siendo el técnico quien tiene que hacer doble trabajo.

Decenas de alumnos tienen dificultades para pagar su matrícula y poder estudiar un grado, pero ¡oye!, que tenemos logo nuevo. ¿Y si no podemos pagar el transporte? No te preocupes, la Universidad tiene nueva imagen. Algunas cafeterías no disponen de comedor para almorzar, pero no merece la pena si tenemos logo nuevo. La facultad de Educación necesita una reforma urgente, pero da lo mismo teniendo un logotipo diferente al de antes.

Son infinitas las carencias de nuestro centro pero los de arriba prefieren gastar el dinero  en crear un logotipo distinto al que teníamos hasta ahora. ¿Es realmente necesario? Bueno, no te quejes, que tenemos logo nuevo.

Estudiante de Periodismo. Todoterreno. Amante de la danza en toda su expresión. "La comunicación es una coreografía entre diversos agentes y yo quiero bailar".

Lo último sobre Opinión

Las redes sociales han cambiado y la forma de usarlas también. Foto: PULL.

Una ola negativa

Las redes repercuten en muchas ocasiones de forma negativa sobre los deportistas,
Ir a Top