Tag archive

Instituto Universitario de Estudios de las Mujeres

El IUEM analiza la perspectiva de género en el mundo científico

Ciencias

La Cátedra de Farmacia Asistencial de la Universidad de La Laguna, creada en colaboración con el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife, recibió la pasada semana la visita de Inmaculada Perdomo, directora del Instituto Universitario de Estudios de las Mujeres, para disertar acerca de la perspectiva de género en el mundo científico. El seminario abordó también los detalles de esta iniciativa, dio a conocer los métodos de análisis sexo/género que implican a todas las fases del proceso de investigación, a través de casos de estudio y ejemplos en el ámbito de Ciencias de la Salud.

Los estudios de ciencia y género tienen una trayectoria de más de 40 años, explicó la ponente. Sus programas han abordado el estudio de las mujeres en la Historia de la Ciencia; estudios de corte sociológico que analizan la situación hoy y explican las barreras aún presentes que impiden que las mujeres desarrollen carreras  investigadoras en igualdad de condiciones y los mecanismos de exclusión, muchos de ellos informales; y estudios de carácter filosófico y epistemológico sobre el sujeto de la ciencia y las claves de la práctica científica, advirtiendo de la presencia de sesgos de género también en los contenidos de ciertas teorías científicas.

Sus resultados han contribuido a los avances significativos que se han producido en los últimos años, prosiguió Perdomo, “aunque son varias las líneas de actuación en que aún ha de incidirse para corregir la situación de desigualdad histórica”. Es en el séptimo Programa Marco y aún más en el contexto de H2020 cuando se impulsa, desde la Comisión Europea, la necesaria integración de la dimensión de género en la investigación.

 Cátedra de Farmacia Asistencial


La Cátedra de Farmacia Asistencial, dirigida por la profesora Carmen Rubio Armendáriz, se constituyó en diciembre de 2017 con el marco genérico y exclusivo de actuación la Farmacia Asistencial en el ámbito de la oficina de farmacia, y más concretamente, en el entorno del uso de los medicamentos, considerando aspectos tales como atención farmacéutica, intervención farmacéutica, adherencia terapéutica, conciliación de la medicación, sistemas personalizados de dosificación entre otros.

Esta se centra en el beneficio de la salud comunitaria y promoción de la salud desde la Oficina de Farmacia, así como en entornos y servicios tecnológicos de soporte a los servicios farmacéuticos asistenciales. Sus líneas de actuación son la formación, investigación, divulgación y promoción de la farmacia asistencial.

La ULL apoya el manifiesto contra las políticas de violencia de género de VOX

ULL
Concentración realizada en la ULL por el caso machista de Laura Luelmo. Foto: PULL

La Universidad de La Laguna se ha sumado al manifiesto que multitud de institutos de investigación de estudios de género de universidades españolas han hecho público hoy 9 de enero para denunciar el tratamiento que, según estos colectivos, la formación política Vox otorga a las políticas de igualdad y de violencia de género. La ULL, a través de su Instituto Universitario de Estudios de las  Mujeres, forma parte de la Plataforma Universitaria de Estudios Feministas y de Género (Eufem), autora de este texto.

El manifiesto es el siguiente:

“Los institutos universitarios feministas y de género han ido creándose a lo largo de más de treinta años en distintas universidades con el fin de paliar y corregir los sesgos androcéntricos de una universidad que durante siglos había ignorado la experiencia de las mujeres y su papel como creadoras de conocimiento, ciencia y cultura, y que apenas en 1910 había comenzado a admitirlas en sus aulas.

Cuando la democracia llegó a España, se restablecieron los principios de igualdad que fueron interrumpidos durante cuarenta años por un régimen que humilló a las mujeres considerándolas jurídicamente menores de edad, impidiéndoles el acceso y desarrollo profesional y confinándolas a un espacio privado donde carecían incluso de patria potestad sobre sus hijos.

El Estado democrático español decidió restañar el daño infligido a sus ciudadanas de forma integral, cambiando leyes, restituyendo sus derechos y poniendo en marcha políticas que permitieran acceder a las mujeres a los lugares de saber, política, cultura y ciencia que les correspondían. De hecho, hoy en día, las mujeres son mayoría entre quienes ocupan las aulas universitarias españolas.

Los institutos de género y feministas de las universidades españolas han supuesto, durante décadas, espacios emergentes donde personas pertenecientes a la academia ofrecieron y ofrecen sus conocimientos y experiencia –tanto desde la filosofía, historia, ciencia, cultura o salud- para visibilizar y analizar las desigualdades, corregir contenidos, ampliar saberes y brindar a las y los nuevos ciudadanos, espacios de libertad y desarrollo intelectual. Gracias a ellos fueron creadas las actuales unidades de igualdad, que identifican las desigualdades todavía presentes en la universidad, formulan políticas para corregirlas, y velan y ponen en marcha protocolos que intentan acabar con el acoso y la discriminación en las aulas. Los institutos universitarios feministas y de género son el ejemplo de la interdisciplinariedad académica al servicio de la democracia y la libertad, conectados continuamente con la sociedad y sus necesidades.

Por todo ello, desde la universidad, institución garante del ejercicio del pensamiento libre e igualitario, no vamos a tolerar el ataque actual a las políticas de igualdad por parte de sectores que, a través de mensajes basados en graves errores, quieren minar el avance que ha supuesto la lucha contra la violencia y la discriminación social desde las políticas estatales, los movimientos sociales y la academia.

Desde los institutos universitarios y asociaciones universitarias feministas y de género condenamos y deploramos el uso difamatorio que se está haciendo de las políticas contra la violencia de género por parte de Vox, pues tergiversa metas y objetivos base de la democracia.

Como investigadoras y profesoras recordamos pasadas experiencias en las que, cuando grupos marginados comenzaban a tener derechos, solía aparecer un grupo marginal y pequeño que negaba el cambio, el progreso y lucha, con cualquier instrumento a su alcance, aunque fuera ilegítimo y falaz. Lo supimos cuando se luchó por el sufragio masculino general, cuando se luchó por el sufragio universal, cuando se luchó por el divorcio, e incluso por la Constitución española. Los que hoy se benefician de su implantación, en su día se opusieron a su puesta en marcha.

Por ello, desde la junta directiva de la plataforma asociativa Eufem, como investigadoras y profesoras universitarias, emitimos el presente manifiesto, en Madrid, a 9 de enero de 2019”.

La exposición de ‘La Traviata’ de Verdi, en la ULL hasta el 3 de junio

Cultura / Ocio

La antesala del Paraninfo de la Universidad de La Laguna acoge la exposición La Traviata, virtudes públicas, vicios ocultos, que trata sobre la puesta en escena de la famosa ópera de Giussepe Verdi. Un proyecto que tiene como punto de partida a la mujer y su reflejo en la sociedad de 1850. La muestra, que se convierte en un recorrido por todo el proceso de creación de este célebre trabajo, permanecerá abierta en el centro cultural hasta el próximo 3 de junio, de lunes a viernes, de 17.00 a 20.00 horas.

Se trata de un proyecto nacido hace más de tres años que llevará esta creación lírica hacia nuevos espacios contemporáneos. Alejandro Abrante, Jorge Cabrera, Javier Caraballero y Miguel Ponce son los profesionales tinerfeños que han dado forma al espectáculo. Una propuesta del Cabildo de Tenerife en la que han colaborado la Universidad de La Laguna, el Instituto Universitario de Estudios de las Mujeres, la Cátedra Cultural Pedro García Cabrera y la Facultad de Filosofía de la ULL, así como el Ayuntamiento de Garachico.

Un montaje único en el que maquillaje, peluquería, escenografía y vestuario están perfectamente coordinados para sorprender al espectador. Sus creadores han querido dotar a la pieza de la mayor originalidad y creatividad posible. “Mi aportación será buscar las aristas de una sociedad androcéntrica, profundizando en las características psicológicas de las tres mujeres con las que Verdi tuvo que enfrentarse para componerla”, explica Alejandro Abrante, intendente de Ópera de Tenerife y unos de los creadores de la función.

En el caso de la exposición, Las piezas más llamativas son dos vestidos femeninos, cuyas faldas alcanzan los dos metros de diámetro. Todo el vestuario ha sido elaborado por el equipo de Sastrería del Auditorio de Tenerife con la colaboración del CIFP Las Indias. Para su fabricación se ha decidido utilizar materiales tradicionales, de este tipo de confección como el hilo de oro o los encajes de Guipur.

La obra, en el Paraninfo del 31 de mayo al  de junio


Se trata de una ópera en tres actos con música de Verdi y libreto en italiano de Francesco Maria Piave, basada en una adaptación teatral de la novela de Alexandre Dumas (hijo), La dama de las camelias (1852), la cual se estrenó en el teatro La Fenice de Venecia el 6 de marzo de 1853.

La Traviata provocó un escándalo en sus primeras representaciones por el talante de su heroína, todo un icono de la libertad femenina, y el carácter intimista que le imprime su compositor. Violetta Valéry, la protagonista, es una cortesana que se enamora de un noble, Alberto, pero su relación se verá interferida por su padre, Germont, que finalmente redime a los enamorados, aunque ya sea demasiado tarde. Como en todas las grandes historias del siglo XIX, el destino de la protagonista, un personaje en constante evolución que está lleno de matices, será inevitablemente trágico.

Todos aquellos interesados en descubrir este clásico al completo, podrán disfrutarla en el Paraninfo de la Universidad de la Laguna desde el 31 de mayo hasta el 2 de junio a las 19.30 horas y el domingo día 3, a las 18.00 de la tarde.

 

La profesora Inmaculada Perdomo, mañana en los ‘Jueves Digitales’

Ciencias Sociales y Jurídicas

La Cátedra TECNOEDU continúa mañana jueves con su ciclo de conferencias los Jueves Digitales. Tras la ponencia de Manuel Ortiz y Javier Marrero sobre los Adultos y Ciudadanía Digital, el pasado 2 de abril, le llegará el turno a la doctora en Filosofía y profesora del Área de Lógica y Filosofía de la Ciencia en la Universidad de La Laguna, Inmaculada Perdomo. La docente expondrá, a partir de las 18.00 horas en la sede de la Fundación MAPFRE Guanarteme, la presencia e influencia del género en los entornos digitales.

Después de su ponencia, se dará paso a una mesa redonda titulada Mujeres y TIC: El ciberfeminismo en la que serán partícipes varias expertas en la materia. Entre ellas, Carina González, doctora en Informática e Ingeniera Informática y profesora en el Departamento de Ingeniería Informática y de Sistemas en la Escuela de Ingeniería y Tecnología, en la Facultad de Educación y en la de Humanidades-Sección Bellas Artes de la ULL; Pino Caballero, doctora en Estadística, Investigación Operativa y Computación, así como docente de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial en la Universidad de La Laguna; y, por último, Esther Torrado, investigadora de la ULL e integrante del Instituto Universitario de Estudios de las Mujeres.

«Los debates actuales del tecnofeminismo y el ciberfeminismo exigen tener mucho más presente las dinámicas de la generación de conocimientos y el papel de los sujetos y sus compromisos en la práctica científico-tecnológica actual. El panorama muestra una muy rica pluralidad de posiciones, herederas unas y divergentes otras con las perspectivas desarrolladas en las décadas anteriores», asegura Perdomo. Para ejemplificar esta situación, la especialista ejemplificará las distintas corrientes de los años 90 en las que teóricas y activistas criticaron la tecnofobia presente en muchos desarrollos teóricos.

El 17 de mayo, próxima conferencia y entrega de los Premios TECNOEDU


Estas jornadas proseguirán con las ponencias de Yanira Duque, Lourdes Medina, Elisa Piñero, Sergio Fortes: El Salto de la educación analógica a la digital. El evento coincidirá con la entrega de los Premios TECNOEDU 2017, acto que tendrá lugar el próximo 17 de mayo y en el que se conocerá a los galardonados en cada una de las modalidades de participación del certamen.

Como en las anteriores conferencias, la entrada será gratuita mediante inscripción previa desde la web de la Cátedra.

Paula Calavera inaugura el mural ‘Las Conjuras. Mujeres y Conocimiento’

Cultura / Ocio

La Universidad de La Laguna inaugurará mañana, miércoles 9 de mayo a las 12.00 horas, un mural ubicado en el acceso principal del Aulario General del Campus de Guajara. Bajo el título Las Conjuras. Mujeres y Conocimiento, homenajea a científicas y artistas plásticas de relevante trayectoria en el ámbito de la investigación y el arte desarrollado en Canarias. En el acto estarán presentes el vicerrector de Relaciones con la Sociedad, Francisco García, y la encargada de elaborar la obra y exalumna de la ULL, Paula Calavera.

En la pieza se retrata a intelectuales tan relevantes como son Mercedes Pinto, María Rosa Alonso, Lola Massieu, Maribel Nazco, Pilar de la Rosa Olivera y María del Carmen Bethencourt y Molina. Esta evento de apertura coincide, además, con el Día de Europa y con motivo de la designación de 2018 como Año Europeo del Patrimonio Cultural.

El mural ha contado con el asesoramiento del Instituto Universitario de Estudios de las Mujeres a través de su directora, Inmaculada Perdomo, y ha tratado de reivindicar la aportación femenina al acervo cultural y científico canario, que históricamente ha quedado en un injusto segundo plano. Por ello, se ha seleccionado a seis figuras, entre otras muchas posibles, que son referentes en sus respectivos campos.

Premio de Artes Plásticas Manolo Millares de Caja Canarias


La joven orotavense Paula Calavera, licenciada en Bellas Artes por la ULL, se proclamó en 2015 vencedora del Premio de Artes Plásticas Manolo Millares de CajaCanarias con su obra Ciudad exterior I, una pieza que refleja un «expresionismo onírico». Asimismo, ha exhibido sus pinturas en diferentes centros culturales de la Isla y ha sido galardonada en otros certámenes como un tercer puesto en el XVII Premio Nacional de Pintura Enrique Lite de la Universidad de La Laguna.

Foto: CajaCanarias

“El sello original de nuestra cultura es situar a las mujeres como el género débil”

Ciencias Sociales y Jurídicas
Inmaculada Perdomo, profesora titular de Lógica y Filosofía de la Ciencia en la ULL

La directora del Instituto Universitario de Estudios de las Mujeres y profesora titular de la ULL, Inmaculada Perdomo, desarrolló la conferencia Construcción de lo femenino. La naturaleza de las mujeres según la ciencia en el siglo XIX que forma parte de las jornadas ‘Primavera Violeta’. El acto, en el que se expuso la visión de la mujer según los distintos campos científicos de dicha época, tuvo lugar ayer a las 19:00 horas en el Círculo de Bellas Artes de Santa Cruz de Tenerife. También contó con la presentación del intendente de Ópera de Tenerife, Alejandro Abrante.

Desde los estudios del famoso científico y naturalista, Charles Darwin, hasta los del fundador de la psicología comparada, George John Romanes, fueron analizados en el evento por su percepción sobre la inferioridad de la mujer. Un pensamiento que posee un origen que se ha desarrollado en la cultura a lo largo del tiempo. Los primeros trabajos en los que se muestra esta visión pertenecen al reconocido filósofo y científico Aristóteles, quien recogió en sus estudios las diferencias del sexo en machos y hembras de numerosas especies de animales, además de las distinciones del ser humano en relación a los dos géneros.

“Defectuosas y débiles” son algunos de los adjetivos con los que el filósofo griego describe a las mujeres. Según Perdomo, este es uno de los precedentes más destacables del machismo que seguiría presente en la ciencia los siguientes siglos, constituyendo “el sello original de nuestra cultura” que tendría como práctica habitual “situar a la mujeres como el género débil”.

La inferioridad y la autoridad científica


La profesora Perdomo explicó cómo la ciencia en el siglo XIX, caracterizada por avances científicos y tecnológicos como la locomotora o el teléfono, obtuvo toda la credibilidad de la sociedad. De este modo, ha ido adquiriendo “una autoridad que no había tenido hasta ese momento”, según comentó Perdomo.

Con la aparición del movimiento feminista, los científicos respondían con estudios sobre las diferencias entre el hombre y la mujer. Respaldados con un gran consenso, pues “buscaban justificar los roles y la figura de la mujer en la sociedad”, afirmó. Entre los diferentes ámbitos, se encontraba la Craneología con el peso de los cerebros.

También se abarcaron aspectos como la inteligencia o las emociones, describiendo a los hombres como poseedores de “un vigor intelecto”, mientras que las mujeres estaban dotadas por una actitud infantil y muy emocional, la cual no controlaban, según el psicólogo George John Romanes. Esta característica era considerada “propia de una raza inferior”.

La Biología llegaba a condicionar su propio intelecto, según la ciencia de la época. Aspectos como la menstruación podían dificultar el desarrollo intelectual, llegando a plantear “la disminución del desarrollo mental para aumentar el desarrollo de la maternidad”, según Perdomo. Se recomendaba dejar de lado aspectos como su educación para dedicarse exclusivamente a funciones que se consideraban obligatorias, como la reproducción.

“Era fácil achacar las muertes o las dificultades del parto a las mujeres” por no seguir las recomendaciones médicas. No obstante, la razón residía en los métodos médicos pocos desarrollados de la época. Esto potenciaba “una perfecta simbiosis entre la ciencia y el rol que establecía la sociedad para la mujer”.

Ningún derecho


En el momento de contraer matrimonio perdían derechos sobre cualquier tipo de propiedad, dinero o sueldos si lo poseían, así como todo lo que producía su cuerpo. Desde el trabajo hasta sus hijos. No existían legalmente, lo cual favorecía la violencia contra la mujer, la explotación y la trata. Pues la prostitución era legal y aceptada, desde las clases más altas hasta las más bajas, desde avanzadas edades hasta los trece años, límite legal para comenzar a ejercer esta práctica.

La venta de niñas por parte de familiares era habitual llegando a rondar las cinco libras. Todas las veces con motivos exclusivamente sexuales, esto explicaba los procesos médicos para comprobar su virginidad, además de las recomendaciones de los médicos hacia los compradores “para que no se resistieran ante la violación”.

Las dificultades en torno a las enfermedades aumentaron, estableciendo leyes que permitían someter a mujeres a exámenes médicos forzados en plena calle, ejercieran o no la prostitución. Posteriormente eran “enviadas al hospital y en muchos de los casos a reformatorios”. Esto dio la posibilidad de nuevas y variadas prácticas para intentar dar solución a estas enfermedades, “probando todo, pues las mujeres eran propiedad de los hombres”. Perdomo destacó que se realizaba con el fin de “mantener la supuesta responsabilidad de la mujer, no solo con su cuerpo, sino con la sociedad para mantener su especie”.

 

 

 

 

 

 

La ULL y el Cabildo presentan el programa cultural ‘Primavera Violeta’

Cultura / Ocio

El Cabildo, mediante Ópera de Tenerife, y la Universidad de La Laguna, a través del Instituto Universitario de Estudios de las Mujeres y la Cátedra Cultural Pedro García Cabrera, presentaron hoy lunes Primavera Violeta, un programa que pretende educar en valores de igualdad a través de la cultura y tiene como eje vertebrador La traviata, que será representada en el Paraninfo de la ULL y en Garachico. Los detalles fueron dados a conocer por el presidente de la entidad insular, Carlos Alonso; el director de Cultura y Educación, José Luis Rivero; la directora del centro, Inmaculada Perdomo, y el intendente Alejandro Abrante.

Carlos Alonso afirmó que “Primavera Violeta se trata de una importante iniciativa multidisciplinar que supone un profundo proceso de reflexión a través de la cultura en general y de la obra que será representada, ya que su personaje principal jugó un papel inconformista con lo que la sociedad le había impuesto”. En ese sentido también destacó que esta producción “asume los retos de la estrategia Tenerife 2030 descentralizando su puesta en escena, por lo que se amplía la audiencia y se alcanzan nuevos espacios”.

Abrante: «Una mirada al pasado sociocultural más reciente servirá para reconocer las claves que permitan eliminar la desigualdad actual»


Rivero subrayó “la importante presencia real de la mujer en estos eventos, donde no solamente está presente en los equipos artísticos, sino también en los procesos de dirección o producción”, algo que remarcó como una “continua búsqueda de la puesta en valor del talento de la mujer en la ópera, un mundo tradicionalmente androcéntrico”.

Abrante, en cambio, agradeció “la profunda colaboración desde el primer momento entre todas las instituciones que participan del proyecto” y consideró que “la cultura tiene que ser parte activa en la búsqueda de la igualdad”. En este caso, “una mirada al pasado sociocultural más reciente servirá para reconocer las claves que permitan eliminar la desigualdad actual”, apuntó.

Las conferencias se desarrolláran del 5 de abril al 28 de mayo


La vicepresidenta de la Asociación AsLiCo y del Teatro Sociale di Como, Giovanna Lomazzi, será la encargada impartir mañana martes y este miércoles una masterclass que, bajo el título Interpretación del canto en el mundo verdiano. En ambos actos, desvelará las principales claves bajo la modalidad de participación activa y oyente. Ambos cursos serán de carácter gratuito hasta llenar el aforo de la Sala Puerto del Auditorio de Tenerife.

El programa de conferencias se llevará a cabo en diferentes sedes, entre el 5 de abril y el 28 de mayo, y al mismo asistirán seis destacados ponentes que abordarán las coordenadas culturales, sociales, filosóficas, científicas y literarias del siglo XIX. Perdomo iniciará el ciclo con la propuesta titulada Construcción de lo femenino. La naturaleza de las mujeres según la ciencia en el siglo XIX, en el Círculo de Bellas Artes de Santa Cruz de Tenerife

Las mismas instalaciones culturales acogerán el 20 de abril a Abrante, que hablará sobre La imagen de lo invisible en el reflejo de las tres mujeres que inspiraron a Verdi en La Traviata: Alphonsine Duplessis, Marguerite Gautier y Violetta Valéry. El 26 de abril, en la Sala de Cámara del Auditorio de Tenerife, la directora de escena Stefania Bonfadelli presentará Callas revolucionó la interpretación del personaje de Violetta.

El director artístico de Opera (e)Studio, Giulio Zappa, coordinará el 15 de mayo en el Aula de Filosofía de la Universidad de La Laguna, Los intríngulis en clave musical de La traviata en teatro verdiano. Dos días más tarde, el 17 de mayo, en TEA Tenerife Espacio de las Artes será el turno de la escritora Laura Freixas con Mujeres que sufren, cantan, mueren, callan. Una constante cultural: la exaltación del sufrimiento femenino, para terminar con el catedrático de Filosofía, Fernando Broncano, el 28 de mayo en el la sección de Filosofía de la institución académica, quien planteará Lo que ignoran los hombres. La representación de la ignorancia voluntaria.

La última de las actividades previstas será también en el TEA, donde se proyectará el 25 de abril la película estadounidense La dama de las camelias(1936), dirigida por George Cuckor y basada en la novela homónima de Alejandro Dumas.

María Arcas, Natacha Aguilar y Carolina Martínez, premio IUEM 8 de marzo

ULL

El Instituto Universitario de Estudios de las Mujeres (IUEM) celebró ayer miércoles la cuarta edición de los Premios IUEM 8 de marzo. Estos galardones buscan dar reconocimiento a la labor de las investigadoras. En esta ocasión, las afortunadas fueron tres doctoras: Natacha Aguilar de Soto, por la importancia de sus estudios biológicos en el campo de los cetáceos, María Arcas Campoy, referente en el campo de los Estudios Árabes e Islámicos, y Carolina Martínez Pulido, quien, desde la biología, dedicó años al estudio de la ciencia y el género.

El acto se llevó a cabo en la sala polivalente, en el Edificio Central de la Universidad de La Laguna. Fue presidido por la vicerrectora de Docencia de la ULL, Ana Isabel Jiménez Abizanda; Dulce María González Doreste, en representación de los Institutos de Investigación; e Inmaculada Perdomo Reyes, directora del IUEM. Abrió la jornada González Doreste, quien mostró su satisfacción por la organización de esta entrega. «Las académicas deben estar de enhorabuena, pues cada vez se está consiguiendo una mayor visibilidad de los proyectos investigadores de estas», expresó.

Sin embargo, se mostró crítica con respecto a la mínima presencia de mujeres en la ocupación de cátedras, ya que solo una de cada cinco están ocupadas por mujeres. A continuación, Perdomo Reyes aclaró que estos obsequios buscan reconocer la labor de mujeres que dirigen y proyectan iniciativas investigadoras. Asimismo, se valoró como fundamental la integración de la perspectiva de género, las trayectorias profesionales, o la importancia de los trabajos. La directora terminó su intervención felicitando a las homenajeadas y, posteriormente, animando a participar en la huelga feminista de hoy.

Inmaculada Perdomo, virectora del IUEM; Ana Isabel Jiménez, vicerrectora de Docencia; las premiadas María Arcas, Carolina Martínez y Natacha Aguilar; y Dulce María González, representante de los Institutos Universitarios de Investigación.

Alberto Brito Hernández, catedrático de Biología Animal y especialista en el mundo marino, presentó a Aguilar de Soto. Defendió la labor excepcional de la experta, quien recibió en dos ocasiones la beca Marie Curie, en las universidades de St. Andrews y en Auckland. Además, entró en la ULL a través del programa Ramón y Cajal. También ha coordinado varias tesis doctorales y, actualmente, participa en el Máster de Biología Marina que oferta la institución académica.

«Natacha es una persona con un compromiso mediambiental extraordinario, y que está constantemente divulgando. Es muy valiente, llegando a vivir verdaderos riesgos. Pero todo nace de su gran amor a la naturaleza”, aseguró Brito Hernández.

La bióloga salió vestida con la bata blanca, habitual en las labores científicas, con el fin de denunciar los estereotipos establecidos. Habló sobre lo que es ser mujer en un sector con una presencia femenina muy reducida y denunció la escasa cobertura con respecto a los embarazos, los cuales suponen problemas con las becas, ya que estas no contemplan la baja por maternidad: «Hay investigadoras que llegaron a rechazar estas ayudas por esta razón. Incluso los contratos posdoctorales no los cubren si son previos al contrato».

Su exposición finalizó con un fragmento del vídeo Whales of The Deep. El Hierro, donde se muestra parte de su trabajo con cetáceos en las costas de la Isla.

Arcas Campoy: «El mundo árabe es un mundo ahogado por los prejuicios»


Maravillas Aguiar Aguilar, profesora del Área de estudios Árabes e Islámicos, introdujo a la catedrática Arcas Campoy. La docente alabó el gran trabajo de su compañera que ya desde su tesis se posicionó como una referencia en su ámbito. Todo ello, sumado a la gran aportación en sus traducciones de un manual de jurisprudencia en árabe.

La doctora, emocionada, se definió como arabista y totalmente de letras. De igual manera, se mostró acérrima defensora de la tecnología, por las grandes posibilidades que aporta al estudio de la historia. «Recuerdo cuando te daban un carrete con fotos poco legibles de manuscritos. Ahora se puede digitalizar. Es fenomenal para el estudio de textos”, admitió.

Criticó la visión que se tiene socialmente del islamismo. «El mundo árabe es un mundo ahogado por los prejuicios. Afortunadamente los estudios de los arabistas ya no se centran únicamente en el ámbito religioso, sino en otros aspectos como el económico, el jurídico o el cultural”. Mi interés por esta realidad me ha llevado a perseguir la meta de intentar comprenderla. Y esto me ha marcado una meta mayor, imposible, pero apasionante: comprender el mundo”, sentenció Arcas Campoy.

Carolina Martínez Pulido: “Hay temas sobre los que hay que insistir e insistir. Por ejemplo, que la ciencia sí es cosa de mujeres”


La ya jubilada Carolina Martínez Pulido fue presentada por la doctora en Biología Celular María del Carmen Trujillo Trujillo, quien apuntó que la antigua profesora es «doctorados, trabajos e investigaciones aparte, una apasionada de dos temas: la microbiología, y el feminismo en la ciencia, temas a los que ha dedicado toda su vida”. «Hay temas sobre los que hay que insistir e insistir. Por ejemplo, que la ciencia sí es cosa de mujeres», insistió Martínez Pulido.

En su pequeña ponencia, ejemplificó las vidas de dos biólogas muy reputadas y separadas por una generación: Ruth Hebbard y María Blasco. Hebbard se atrevió a cambiar el punto de vista tradicional de la ciencia, basada en el androcentrismo, y Blasco, directora de Centro Nacional de Investigación Oncológica(CNIO), se dio cuenta de la desigualdad por género que se establece en estos sectores. La investigadora lanzó una pregunta al aire: «¿Hay un gran salto generacional? Sí, hay diferencias, pero en cuanto una mujer llega a los cincuenta años en este campo, se encuentra con que está dominado por hombres», aseveró.

Los premios IUEM 8 de marzo terminaron con los agradecimientos de Jiménez Abizanda a los asistentes por su presencia y, sobre todo, a la labor de las galardonadas, y al Instituto Universitario de Estudios de La Mujer. La cita se cerró poniendo de manifiesto que queda mucho camino por recorrer y que cualquier acción que visibilice el papel de las mujeres en la sociedad es bienvenido.

La ULL premia a las profesoras Natacha Aguilar, María Arcas y Carolina Martínez

ULL

El Campus Central de La Universidad de La Laguna (ULL) acogerá este miércoles, 7 de marzo, la entrega del Premio IUEM 8 de marzo. Durante el acto, se le concederá el premio a las doctoras Natacha Aguilar de Soto, encargada del departamento de Biología Animal, Edafología y Geología; a María Arcas Campoy de la Facultad de Humanidades, y a Carolina Martínez Pulido, docente jubilada de la institución, que actualmente continúa con su trabajo como divulgadora de los Estudios de Ciencia y Género.

El evento pretende mostrar el reconocimiento a las mujeres de la ULL que investigan. El acontecimiento tendrá lugar en la Sala polivalente a las 12.00 horas. Será presidido por la doctora Ana Isabel Jiménez Abizanda, vicerrectora de la Universidad, y presentado por la doctora Dulce María González Doreste y la directora del Instituto Universitario de Estudios de las Mujeres (IUEM), Inmaculada Perdomo Reyes.

El IUEM se creó en 2007 con el objetivo de fomentar la investigación, contribuir al desarrollo del conocimiento de los estudios de género, divulgar sus resultados y promover su difusión social, así como generar un tejido social que conozca las investigaciones desde la perspectiva de género y favorable a la eliminación de la desigualdad. La entrega de estos galardones es una forma de reconocer a las premiadas en colaboración con la Unidad de Igualdad de Género y los Institutos Universitarios de Investigación de la ULL.

En la foto, las galardonadas en la tercera edición de los Premios IUEM 8 de marzo, las catedráticas Pino Caballero Gil, del departamento de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial, y Victoria Marzol Jaén, del departamento de Geografía Física.

«Ahora nos encontramos ante una libertad más regulada»

Artes y Humanidades

La Facultad de Filosofía celebró ayer, 9 de noviembre, la charla Transformaciones performativas: vulnerabilidad y ciudadanía sexual, dada por Leticia Sabsay, socióloga, escritora, doctora en Estudios de Género e investigadora asociada de la Open University de Londres. Además, es autora de numerosos libros y artículos como Fronteras Sexuales, Espacio urbano, cuerpos y ciudadanía (Paidós, 2011) y Las normas del deseo. Imaginario sexual y comunicación (Cátedra, 2009). Se trata de una jornada celebrada dentro del marco Conversaciones con del Instituto Universitario de Estudios de las Mujeres (IUEM) en la que se reflexionó sobre temas relativos a la transformación de las etiquetas sexuales dentro del paradigma social y la resistencia política.

Sabsay comenzó contextualizando el objeto de sus investigaciones. Estas tuvieron origen en la ciudad de Buenos Aires durante la época de los ochenta y los noventa, después de la caída del régimen dictatorial. Ante la implantación de la democracia, los poderes políticos se hacían preguntas tales como “¿Quiénes pertenecen a esta ciudad y cuáles son sus derechos y deberes?”.

Marcados por las políticas neoliberales de la presidencia de Menem, la autora describió cómo la sociedad argentina se compartimentalizó, desde el sector rural y cosmopolita, hasta el de las minorías. Esta jerarquización conllevó una desigualdad social que se nutrió de parapetos como sexualidad unido a respetabilidad. “Se fija un modelo respetable de pareja gay modélica con propiedad privada. Sin embargo, relaciones que se establecieran en círculos trans sin esta propiedad privada no alcanzaban el mismo estatus”, confirmó la ponente.

Asimismo, señaló cómo “en la época pre-Sida tuvo lugar un progreso liberalizador sin parangón que hoy en día tildaríamos de políticamente incorrecto. Ahora nos encontramos ante una libertad, sí, pero una más regulada”.

Vulnerabilidad de los cuerpos como una resistencia progresista


Otro de los términos abordados fue el de vulnerabilidad. “Hasta ahora este se ha relacionado con una visión pasiva que induce a pensar en el cuidado de una víctima. Esto también sirve para justificar la intervención estatal, pero a lo que aquí nos referimos es a la funcionalidad política”. Estas reflexiones de la argentina beben de la teoría de Judith Butler, filósofa y feminista estadounidense, que antepone la “vulnerabilidad de los cuerpos como una resistencia progresista” como sucedió durante la Primavera Árabe o el 15-M. «De esta forma, la ocupación del espacio de manera pacífica era lo que dirigía la protesta», aseguró la experta.

No obstante, la ponente destacó que no todas las personas poseen las mismas aptitudes físicas o rango social para enfrentarse a estas situaciones. Sin embargo, “tomamos un papel más activo que el que se lleva a cabo en redes, que algunas veces cae en una coartada para no hacer nada. El cuerpo se convierte en una metáfora de compromiso”.

Una de las cuestiones más controvertidas durante la jornada fue la petición que se le hizo a la escritora para que expresara su opinión acerca de la gestación subrogada donde matizó el concepto de la vulnerabilidad asociado al de propiedad.

“Hoy en día el cuerpo está reducido a un objeto de mi propiedad con el que decido lo que hacer. Es algo permeable. Tenemos derecho a la autodecisión, pero, ¿cómo lo visibilizo sin que sea necesariamente un producto?”. Si bien se posicionaba en que esta tenía que ser una decisión autónoma, «habría de realizarse dentro de un contexto en donde la pobreza y la desigualdad no sean sus precursores», finalizó Leticia Sabsay.

Pino Caballero: «En la investigación ser mujer es un punto a favor»

ULL
La catedrática Pino Caballero en su despacho en la ULL. Foto: PULL

En el marco del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, la Universidad de La Laguna junto con el Instituto Universitario de Estudios de las Mujeres, celebraron la tercera edición de los Premios IUEM 8 de marzo. La ceremonia se celebró para realzar la labor de las mujeres en sus distintos  puestos y galardonar a dos profesoras versadas en el campo  de la ciencia. Los galardones recayeron en dos investigadoras: las catedráticas Pino Caballero Gil (Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial) y Victoria Marzol Jaén (Geografía Física).

Pino Caballero ha respondido para PULL a una serie de cuestiones sobre su homenaje y las situaciones a las que ha tenido que enfrentarse en su actividad profesional.

¿Qué significa para usted ser galardonada en el Premio IUEM? «El premio IUEM tiene para mí una simbología doble. Por un lado,  es un reconocimiento a las mujeres investigadoras, algo que está muy bien porque, en general, no se hacen muchos reconocimientos de este tipo. Y, por otro, la fecha del 8 de marzo está vinculada a la defensa de la igualdad de las mujeres y es muy importante que se reivindique. Estoy muy contenta de recibir este premio».

Como profesional y mujer, ¿ha sido víctima de micromachismos en su trabajo? «Es una pregunta difícil porque se supone que la universidad es un entorno de nivel superior donde no debería ocurrir nada. Soy consciente de que en este entorno es más difícil que se den situaciones de este tipo porque somos personas con una educación superior y que debemos tener estas cosas superadas.  Pero no niego que en la vida diaria se den muchas situaciones de micromachismo, ya no dentro de la universidad, sino fuera. Desgraciadamente, tengo alguna que otra anécdota sobre esto. Por ejemplo, una muy reciente es en la faceta de evaluadora, en particular en mi área que es la Ingeniera donde el porcentaje de mujeres es muy bajo. Hace poco estuve en  una comisión evaluadora en París de 30 personas y yo era la única mujer en la mesa…».

«Ya es hora de romper la idea de que las ingenierías son para los hombres»


Si pudiera enviar un mensaje a todas las mujeres jóvenes que están estudiando una carrera y quieren aspirar a la investigación, ¿cuál sería? «El mensaje que intento transmitir a las pocas alumnas que tengo en Informática es que desde pequeñas nos han inculcado que las ingenierías son para los hombres y ya es hora de romper esta idea. La carrera de investigadora es bastante dura, pero a las mujeres nos sobra voluntad. Estamos acostumbradas a tener que pelear por todo, por eso las impulso a que luchen y sepan que sí pueden. Creo que en la investigación ser mujer es un punto a favor».

¿Considera que la ULL es una institución comprometida con la igualdad? ¿Ha visto algún cambio entre el alumnado en cuestiones que beneficien la igualdad? «La creación de entidades dedicadas a la vigilancia de estas cuestiones está muy bien, de hecho, ahora es obligado por ley. En particular, no diría que esta universidad tenga un entorno mejor o peor en cuestiones de igualdad. Conozco algunas que ni siquiera tienen ningún movimiento al respecto. En cuanto al alumnado, estamos organizando eventos para traer a alumnas y que conozcan a mujeres que se dedican a esto. En Ingeniería las chicas siguen siendo minoría».

¿Podría hablarnos sobre sus futuros proyectos o en qué está trabajando en la actualidad? «Lidero un grupo de investigación desde hace años y estoy muy contenta. Hemos trabajado mucho y ahora mismo tenemos cinco proyectos de investigación en marcha. El más importante es un proyecto nacional de comunicación en situaciones de emergencia. Tenemos otros dos proyectos con las empresas Nokia y Alcatel que son para aplicaciones de la tecnología 4G de comunicaciones móviles y redes de comunicación entre vehículos. El cuarto proyecto, financiado por la Fundación CajaCanarias, se centra en los usuarios para aeropuertos. Por último, el quinto, es una red temática de matemáticas en la sociedad de la información».

Ni una menos

ULL

El Día Internacional de la Mujer reunió en la tarde de hoy miércoles a centenares de personas en La Laguna, en una manifestación convocada por la Plataforma 8 de marzo de Organizaciones de Mujeres de Tenerife. A las 17.30 horas comenzaron a reunirse manifestantes y activistas en la plaza del Adelantado. Entretanto, se erguían carteles, las calles se teñían de morado (el color reivindicativo del movimiento feminista) y los distintos colectivos preparaban sus discursos. Al mismo tiempo, otras compartían sus fotos en un photocall ilustrado con la etiqueta #NiUnaMenos, que se convirtió en trending topic.

La multitud, a la que una manifestante llegó a llamar “masa crítica”, recogía a personas de todas las edades: niños, jóvenes, adultos, ancianos. Y compartían el mismo mensaje, demandaban los mismos derechos y levantaban carteles semejantes acompañados con el grito de: “¡Qué no nos arrebaten a una hermana más!”.

Bajo esa llamada de atención, se procedió a realizar un homenaje frente a los juzgados de La Laguna en memoria de las víctimas de violencia de género que han muerto durante este año. Una por una se nombraron, y, sin que cayese en el olvido, se demandó una justicia libre para todos. Con el último nombre, una niña que se encontraba cerca le preguntó a su madre por qué estaban allí, “por las que ya no están aquí”, le respondió ella.

“¡No son muertas, son asesinadas!”


A diferentes marchas y con distintos himnos y carteles ondeando a la luz de la tarde, la movilización se dirigió hacia la plaza de la Catedral. Durante el recorrido se unieron más personas que taponaron la calle Obispo Rey Redondo. “¡No son muertas, son asesinadas!”, gritaba el gentío. «Nosotras levantamos el velo y ponemos de manifiesto la realidad del patriarcado y su violencia», subrayaba Adriana Peña, estudiante de Bachillerato. A ella se unieron durante la marcha universitarias, madres y mujeres demandantes de salarios, tratos y oportunidades iguales a las de los hombres.

Después de más de dos horas de recorrido, la plaza de La Concepción acogió la palabra, a ritmo de rap, en homenaje a las millones de mujeres de todo el Mundo exigentes de los mismos derechos que cualquier hombre: “Nosotras nos paramos para denunciar”.

Concentración en el Edificio Central de la Universidad


Por su parte, la Universidad de La Laguna también se sumó hoy a los actos conmemorativos de esta efeméride con una concentración en el Edificio Central. En la manifestación, encabezada por el rector, Antonio Martinón, se hizo hincapié en la importancia de la igualdad real y efectiva en las políticas universitarias, momento en el que el rector agregó que persigue una universidad en la que la mujer tenga un papel decisivo en el gobierno, en la ciencia y en la docencia.

Numerosos miembros del personal de administración y servicios, profesores y alumnado se congregaron a las puertas del Edificio Central, donde además se guardó un minuto de silencio por todas las mujeres asesinadas en los pocos meses transcurridos de 2017. “Se trata de la violencia machista más repugnante”, apuntó Martinón, dado que se produce en el ámbito privado del hogar, “donde se supone que hay apoyo, comprensión y amor de la pareja”. En este momento de recuerdo se tuvo especial consideración con Beatriz Sanfiel, alumna de este centro académico asesinada a manos de su ex pareja hace ya unos años.

El acto también sirvió para reconocer el trabajo de dos alumnos del grado en Diseño de la Universidad de La Laguna, Magali Celene Silva y Joel Peláez Amador, quienes obtuvieron, respectivamente, el primer premio y accésit de un concurso nacional del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades para elegir el cartel promocional de los eventos del 8 de marzo de 2017.

Además, el Instituto Universitario de Estudios de las Mujeres celebró una concentración bajo el lema «Si nuestro trabajo no vale, produzcan sin nosotras», con el que se pretende denunciar cómo las crisis económicas precarizan más a la mujer, al tiempo que se pone en evidencia la brecha salarial entre ambos sexos, las enormes desigualdades que se producen aún hoy en las responsabilidades familiares y el cuidado del hogar, entre otras demandas.

1016 años para investigar a la mujer y su educación

Ciencias Sociales y Jurídicas/Universidad

Dulce María González Doreste, catedrática en Filología Francesa, participa en una línea indagadora que aborda la educación recibida en la Edad Media, en el Instituto Universitario de Estudios Medievales y Renacentistas (IEMYR). Para ello, utiliza tratados, en la mayoría de los casos, escritos por hombres, pero destinados al género opuesto. “Le estoy dando prioridad porque hay mucho material, me parece muy interesante”, asiente.  Esta investigación cuenta con la colaboración del Instituto Universitario de Estudios de las Mujeres.

Desde la época crecen las raíces del machismo. En el transcurso de la pesquisa afirma haber encontrado muchas coincidencias con la actualidad. Y añade que hay ciertos rasgos de la misoginia que provienen de esta etapa histórica. Hoy día, subsisten estereotipos, “por ejemplo, el de que la mujer está mejor callada, la castidad o el cuidado propio en términos de belleza”. He ahí una de las razones de su especial interés en este estudio.

Las nuevas tecnologías le ayudan en su análisis, pues, como ella misma comenta, es más fácil el acceso a museos, archivos o bibliotecas. “Están a un toque de tecla”, declara. La docente manifiesta que trabaja con unos 300 manuscritos, de media, y, en la práctica, los tiene todos a su alcance. Además, simpatiza con la visibilidad que le proporciona la red para la difusión de los proyectos y su apertura a numerosos campos. “Los estudiantes egresados se interesan cada vez más por este período gracias a la disposición que ofrece”, completa como ventaja.

La anterior semana coordinó el XXVI Seminario de Estudios Medievales y Renacentistas que celebra el IEMYR. En esta ocasión, el tema principal fue la música y la danza en la Edad Media. En él participaron especialistas de reconocido prestigio, de universidades tanto de dentro como de fuera del país. El acto de clausura tuvo lugar en San Juan de la Rambla. Tras el cierre, disfrutaron de una visita guiada por el patrimonio de la zona y por el Teide. “Los invitados se fueron muy satisfechos”, comenta. «Les gustó la confluencia de distintos expertos con un debate muy animado en un clima de amistad”.

Por otro lado, mantiene su actividad con la celebración de cursos. Con ellos se fomenta la divulgación de todo el mundo medieval, bajo las diferentes perspectivas. En el Instituto llevan 25 años, sin interrupciones, impartiéndolos al alumnado de forma abierta. Desde el centro se invita a los alumnos a dar conferencias, especialmente quienes realicen un trabajo de fin de máster y hayan escogido un tema en relación con el curso impartido.

Su tiempo se divide entre su investigación y el análisis de la relación entre el texto y la imagen en manuscritos del Medievo en obras de literatura francesa.

Ir a Top