Tag archive

Laura Norton

El cineasta griego más polémico regresa a la cartelera con ‘La Favorita’

Cultura / Ocio

El último trabajo del siempre controvertido Yorgos Lanthimos llega pisando fuerte. Y es que La favorita no solo es uno de los filmes más aventajados en la carrera por los Óscar, sino que promete darle al espectador una buena dosis de irreverencia. En esta ocasión, el autor de Canino (2009) y Langosta (2015) deja de lado sus inquietantes reflexiones acerca del futuro humano para llegar a tiempo a su cita con la historia. Más en concreto, la trama se situará en la Inglaterra del siglo XVIII, durante la guerra contra los franceses. Pero el drama (de época o no), cuando lo cultiva Lanthimos se convierte en un género híbrido que traspasa la comedia negra y transita por temáticas tan resbaladizas como la pugna por el poder o la sexualidad femenina.

Así, las peripecias por las que pasan la reina Anne (Olivia Colman), su consejera Lady Sarah (Rachel Weisz) y la sirvienta Abigail (Emma Stone) es la historia de tres ambiciosas mujeres que le sirve a su creador como abordaje de las pulsiones íntimas del ser humano. Un drama peculiar, empapado de la personalidad desmedida del cineasta griego con mayor reconocimiento de los últimos decenios. Además de aparecer en las listas de las mejores películas del 2018, cuenta con nada menos que 12 nominaciones a los Premios BAFTA y un Globo de Oro por la actuación de su protagonista.

El terror salpica la pantalla


En el otro extremo de la cartelera, Glass se alza como la película de suspense más esperada de la semana. Lo nuevo del director de películas de culto como El sexto sentido (1999) o El bosque (2004), reúne en pantalla a tres actores consagrados para dar por concluida su peculiar trilogía superheroica. De este modo, la secuela de El protegido (2000) y Múltiple (2016) reúne al mítico Mr. Glass (Bruce Willis) con La Bestia, el personaje con trastorno de personalidad múltiple al que da vida McAvoy. Pero al binomio se le suma un tercero (Samuel L. Jackson) que asegura conocer todos los secretos que esconden estos dos extraños seres. Como ya viene siendo habitual con las películas del indio, tanto público como crítica se hallan divididos.

Dirigido y escrito por Christian Frosch, desde Austria arriba a orillas españolas la reconstrucción de uno de los personajes más macabros del Holocausto nazi. Se trata de Franz Murer, más conocido como El carnicero de Vilnius, sobrenombre que da título a esta ficción con ansias de dar respuesta a algunos de los interrogantes que se quedaron en el aire alrededor de este caso. El oficial austriaco de la SS fue el encargado de gestionar el gueto de Vilna, pero nunca fue condenado por sus crímenes. Como reza su propia sinopsis, “el deseo de cerrar este oscura capítulo de la historia parece superar el deseo de justicia”.

Las propuestas nacionales también encuentran su hueco en la cartelera


Gente que viene y bah se presenta como la última propuesta comercial de la industria española. Tiene todas las papeletas para convertirse en un taquillazo nacional: es una comedia con un componente romántico que tiene la suerte de estar protagonizada por un elenco de éxito. Clara Lago, Carmen Maura, Alexandra Jiménez y Álex García son algunos de los nombres célebres que suenan entre los miembros que encabezan el reparto.

La trama tampoco depara demasiadas sorpresas: Bea, su protagonista, es un personaje arquetípico. Cuando descubre que su novio le es infiel y es despedida del trabajo, regresa a su pueblo natal. Allí tendrá que rehacer su vida, rodeada de su extraña familia y aún más variopintos vecinos. Solo un dato parece romper con el piloto automático del cine comercial: el filme, inspirado en un libro de Laura Norton, está dirigido por una mujer primeriza en la dirección de largometrajes, Patricia Font.

Por otro lado, Juan Pablo Buscarini ofrece la opción familiar del fin de semana. La gran aventura de los Lunnis y el libro mágico rescata a aquellos encantadores seres de felpa que nos mandaban a la cama en los 90. Su regreso a la gran pantalla, sin duda auspiciado por las numerosas adaptaciones de los últimos años, como El tour de los Muppets (2014) o ¿Quién ha matado a los moñecos? (2018), reconcilia el mundo real con el imaginario y embarca a una niña al Mundo de Fantasía para salvar del olvido a los personajes de sus cuentos favoritos.

‘Gente que viene y bah’

Opinión

Laura Norton ha trabajado en publicidad, cine y televisión. En 2014 se inició en el mundo de la literatura con No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas, que pronto se convirtió en bestseller gracias al boca a boca y cuya adaptación cinematográfica se ha empezado a rodar este año. Con Gente que viene y bah Norton ha conseguido volver a entrar en la lista de los libros más vendidos plasmando las anécdotas que comparte con sus amigos.

Cada capítulo tiene un título llamativo y que parece salir directamente de la cabeza de la protagonista, tratándose de frases irónicas que destacan las rocambolescas situaciones que a continuación va a relatar. La juvenil y atractiva portada de Gente que viene y bah es una muestra de varios elementos que aparecen en la obra, como los árboles y un coche rosa. Una primera parte donde se presenta la ruptura de una relación sentimental, una segunda donde se trata de superar el desamor y aparecen otros conflictos, y una tercera donde se solucionan o aceptan todas las adversidades, dan como resultado un texto ligero y cohesionado.

Las dotes de guionista de Laura Norton se reflejan en una obra rápida, llena de diálogos y monólogos internos de la protagonista, y en la que casi se prescinde de descripciones. Al tratarse de una novela satírica, la obra de Norton está llena de toques de humor y sarcasmo que consiguen arrancar al lector numerosas carcajadas sin caer en tópicos y entremezclando, a veces, pinceladas de humor negro. La actitud frente a los problemas vitales y las relaciones familiares son los temas principales de esta obra.

«Arquitecta, desequilibrada e impulsiva»


Bea es la protagonista de Gente que viene y bah, arquitecta, desequilibrada e impulsiva nos contará los enredos en los que se mete para superar que su prometido le dejara por la presentadora del telediario y haber perdido su trabajo. Huyendo de sus desgracias, Bea abandona Madrid y se refugia en Cantabria, donde lejos de buscar la tranquilidad, tratará de construir una casa en un árbol, se enfrentará con un empresario de la industria maderera y generará una serie de situaciones inverosímiles que revelarán los secretos familiares.

La jubilación, el paro y la corrupción son, entre otros muchos, los problemas de la España actual de los que Norton se ha valido para contextualizar la historia. La novela es eficaz gracias a personajes peculiares que se normalizan y hacen que el lector empatice con una obra totalmente surrealista. Una madre curandera, un sobrino existencialista, un striper enano, una diputada de Izquierda Unida y otros tantos personajes enseñan una lección vital: siempre hay una parte humorística en cualquier problema que presenta la vida.

Ir a Top