Una bella persuasión

Opinión

The Beguiled, título original de este largometraje de la directora neoyorquina Sofía Coppola, segunda adaptación de la novela de Thomas P. Cullinam, fue llevada al cine magistralmente en los años 70 por Don Siegel con Clint Eastwood en el papel protagonista. La cinta nos sumerge en una bruma turbia y constante con la quietud del ambiente, una escasa y acertada iluminación del interior, bellísima fotografía, excelente dirección e interpretación de los personajes. Sin embargo, el resultado final es tibio.

La película está ambientada tras los muros de un colegio femenino del sur de Estados Unidos durante la Guerra de Secesión donde un reducido número de alumnas, Edwina, la profesora (Kirsten Dunst) y la Srta. Martha (Nicole Kidman), institutriz de la escuela, conviven allí, aisladas de la guerra y del mundo exterior. Sin tener otro lugar al que ir, descubren a un soldado enemigo herido (Colin Farrel) tras los muros de la residencia. Desconocedoras de que acogerlo traería consigo el deterioro de una fría, estática pero armoniosa convivencia, con unas relaciones personales entre ellas bastante definidas, deciden llevarlo con ellas y cuidar de él. El deseo. La compasión. Los celos. La sensualidad y la sexualidad reprimidas. El tener un lugar donde ir, aunque sea a él. Al que recurrir. Sentirse únicas, diferenciarse. Rebelarse. Romper la monotonía. Saltarse las reglas. Comunicarse.

«Nicole Kidman nos regala una gran actuación, bastante acertada, recordándonos a la gran actriz que deseábamos volver a ver»


Todo ello estrictamente controlado por la Señorita Martha que, desde la frialdad y la rigidez de un interior calculador que necesita la regencia de un lugar como aquel, lleva también dentro la fantástica luz tenue y carnal del deseo que ilumina cada escena y que nos hace preguntarnos a cada momento qué pasa por las mentes de estas mujeres.

A través de su filmografía Coppola profundiza en historias de carácter personal, tanto con sus historias como con sus personajes. Las vírgenes suicidas (1999), Lost in Traslation (2003), con la que se convirtió en la primera mujer estadounidense nominada al Oscar a la mejor dirección, María Antonieta (2006), Somewhere (2010), The Bling Ring(2013) y ahora The Beguiled.

Colin Farrel no puede tener el carácter turbio que lograría Eastwood en su predecesora, por su fisonomía, por su actuación y no consigue llevarte a ese punto de seducción física, sin embargo, sí transmite embriaguez emocional, contagia ternura y devoción, algo así como manipulan los encantadores de serpientes. Nicole Kidman nos regala una gran actuación, bastante acertada, recordándonos a la gran actriz que deseábamos volver a ver en un papel que la directora escribió pensando en ella. Kirsten Dunst trabaja con Sofía Coppola por cuarta vez, consolidándose así una gran relación entre ambas (Las vírgenes suicidas, María Antonieta, The Bling Ring).

«La obra, muy bella estéticamente, sorprende por lo casi minimalista de la realización»


La obra, muy bella estéticamente, sorprende por lo casi minimalista de la realización. La luz, por su parte, es maravillosa tanto en el interior como en las escasas escenas del exterior, ya que Sofia Coppola ha sido la reina del pop artístico. Ya en María Antonieta llenaba los planos de múltiples accesorios. Aquí no. Aquí todo tiene un sitio. Pero le falta fuerza, dureza, contundencia. Es tibia. Los papeles femeninos, tal vez porque la directora es mujer, están muy bien trazados. En el caso del joven soldado, el giro de su personaje no logra entenderse demasiado, ya que su interpretación anterior no te lleva a pensar en que dentro de él exista alguien tan turbado.

Es una película sobre el comportamiento humano, en situaciones limíte, en la que todos se unen para eliminar al enemigo común. Es elegante, sutil, melancólica, con una magnífica banda sonora de Phoenix, basada en Magnificat, de Montiverdi, introducida de manera esporádica y precisa.

Una seducción digna de ver.

 

Lo último sobre Opinión

Micromachismos

La violencia de género está siendo un tema de debate este último
Ir a Top