Tag archive

Premio Alonso de Nava Grimón

Antonio Martinón se despide de la ULL con un “yo quiero a la Universidad”

ULL
Imagen de familia de los galardonados en el Día Institucional junto al rector, la presidenta de Alumni ULL, Carmen Pitti, y el presidente del Consejo Social, Raimundo Baroja. Foto: PULL

La Universidad de La Laguna celebró ayer lunes por la tarde su Día Institucional, rememorando la efeméride de la firma del decreto que ordenaba su fundación. El acto de celebración de este aniversario, que tuvo lugar en el Paraninfo, sirvió para honrar a las personas que conforman la comunidad universitaria, ya sea para despedirlas con honores en el tiempo de su jubilación o para destacar su excelencia en diferentes facetas mediante varios galardones.

El rector, Antonio Martinón, enfatizó en su intervención el compromiso de la Universidad de La Laguna con la sociedad, lo que a su juicio queda patente en la colaboración de Alumni y del Consejo Social. Martinón, que repasó uno a uno todos los galardones concedidos, dijo que su equipo de gobierno ha puesto todos los esfuerzos por apoyar a los jóvenes investigadores y ofrecerles una carrera investigadora sólida, lo que no se ha logrado en todos los casos, pero sí ha sido un avance sustancial, a través de diversas convocatorias. “Los héroes de nuestro tiempo son los jóvenes que están haciendo la investigación de hoy y harán la de mañana”, destacó.

El rector adelantó que en los próximos días convocará las elecciones al Rectorado, y agradeció a las “tres brillantes catedráticas” que han mostrado su interés de concurrir a estos comicios, “por su paso valiente al hacerlo”. Dio las gracias por el apoyo que ha recibido de la comunidad universitaria, y también de la sociedad, y concluyó su intervención afirmando directamente: “Yo quiero a la Universidad de La Laguna”.

En el apartado de discursos institucionales, que serviría como colofón de la ceremonia, también intervino el presidente del Consejo Social, Raimundo Baroja, y la presidenta de la asociación Alumni ULL, Carmen Pitti. Baroja se dirigió especialmente a los jóvenes premiados por sus trabajos fin de máster, de quienes dijo que son el futuro de la sociedad y los protagonistas de una nueva era. Ciro Gutiérrez, director general de Universidades, presente en el acto institucional, felicitó a la Universidad de La Laguna por este reconocimiento a la excelencia en distintos ámbitos.

Carmen Pitti, por su parte, recordó que la asociación que representa nació en 2001, mediante la colaboración de un pequeño grupo de personas, mientras que hoy cuenta con más de dos mil asociados y que gracias a sus cuotas mantienen y potencian la vinculación con esta casa de estudios y su conexión con la sociedad. Recordó los premios que concede esta entidad y otras actividades que realiza la asociación.

La ceremonia comenzó a las 19.00 horas con la conferencia Importancia de Betancuria en la formación del habla canaria, que dirigió el catedrático de Filología Española Marcial Morera Pérez. En una amena intervención apuntó que los viejos betancurianos y teguiseños realizaron una particular adopción de nombres prehispánicos. Lo que hoy llamamos habla canaria, “que como toda lengua periférica viene precedida de mala prensa”, explicó Morera, es un amalgama de culturas diferentes, no en vano contiene resquicios del francés antiguo, portugués y árabe, que se mezclaron con el habla prehispánica de aquel entonces, y de todo ello salió una versión diferente del español peninsular, enriqueciéndolo en muchos casos.

Reconocimiento al personal jubilado


Tras la conferencia, se procedió a homenajear a las personas vinculadas profesionalmente a la Universidad de La Laguna que solicitaron su jubilación el pasado curso. En primer lugar, se entregó sus distinciones a once miembros del personal docente e investigador. En representación del colectivo habló Francisco José Valladares Parrilla, quien afirmó que esperaba, en nombre del colectivo, “haber impregnado a los estudiantes de un espíritu universitario, es decir, universal”.

Seguidamente le tocó el turno a los integrantes del personal de administración y servicios del centro que cesa su actividad laboral en el centro, en cuya representación habló uno de los homenajeados, Fernando Rodríguez Junco. El portavoz destacó la voluntad de servicio del colectivo del PAS, que ha acompañado a estudiantes y profesorado en la realización de sus proyectos, dijo.

En este apartado dedicado al personal hubo un momento especialmente emotivo de reconocimiento a Santiago de la Cruz Díaz Rivero, por su inestimable y desinteresada colaboración en los actos académicos solemnes en los que ha continuado participando como ujier hasta la actualidad, a pesar de que compromiso formal con la institución que finalizó en 2009. “Echo de menos la universidad”, dijo el homenajeado.

Premios institucionales


Otra parte importante del acto se centró en la entrega de diversos premios que honran la excelencia académica, profesional y científica de diversas personas de los colectivos que conforman la Universidad de La Laguna, convocados por la propia Institución académica, el Consejo Social y la Asociación Alumni ULL.

En primer lugar, se entregaron los premios institucionales de la Universidad de La Laguna. El correspondiente a las Mejores Prácticas en Administración y Servicios recayó en el Servicio de Microscopia Electrónica, cuyos responsables son Marcos José Frías García y Juan Luis González Álvarez, el segundo de los cuales subió al escenario para recoger el premio. El premiado dijo que la senda de la calidad es su objetivo diario, y quiso compartir el galardón con el resto de laboratorios del Servicio General de Apoyo a la Investigación.

El Premio a la Innovación Educativa fue concedido a Manuel Nicolás Hernández Guerra de Aguilar, del Departamento de Medicina Interna, Dermatología y Psiquiatría, por el proyecto titulado Implementación del método de aprendizaje Aula Inversa en Ciencias de la Salud, que ha supuesto una mejora en el rendimiento del alumnado del centro. El profesor explicó que el proyecto surge con y para el alumnado, que ha gustado mucho a los estudiantes y ha conllevado una clara mejora en sus calificaciones.

El tercero de los premios institucionales, de Investigación, reconoce la trayectoria científica de una persona atendiendo a los méritos expresados en su currículo. En esta ocasión, fue concedido a Margarita Isabel Ramos Quintana, catedrática de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, con cinco sexenios de investigación y que da muestra de una calidad investigadora muy por encima de la media de esta área en el ámbito nacional. Ramos Quintana señaló el honor que significa para ella este galardón, y agradeció a sus colaboradores el apoyo, dado que la investigación, dijo, nunca se realiza sola. Dedicó el premio a los jóvenes investigadores, para que sean valientes en sus proyectos y en la captación de fondos, y a su propia familia.

El Premio al Mecenazgo de la Universidad de La Laguna, que otorga directamente el Rectorado a entidades que hayan destacado por su colaboración con el centro, recayó en la Fundación MAPFRE Guanarteme, con la cual se mantienen varios acuerdos de colaboración que han redundado en ayudas de diferente naturaleza dirigidas principalmente al alumnado, y sobre todo de potenciación de su internacionalización. Recogió la distinción José Barbosa Hernández, vicepresidente de la entidad.

El último premio institucional, a la Internacionalización, fue otorgado al Servicio de Idiomas de la Universidad de La Laguna, por sus 25 años de enseñanza a toda la comunidad universitaria y la integración de los estudiantes internacionales a través de sus cursos de español como lengua extranjera. Lo recogió su jefe de estudios, Reinhard Duglay, quien apuntó que el premio es un gran honor para el servicio al que pertenece, que cumple ahora veinticinco años de vigencia y que está formado por un “magnífico equipo humano muy comprometido con su trabajo”.

Consejo Social y Alumni


La segunda tanda de premios correspondió a los entregados conjuntamente por el Consejo Social de la Universidad de La Laguna y la Asociación Alumni ULL a los mejores trabajos fin de grado realizados por el alumnado. En la categoría de Arte y Humanidades la ganadora fue Myriam Hernández Domínguez; en Ciencias, Ruth Rodríguez Ramos; en Ciencias de la Salud, José Manuel de la Vega Fernández; en Ciencias Sociales y Jurídicas, Estefanía Acosta; y en Ingeniería y Arquitectura, Daniel González Calvo.

El último bloque de galardones corresponde a los concedidos en solitario por Alumni ULL. El Premio a los Valores Humanos en el Alumnado de la Universidad de La Laguna José Luis García Pérez recayó en la asociación de Jóvenes Investigadores de Tenerife (JINTE), que fue recogido por Sara Barrios Díaz, su presidenta. La dignificación de la actividad investigadora es uno de los propósitos de esta asociación, recordó su portavoz, que afirmó que ha intentado acercar la ciencia a la sociedad y divulgar la actividad científica entre la ciudadanía, al tiempo que reclamó condiciones dignas para los jóvenes investigadores.

El Premio al Mejor Expediente Académico de la Universidad de La Laguna del curso 2016-17 fue concedido a Irene Bello Hernández, alumna del Grado en Español, mientras que el Premio Alonso de Nava Grimón, que distingue a una persona que haya estado o esté relacionada con el centro académico y se distinga por su trabajo, por su espíritu crítico y conciliador, y que desarrolle actividades para la comunidad, recayó en la profesora de la Facultad de Ciencias de la Salud Nélida Rancel Torres, exvicerrectora de Relaciones Universidad y Sociedad. La galardonada recordó los 45 años que ha estado vinculada a la Universidad de La Laguna, primero como alumna y después como profesora de Medicina. Hizo gala de su lealtad a la institución, donde se ha desarrollado profesionalmente, y donde se ha granjeado la amistad y el reconocimiento de multitud de personas de la comunidad universitaria, al tiempo que tuvo un reconocimiento hacia sus padres, quienes le inculcaron los valores que ha tratado de defender a lo largo de su vida.

Tras una actuación musical a cargo de la clarinetista Amanda Armas Capote, el acto se cerró con las palabras del presidente de Consejo Social, la presidenta de Alumni ULL y el rector.

El viernes finaliza el plazo para las candidaturas a los premios Alumni

ULL
La clasificación también incluye su posicionamiento en el puesto 290 de entre las 5887 instituciones europeas analizadas, y en la posición 704 de casi doce mil a nivel mundial. Foto: PULL

Alumni, la asociación que congrega a los antiguos alumnos y amigos de la Universidad de La Laguna, ha convocado recientemente sus premios anuales, cuyo fallo se conocerá el 11 de marzo, en la ceremonia del Día Institucional del centro académico. Uno de sus galardones es el XVI Premio a los Valores Humanos José Luis García Pérez, dirigido tanto a la comunidad universitaria, como a los colectivos en los que participe el alumnado de la Universidad de La Laguna. La dotación será de 1500 euros, que el ganador destinará a una entidad sin ánimo de lucro. El plazo para presentar candidaturas expira este viernes 22 de febrero.

Se pretende con ello premiar a quien o quienes se hayan distinguido, no ya por su aprovechamiento académico sino también por sus cualidades humanas, a través de su dedicación e implicación en actividades solidarias, sociales, humanitarias, culturales o en defensa del medioambiente.

Para poder concurrir a esta convocatoria hay que estar matriculado en la ULL y tener aprobado al menos un curso académico, en el caso de los alumnos; para el personal, tener como mínimo tres años de vigencia en la Institución; y para el colectivo solicitante, estar vinculado con la Universidad de La Laguna, o que al menos un 50 % del grupo esté formado por estudiantes de la Universidad de La Laguna.

La documentación para poder participar en todas las convocatorias ha de presentarse en la sede de la entidad convocante, en la calle Viana 50, de La Laguna, o por correo electrónico a alumni@ull.es.

Reconocimiento a las cualidades humanitarias y mejor expediente académico


El IX edición del Premio Alonso de Nava Grimón supone un reconocimiento hacia una personalidad distinguida que tenga o haya tenido relación con la Universidad de La Laguna, y recompensa a aquellos que hayan resaltado por sus cualidades humanitarias en el seno de la institución académica.

El plazo para presentar candidaturas a esta convocatoria finaliza, también, este viernes 22 de febrero. Se trata de un galardón honorífico sin dotación económica, que destaca una trayectoria caracterizada por el trabajo y el afán de servicio a la comunidad. En anteriores ediciones los premiados han sido Marcos Guimerá Peraza, Luis Balbuena Castellano, Enrique Fernández Caldas, José Manuel Méndez Pérez, Basilio Valladares Hernández, Marta Ouviña Navarro, Victoria Marzol Jaén y Juan Cruz Ruiz.

El último premio que concede Alumni es al Mejor Expediente Académico del curso 2017-18, con una dotación económica de mil euros y que se otorga por certificación de la Secretaría General de la Universidad de La Laguna.

Martinón dice que no se puede seguir explotando a los jóvenes investigadores

ULL

La Universidad de La Laguna celebró ayer lunes, 12 de marzo, por la tarde, su día institucional con un acto en el Paraninfo, durante el cual, además de conmemorar el 226 aniversario de su fundación, visibilizó la excelencia de las personas que conforman su comunidad mediante la entrega de varios galardones. El acto, realizado en colaboración con Alumni ULL, estuvo presidido por el rector, Antonio Martinón, quien cerró la ceremonia con un discurso en conde hizo hincapié en que “no se puede seguir abusando de las ganas de los jóvenes investigadores, explotándolos. Esta es una deuda que este país tiene con las generaciones más jóvenes”.  También se refirió a la evidente complejidad de una institución como la universidad, donde sigue siendo necesaria la innovación en los ámbitos de la docencia y de la investigación: “No queremos una universidad petrificada, sino cambiante, internacionalizada, innovadora”.

El rector reconoció el trabajo de la Fundación CajaCanarias, “colaboradora habitual y fiel de esta institución” y señaló, además, que la celebración del 225 aniversario ha sido una oportunidad para acercarse más a la sociedad, labor en la que «Alumni ULL y el Consejo Social juegan un papel importante». Matizó que la universidad es, ante todo, una entidad regional, de las siete islas, dedicada a formar, investigar y transferir el conocimiento. “Y para eso necesitamos a la sociedad, no me cansaré de decirlo”.

La brecha cognitiva de la sociedad del conocimiento


Otra intervención destacada fue la de Teresa Giráldez, investigadora Ramón y Cajal de la Universidad de La Laguna, que impartió la conferencia Investigación, docencia, un espacio común: la universidad. Comenzó su intervención alertando de los peligros de la sociedad del conocimiento, «que si a principios de su desarrollo resultaba una promesa de desarrollo y progreso para la sociedad, ha acabado derivando en numerosos peligros, como la creación de las brechas digital y cognitiva”.

Giráldez apuntó que esta aceleración «supone un problema para la humanidad, dado que la velocidad de los fenómenos hace prácticamente imposible que la sociedad se adapte a ellos». Así, añadió que «todo esto ha desembocado en la actual era de la posverdad, que pone en entredicho la credibilidad de los medios y de la ciencia, facilitándose la transmisión vía redes sociales de informaciones sesgadas o, directamente, falsas».

Por todo ello, afirmó, “ahora, más que nunca, la sociedad necesita emplear herramientas intelectuales que se convierten en esenciales: el pensamiento crítico, la investigación continuada y la revisión de las creencias en base a la evidencia. Y es ahí precisamente donde la universidad debe asumir su papel: debe formar, pero también informar a la sociedad”.

 

Reconocimiento al personal jubilado


El acto comenzó con la proyección de un video que repasó algunos de los hitos de 2017 en la institución académica, un año especial por la celebración tanto de los 225 años del centro como de la primera edición del Campus América. Seguidamente, se procedió a hacer un reconocimiento al personal de la institución jubilado el año pasado, que fue subiendo al escenario a recoger su placa.

El hasta no hace mucho profesor titular del Departamento de Filología Española Rafael Hernández Fernández habló en nombre del personal docente e investigador jubilado. En su breve discurso, trató de posicionar la participación del profesorado en las últimas décadas del siglo XX y primeras del XXI en la Universidad de La Laguna, calificada como la madre o matriz de que no pretenden desvincularse.

Por su parte, la exadministradora de la Facultad de Ciencias de la Salud, María Dolores Mejías Pérez, habló en representación del personal de Administración y Servicios jubilado, quien señaló tener sentimientos encontrados, dado que tras cuarenta años de servicio público la entrada en una nueva fase vital resulta complicada: “No podré dejar de venir a esta universidad, por la que pienso seguir trabajando de forma altruista”.

Premios Institucionales


El Día Institucional sirvió también para entregar sus Premios Institucionales. El primero de los galardones entregados fue el VII Premio a las Mejores Prácticas en Administración y Servicios, que recayó en la candidatura Implantación de la totalidad de los procedimientos del Vicerrectorado de Internacionalización del ámbito extracomunitario en sede electrónica. El jurado valoró su diseño y grado de aplicabilidad práctica, participación e implicación, eficacia en la gestión de los recursos y grado de transferencia práctica. Recogió el premio Candelaria Díaz Ramos, jefa de Negociado de Programas Extracomunitarios. Además, el proyecto Gestión y funcionamiento del Servicio de Electrónica, perteneciente al Servicio General de Apoyo a la Investigación obtuvo un accésit en el mismo galardón. Recogió la distinción el director del servicio, Francisco Javier Barreto Martín.

El VII Premio a la Innovación Educativa recayó en el proyecto Desarrollo de recursos didácticos comunes a las áreas del Departamento de Didácticas Específicas: La exposición Ciencia, Música e Historia, cuyo director, el profesor del Departamento de Didácticas Específicas Antonio Manuel Eff-Darwich Peña, subió al escenario a recoger el galardón. El jurado valoró su interdisciplinariedad y nivel de transferencia a la sociedad, pues abarcaba diversos talleres y actividades dirigidas a alumnado de diferentes niveles. El profesor señaló que la ciencia es parte de la cultura de un pueblo, y agradeció a la Facultad de Educación y a sus departamentos la implicación en el proyecto, en el que también han colaborado la Unidad de Cultura Científica de la ULL y el IAC.

Adicionalmente, fueron concedidos dos accésits: al proyecto Arte y género. La puesta en escena de las mujeres artistas, coordinado por la profesora del Departamento de Bellas Artes Rosa María Cubillo López, y Promoviendo la Igualdad, auspiciado por la docente del Departamento de Disciplinas Jurídicas Básicas y directora de la Unidad de Igualdad de Género de la ULL María Aránzazu Calzadilla Medina, quienes también accedieron al escenario.

El tercer galardón institucional entregado durante la velada fue el VII Premio a la Investigación, que horna la carrera científica de una persona vinculada la institución. En este caso, su acreedora fue la profesora del Departamento de Química Elena Pastor Tejera, por su alta producción científica, cuantificada a través de diferentes índices de calidad y excelencia y de un creciente número de citas en el periodo considerado, así como su capacidad de captación de fondos de investigación con un considerable número de proyectos competitivos y la concesión de patentes.

El VII Premio al Mecenazgo, que distingue a entidades o personas con una larga trayectoria de apoyo a la Universidad de la Laguna, fue concedido a la Fundación CajaCanarias por su desinteresado apoyo económico a la investigación y otras actividades. Recogió el premio su presidente, Alberto Delgado Prieto.

El último de los galardones institucionales fue el III Premio a la Internacionalización, concedido a la Asociación AEGEE-Tenerife por promover activamente la integración de los estudiantes internacionales de la Universidad de La Laguna, especialmente la de los alumnos del Programa Erasmus. Lo recogió su presidenta, Priscila López Rojas. La estudiante señaló que con la creación del Vicerrectorado de Internacionalización se ha mejorado su presencia entre el alumnado al tiempo que se ha fomentado la movilidad.

Juan Cruz, IX Premio Alonso de Nava Grimón.

Premios Alumni ULL


La parte final del acto se retomó tras la actuación musical del guitarrista Samuel Delgado, que interpretó sendas piezas de Astor Piazzolla y Francisco Tárrega. Tras este interludio, la Asociación Alumni ULL entregó sus galardones.

El XVII Premio Valores Humanos en el Alumnado de la Universidad de La Laguna José Luis García Pérez fue concedido ex-aqueo, a Carolina Mercedes Wagner Abuchaibe, estudiante del Máster de Seguridad y Calidad de los Alimentos, por su colaboración altruista con la Asociación de Cáncer de Mama de Tenerife (Amate), y a José Faustino Afonso Domínguez, estudiante de Medicina, deportista de natación de alto rendimiento, y fundador de Atletas sin Fronteras, asociación sin ánimo lucro para la inclusión de personas con discapacidad a través del deporte, mediante acciones de promoción del deporte adaptado. Los dos agradecieron a la universidad su papel social y su apuesta por la formación en valores.

El VIII Premio al Mejor Expediente Académico de la Universidad de La Laguna correspondiente al curso 2015-16 fue concedido a Elena Pacheco Padrón, del Grado en Estudios Ingleses, quien recordó a sus padres y a la profesora Isabel González Luis su constante apoyo durante el grado, mientras que el IX Premio Alonso de Nava Grimón, que distingue a una persona que haya estado o esté relacionada directamente con la ULL y destaque por su trabajo para la comunidad, fue para el escritor y periodista Juan Cruz Ruiz.

Cerró esta parte del acto la recién reelegida presidenta de Alumni ULL, Carmen Pitti.

Alumni ULL convoca el XV Premio Valores Humanos José Luis García Pérez

ULL

Alumni ULL (Asociación de Antiguos Alumnos y Amigos de la Universidad de La Laguna) ha convocado la VIII edición del Premio Alonso de Nava Grimón, un reconocimiento hacia una persona distinguida que tenga o haya tenido relación con la Universidad de La Laguna, y el XV Premio a los Valores Humanos en el Alumnado de la ULL José Luis García Pérez, que recompensa a aquellos que hayan resaltado por sus cualidades humanitarias en el seno de la institución académica.

El galardón a los Valores Humanos José Luis García Pérez va dirigido tanto a la comunidad universitaria, como a los colectivos en los que participen lo estudiantes del Centro. La dotación será de 1500 euros, que serán destinados por el ganador a una entidad sin ánimo de lucro. El plazo para presentar candidaturas expira el próximo día 23 de febrero.

Para poder participar hay que estar matriculado en la Universidad de La Laguna y tener aprobado al menos un curso académico, en el caso de los alumnos; para el personal, tener como mínimo tres años de vigencia en la institución; y para el colectivo solicitante, estar vinculado con la organización o que al menos un 50 % del grupo esté formado por estudiantes.

El jurado, integradopor la Junta Directiva de la Asociación, fallará ambos premios el 11 de marzo (Día Institucional de la Universidad de La Laguna). En sendos casos, los promotores de las candidaturas deberán presentar memorias que avalen los méritos de las personas o asociaciones propuestas. La documentación necesaria ha de presentarse en la sede de la entidad convocante, en la calle Viana 50 (La Laguna) o por correo electrónico (alumni@ull.es).

Ir a Top