Quiosco central de la plaza del pueblo de Los Silos. Foto: C.R.

Un paseo por Los Silos, donde las fábulas adornan las calles

Literatura

¡Las tiras de colores, las lágrimas que adornan la plaza! Miren esas alas enormes que le crecen a una niña que vuela sobre los tejados, menuda carambola acaba de hacer. Imágenes que quedan grabadas en la retina y vuelan por el aire mientras una paseante va tomando fotos con sigilo por las calles, no sea que la descubran las hadas y los gnomos que hacen de las suyas. Allí están, jóvenes, pequeños y mayores asomaban sus naricillas por la ventana a respirar un poco de sol, y el pueblo de Los Silos bulle de murmullos y sonrisas: se celebra la XXIII edición del Festival Internacional del Cuento, y la magia se respira en cada rincón.

 

Un escenario en forma de lágrima en la plaza mayor del pueblo. Los mayores también se animaron a pasar el día fuera. Foto: C.R.

 

La guagua de los cuentos fue una de las apuestas de este año, a donde los narradores y público se subían para disfrutar de la velada. Foto: C.R.

 

El estómago también tiene su hueco, como en los puestos que se montaron al lado de la Iglesia. Foto: C.R.

 

Las tiras del quiosco reflejan la luz. Foto: C.R.

 

La organización se reúne en el interior del exconvento de San Sebastián. Foto: C.R.

 

Interior de la exposición sobre el divulgador Pedro C. Cerrillo. Foto: C.R.

 

Las alumnas de Magisterio hacen sus prácticas en la mención de fomento de la lectura. Foto: C.R.

 

Las alumnas de Magisterio animan a que los padres ‘cuenten cada noche un cuento a sus hijos’. Foto: C.R.

 

Un caballo y un ciervo guardan la entrada del pueblo. Foto: C.R.

 

Detrás del Ayuntamiento se decoran los paneles de distintas asociaciones. Foto: C.R.

 

Esta fue una ocasión ideal para salir en familia a disfrutar del día. Foto: C.R.

 

La avenida llena de puestos y actividades para grandes y pequeños. Foto: C.R.

 

‘Yo te daría mis alas’. Foto: C.R.

 

Algunos pájaros comienzan a tejer sus nidos en Los Silos. Foto: C.R.

 

Uno de los ‘callejones literarios’ que se inauguraron en esta edición. Foto: C.R.

 

Escuchan atentamente el cuento de una vaca que no sabía sonreír con las monitoras de las prácticas de Magisterio Infantil. Foto: C.R.

 

Ernesto Rodríguez Abad, director del Festival, en una de las sesiones literarias en su biblioteca. Foto: C.R.

 

Las casas se llenan de guirnaldas, muñecos y manualidades para embellecerlas. Foto: C.R.

 

La noche llega, pero los juegos continúan. Foto: C.R.

 

Estudiante de Periodismo en la Universidad de La Laguna. Escritora compulsiva con debilidad por los gatos. Suelo perderme y encontrar lugares nuevos. ¿Un verso?: "Algún día seré todas las cosas que amo", Luis Cernuda.

Lo último sobre Literatura

Ir a Top