Wenceslao Peñate: “Algunos alumnos abandonan por trastornos mentales”

Ciencias de la Salud

Wenceslao Peñate Castro es catedrático de Psicología de la Universidad de La Laguna. Además, es coordinador de un grupo de investigación para el estudio de la Agorafobia. Este trastorno mental es uno de los más desconocidos y, a su vez, uno de los más perjudiciales en el ámbito laboral y estudiantil. Los psicólogos prefieren referirse a que hay un área que no funciona perfectamente y que en este caso, tiene que ver con los comportamientos evitativos relacionados a sentimientos que tienen que ver con la ansiedad.

A pesar de que los trastornos o enfermedades mentales se suelen relacionar a épocas en las que socialmente, puede existir cierto grado de tensión como lo son los periodos de crisis económica. Aún así, Peñate asegura que “es algo eterno. La ansiedad, por ejemplo, es una respuesta humana, de miedo. Gracias al miedo, estamos aquí porque nos ha hecho ser precavidos, prudentes, evitar el peligro y defendernos mejor”.

Por otro lado, la agorafobia “suele ser algo típicamente femenino”, aclara,  pero no hay ninguna razón por la que se tenga que dar más en un sexo que en otro. “Se trata de una cuestión sociológica. Tiene más que ver con la cultura que ha acentuado más el papel de que las mujeres son más sensibles y prestan más atención a las emociones y/o efectos emocionales. No hay ninguna explicación biológica de por medio”, asegura el catedrático.

“La terapia con exposición de realidad virtual es, a veces, más eficaz que la terapia con exposición real”


En cuanto al ámbito laboral, “frecuentemente, este tipo de personas, no pueden ir a su trabajo. En algunos casos, cuando no queda más remedio y se hacen muy crónicos, terminan pidiendo la baja laboral permanente”, explica el doctor. Algo parecido ocurre en las aulas donde “algunos alumnos tienen la valentía de contar qué les pasa y en el peor de los casos, algunos abandonan la carrera” ya que se ven superados por la situación.

Su equipo lleva a cabo esta labor de investigación desde 2004. Principalmente, empezaron “a trabajar uno de los pilares de la terapia psicológica que es la del tratamiento cognitivo conductual y raíz de ello, construimos escenarios con realidad virtual. Los resultados fueron muy buenos”, recalca Peñate. Actualmente, están investigando porque “la terapia con exposición de realidad virtual es, a veces, más eficaz que la terapia con exposición real”.

Por otro lado, también afirma que se ha intentado crear algún tipo de servicio de información y ayuda para los universitarios que puedan llegar a sufrir algo de este tipo pero que “cuando se ha intentado crear, nunca ha salido adelante. La Universidad no ha entendido que es algo que hace falta y es que en otras instituciones como la Complutense en Madrid, en Murcia o Sevilla, esto existe”. Además asegura que “las clínicas son muy solventes”. El personal no sería un problema porque garantiza que “tenemos los profesionales más cualificados así como estudiantes de máster que son muy buenos y que pueden echar una mano muy buena. Nos podemos ayudar todos”.

Escribiendo canciones entre otras historias. Detrás de la máquina de escribir o entre las teclas blancas y negras de un piano. El que lo intenta, también gana.

Lo último sobre Ciencias de la Salud

Ir a Top