Tag archive

Facultad de Física y Matemáticas

“Los premios ‘sin género’ se los siguen llevando de forma masiva los hombres”

Ciencias
Pino Caballero Gil, catedrática de Ciencias de la Computación e Inteligencia artificial. Foto: Tamara Alonso

Pino Caballero Gil, catedrática de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial de la Universidad de La Laguna, se licenció en Matemáticas en el centro lagunero en 1990 y se doctoró en esta misma institución en 1995. Recientemente, ha recibido el galardón a la innovación de la revista Más Mujer. En esta ocasión,  sus premios destacan la trayectoria de esta docente por su condición de investigadora, divulgadora, y coordinadora de proyectos dentro de la Institución académica y la colaboración con empresas multinacionales. También es una defensora del papel de la mujer en la sociedad. Además, lidera el grupo de investigación de Criptología, CrytULL desde 1998, del que forman parte otros miembros de la comunidad educativa.

 ¿Cómo reaccionó ante la noticia del premio de la revista Más mujer“La notificación me la dio por teléfono la directora de la revista Más Mujer, Rita Calero, a quien estoy deseando conocer en persona. Para mí fue una verdadera sorpresa porque, además, no tenía ni idea de que había sido propuesta. Conocía los premios Más Mujer porque en casa recibimos la revista junto el periódico los domingos, así que sé bien que son unos galardones para féminas canarias que destacan por su esfuerzo, iniciativa, crecimiento profesional, constancia y vocación de servicio. Por tanto, para mí es un verdadero orgullo entrar a formar parte del selecto grupo de reconocido prestigio que han recibido este galardón”.

¿Cree que con esta recompensa se ve premiado y valorado su trabajo? “Esta distinción representa para mí un reconocimiento a la labor realizada durante los casi 29 años que llevo implicada en la Universidad de La Laguna. Es muy reconfortante descubrir que hay gente que se da cuenta de que has estado operando e innovando para aportar tu granito de arena en la mejora de nuestra sociedad. Aprovecho para comentar que, desafortunadamente, los premios ‘sin género’ se los siguen llevando de forma masiva los hombres. Yo defiendo que existan premios como este, dirigidos a mujeres, porque realizamos las actividades igual o más que muchos de nuestros compañeros y a nosotras también nos gusta que se reconozca nuestra labor”.

“Hay días en los que la docencia te da grandes satisfacciones”


¿Cómo se compagina la actividad educativa con la investigación? “En la universidad, quienes pertenecemos al Personal Docente e Investigador debemos distribuir nuestro tiempo entre nuestras obligaciones de docencia y de investigación, dedicando al menos un tercio a esta acción. Sin embargo, tengo que admitir que esto no suele ser fácil, sobre todo por la excesiva burocracia y la sensación generalizada en el entorno de que hacer indagación es opcional. Yo siempre he intentado cumplir con la doble faceta. Hay días en que la docencia te da grandes satisfacciones cuando tienes que impartir materias que son de tu tema de investigación a un grupo que está cursando la asignatura por elección propia, porque entonces puedes transmitir tu pasión y tus conocimientos con satisfacción y seguridad. No hay nada que iguale el feedback positivo inmediato del alumnado. Por otra parte, la investigación produce siempre la emoción de que todo el tiempo estás aprendiendo cosas nuevas, y esa siempre ha sido mi principal motivación“.

¿Se considera un ejemplo para las mujeres jóvenes científicas? “Reconozco que para mí es una satisfacción adicional saber que recibiendo este premio contribuiré modestamente a aportar algo de visibilidad a las mujeres que hacemos innovación con ciencia y tecnología, porque es este un mundo donde se necesita que haya una mayor presencia de nosotras, y se sabe bien que ver referentes puede ayudar a convencer a las jovencitas de que el sexo femenino podemos ser lo que queramos, incluso científicas y tecnólogas, y merece mucho la pena que estemos dentro de este mundo”.

“Seguimos siendo muy pocas, sobre todo en tecnologías”


Según su criterio, ¿la situación de la mujer ha cambiado, por ejemplo, desde que usted comenzara su carrera profesional, o continúa en la misma línea? “Como científica, en vez de comentar mi criterio, voy a dar algunos datos para que así los lectores puedan sacar sus propias conclusiones. Si hablamos de la situación del género femenino en tecnologías, durante los más de 20 años que llevo como docente, la ratio de las estudiantes ha bajado. Los datos oficiales de matrícula de Informática en la ULL muestran que las alumnas han bajado del 16 % en 2004, al 14 % del curso pasado. Otro ámbito es el liderazgo de planes de exploración. Seguimos siendo muy pocas, sobre todo en tecnologías, donde a nivel nacional apenas llegamos al 14,5 %”.

¿Y a nivel europeo? “Yo, que con frecuencia evalúo proyectos, puedo decir que, aunque hace años era la única mujer evaluadora y ahora afortunadamente ya somos más, en lo que no ha mejorado nada es en la presencia de investigadoras en los equipos de proyectos financiados. Por otra parte, en el campo universitario estas diferencias se incrementan en los cargos académicos de forma que, por ejemplo, entre las 50 universidades públicas ahora mismo solo hay ocho mujeres rectoras, es decir un 16 % del total “.

“La universidad debe mirar hacia fuera para que la sociedad mire a la universidad”


¿Le supuso un reto trabajar con multinacionales de la información? “Los profesores universitarios debemos realizar transferencia, en el más amplio sentido de la palabra. Creo que la universidad debe dejar de mirar siempre solo hacia dentro y mirar más hacia fuera, para que a su vez la sociedad mire hacia la universidad. Hace 10 años firmé mi primer convenio de colaboración con una empresa regional. Luego vinieron convenios con Metropolitano, Alcatel y Binter, y proyectos con investigadores de Google y Nokia. Colaborar con cada una de estas empresas e investigadores ha sido un lujo y una actividad de aprendizaje intensivo, pues los modos de trabajar de universidad y empresa suelen ser bastante diferentes “.

¿En qué proyectos trabaja en la actualidad? “Ahora mismo estoy totalmente volcada, junto con el grupo que lidero, CryptULL de investigación en Criptología, sobre todo en dos proyectos: INSITU y MOTAM. El primero es financiado por la Fundación CajaCanarias , donde intentamos mejorar la experiencia de los usuarios aeroportuarios y optimizar las operaciones dentro de los aeropuertos. Haremos la demostración final de este proyecto aquí en Tenerife en septiembre. El segundo programa en el que estamos trabajando intensamente es MOTAM, liderado por Nokia y financiado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial”.

¿En qué se basa este segundo trabajo? ” Está centrado en el desarrollo de soluciones basadas en aplicaciones móviles y sensores para mejorar el transporte por carretera. Este programa lo cerraremos antes del verano y será demostrado en la península. Simultáneamente, también estamos a punto de empezar un nuevo propósito, UNICRINF, con un consorcio formado por seis compañías de tres países, con el objetivo de crear una plataforma global integrada para detectar catástrofes, comunicarse con los equipos de emergencia y asesorar a los ciudadanos”.

“No se puede comprender la ciencia sin el buen uso de la palabra”

Ciencias

“Hemos superado a Juego de Tronos”. Así comenzaba Edith Padrón, organizadora del evento, la octava temporada de Un fisquito de Matemáticas, las charlas de diez minutos que se llevan celebrando desde hace más de dos años en la Facultad de Ciencias. Una nueva edición que será diferente a todas las demás, ya que por primera vez, “habrá más fisquiteras”, en concreto seis mujeres y cuatro hombres.

Tras más de sesenta ponencias y más de setenta exponentes, el Aula Magna de las secciones de Matemáticas y Física de la ULL acogió ayer, 21 de febrero, a Ernesto Rodríguez Abad, profesor de Literatura en la Universidad de La Laguna y organizador del Festival Internacional del Cuento en Los Silos. El docente se propuso mostrar esa unión existente entre la ciencia y la palabra. De ahí, el título de su ponencia Contar palabras

Rodríguez Abad abrió los diez minutos que le corresponden, como así regula en las bases de este formato, con un problema matemático, el cual pretendía que, los allí presentes resolvieran. Dada la imposibilidad del mismo, Abad afirmó que era “un problema de palabras, simplemente”. Desde pequeño el ponente se dio cuenta del poder de las mismas y cómo son básicas las estructuras y las combinaciones de los términos a la hora de escribir.

Además, Ernesto consideró que muchas veces está más relacionada la escritura con lo científico que con lo humanístico, y lo hizo al definir lo que era un poema: “un problema de álgebra lingüística”. Y sentenció que “no se puede comprender la ciencia sin el buen uso de la palabra”.

El primer fisquitero de esta octava temporada decidió cerrar los minutos que le restaban con un cuento sobre la ciencia y la palabra, con el que terminó su ponencia y dio el pistoletazo de salida a una nueva edición del fisquito.

Malestar en Física Cuántica

ULL
Facultad de Física y Matemáticas. Foto: Thalía Bello

Varios estudiantes del tercer curso del Grado de Física (2017-2018) han manifestado su malestar contra la docente de Física Cuántica, María Elena Alvira Lechuz, tras la realización del examen de la Convocatoria de Julio. Uno de los alumnos afectados, que ha pedido que mantengamos su anonimato, denunció esta situación a través de un hilo de Twitter después de un año. La decisión de firmar dicha solicitud surge debido a que creen que  “la prueba no posee los parámetros de calificación que estipulan en la guía docente”. En concreto, reclaman una pregunta que “ha sido evaluada sin los conocimientos que competen a esa asignatura”.

El ejercicio consistió en un cálculo matemático, más complejo y con una mayor puntuación que el resto, en concreto de 7 puntos, que supuso que el alumnado emplease más tiempo del requerido, sin tener éxito a la hora de resolverlo. Ante esto, se presentó la reclamación ante el decano de la Facultad de Física, Néstor Torres Darias, y tras el análisis del Tribunal que tramitó la petición, conformado por profesorado de la propia Facultad, la resolución fue negativa.

“Simplemente queremos que se nos evalúe de forma justa”


Los alumnos, descontentos aún más por la situación, recurrieron en última instancia al recurso de alzada, presentado ante Antonio Martinón, rector de la ULL. Sin embargo, no recibieron respuesta hasta el pasado 16 de noviembre de 2018, cumpliendo cinco meses de espera.  El rector explica que “desestima lo solicitado por considerar que la calificación obtenida no contiene errores y se ajusta a los criterios de corrección”. Pero, según aclaran los afectados,  “no reclamábamos un aprobado o un cambio de notas, sino que se nos evaluase de forma justa”.

Este, junto a su compañera Alba Crespo Pérez, han accedido a explicar personalmente  el suceso. El resto del alumnado ha preferido guardar silencio y salvaguardar su anonimato. Con el fin de ofrecer una totalidad de visiones, así como mostrar la mayor veracidad posible sobre este conflicto, seguiremos a la espera de las declaraciones de la docente María Elena Alvira Lechuz y de la propia Institución.

¿La reclamación que impusieron ha sido por el mismo motivo o han vivido situaciones diferentes? Alba Crespo: “Creo que la situación ha sido bastante parecida. Es por ello que ambos manifestamos la injusticia a la hora del examen. Las clases de la asignatura no daban pie a pensar que esto llegaría a ocurrir, puesto que no se puede considerar como una de las más difíciles de la carrera. La prueba de julio no reflejaba nada de lo impartido, ni siquiera de la primera parte de la materia, explicada por el profesor Santiago Brouard Martín. Sinceramente, tengo la sensación de que ha habido discriminación en las convocatorias, debido a que el grado de dificultad y de corrección no ha sido el mismo en todas”. Alumno: “A esta profesora, como docente, no le puedo criticar nada. Me gusta cómo imparte las clases, pero con ella ya tengo un largo recorrido, ya que es la cuarta vez que me matriculo en su asignatura. Un examen puede ser más o menos difícil, pero creo que dicho ejercicio no evaluaba nuestros conocimientos. Era una pregunta que ya habíamos realizado en otras de sus asignaturas, concretamente en matemáticas, y que estaba maquillada con ciertos conceptos cuánticos, que ni siquiera son necesarios para resolverla. Todo ello llevó a una frustración general durante el examen”.

¿Habían tenido otros problemas con esta profesora en otras ocasiones? Alumno: “Sí, tanto en esta asignatura como en la de matemáticas. Podemos hablar por gran parte de los alumnos de Física, que no es una profesora que tenga buena reputación. Pero no queremos que esta reclamación se tome como un linchamiento contra la docente. Solo pretendemos eliminar el malestar con ella y reclamar este suceso. Otros alumnos sí estaban de acuerdo en añadir ciertos aspectos, como su forma de evaluar y de impartir las clases, pero se llegó a un consenso”.

“Los estudiantes se sienten indefensos”


¿Y con otros docentes? Alumno: “No, pero hay un gran miedo por parte del alumnado. Muchas personas intentaron retractar en el segundo paso, cuando hicimos el recurso de alzada, por temor a las represalias que se pudiera tomar la docente contra nosotros. Los estudiantes se sienten indefensos. No hay nada donde agarrarnos”. Alba Crespo: “El amparo a los estudiantes en la legislación es prácticamente nula. Solo hay un artículo en el reglamento que dice que los exámenes deben asegurar que se evalúa teniendo en cuenta nuestros conocimientos, pero es bastante subjetivo, ya que un profesor puede recurrir al argumento de autoridad y decir que sus criterios son los correctos. Incluso los mismos docentes insistían y alegaban, en contra de la reclamación, que el único recurso era la segunda corrección y que las otras opciones no existían. Intentaron bloquearnos de todas las formas. Incluso escuchamos que María Elena se dirigió a la secretaría para pedir explicaciones del por qué nos habían informado del trámite”.

¿Recurrieron a hablar con ella primero antes de presentar el trámite ante Tribunales y el rector? Alumno: “Yo, personalmente, no. Pero otros compañeros sí intentaron hablar con la docente e intentaron exponerle lo mismo que incluye la reclamación”. Alba Crespo: “Los alumnos que sí le avisaron del trámite, comentaban que cada vez se iba poniendo más nerviosa y recurría a argumentos de autoridad como ‘yo soy la docente y soy la que evalúa’ o ‘te evalúo así porque lo digo yo’. Todo lo contrario a otros profesores, que son más abiertos al diálogo y que incluso te asesoran, con el fin de mejorar la asignatura. Muchos se lo toman como una agresión personal, y no es así”.

Después de todo este tedioso proceso, tras un año sin solución, ¿cuál es el objetivo final de esta reclamación? Alumno: “La reclamación inicial tenía una intención de impugnación del examen. Pero cuando presentamos el recurso de alzada, quisimos manifestar que se estaban produciendo injusticias en el Tribunal, que desde el primer momento nos negaron el recurso. Es por eso que recurrimos al rector, pues pensamos que iba a tomar cartas sobre el asunto…”. Alba Crespo: “Con este rector me he decepcionado muchísimo. Creía que sería una persona razonable y preocupada por los alumnos de la universidad. Su actitud, a lo largo de su trayectoria como rector, ha sido de corrección política, de lavarse las manos con ciertos temas que le puedan complicar en su vida profesional. Asimismo, ha dado muchísima importancia a la proyección internacional de la ULL y poco a lo que realmente pasa en nuestras facultades. Ya lo hemos visto con las alumnas de Psicología, quienes pedían un cambio de turno de horarios debido a que realizaban segundos estudios como el Conservatorio”.

¿Han desistido en esta lucha? Alumno: “Hay muchas personas que han seguido luchando y otras que han abandonado, sobre todo tras la respuesta del rector. Cuando plantee que nos querían entrevistar para el periódico de la universidad, solo Alba me respondió. El resto quiso quedarse al margen”. Alba Crespo: “Creo que la Universidad no sería tan ajena a los problemas de los alumnos si realmente nos uniéramos y lucháramos contra estas injusticias. Los profesores saben que están protegidos, tanto por la propia institución como por sus compañeros. Es por ello que los estudiantes muchas veces se niegan a realizar todo este trámite tan complejo, porque se sienten desprotegidos y creen que puede influir en sus calificaciones”.

“Es necesario que nos unamos y nos apoyemos”


¿Tomaran nuevas medidas con este asunto? Alumno: “No. Ahora tocaría vía judicial y no tenemos tiempo, ni dinero, ni recursos para llevarlo a cabo. Mi última carta ha sido manifestarlo a través de las redes sociales, que nos ha servido para afirmar que el resto del alumnado de otras facultades también está pasando por lo mismo”.

¿Han pensado en apoyarse en las asociaciones estudiantiles? Alba Crespo: “Intentamos hablar con la Delegación, aunque personalmente no me gustaba la idea, ya que queríamos que la reclamación incluyera nuestros nombres. La asociación suele ser la mejor opción para escudarse bajo el anonimato y que, muchas veces, no ofrece el impacto que se busca. Una queja personal se toma más en serio y, por ello, no nos hemos aprovechado de este recurso”.

¿Cuál o cuáles medidas creen que serían la solución ante esta falta de comunicación entre alumnado y profesorado? Alba Crespo: “Creo que deberían mejorar la calidad de los profesores como personas y no como docentes. Al final, todo esto depende de cada persona y si se preocupa o no por hacer bien su trabajo. Son profesionales en lo suyo, pero creo que hay que plantearse cómo hacer que también sean buenos maestros”.

¿Crees que las redes sociales son un buen medio o recurso para manifestar estos asuntos? ¿Han recibido algún tipo de respuesta por parte de la institución tras tu hilo? Alumno: “No, no me han respondido, pero sí que las redes sociales han sido una buena herramienta para dar voz a este suceso. Ha servido para que muchos estudiantes universitarios nos demos cuenta de que estamos pasando por situaciones similares, e incluso para animarles a que cuenten su propia experiencia y reclamar”. Alba Crespo: “Además, creo que denunciar esto a través de las redes sociales afecta mucho más a la Institución que cuando se comunica algún problema a puerta cerrada en la Institución. Están muy preocupados por la imagen de la ULL y, por tanto, querrán que sus alumnos hablen lo mejor de ellos”.

La Facultad de Ciencias acogerá una jornada informativa sobre másteres

Ciencias
El evento tendrá lugar el próximo viernes, 23 de noviembre, en la Sección de Física y Matemáticas. Foto: PULL

La Jornada informativa sobre másteres de la Universidad de La Laguna, organizada por el Plan de Orientación y Acción Tutorial de Física y de Matemáticas, tendrá lugar el próximo viernes 23 de noviembre, en las aulas 5, 6 y 7 de la Facultad de Ciencias. Esta se desarrollará desde las 11.30 hasta las 14.00 horas. El objetivo de este acto es presentar los diversos títulos oficiales que ofrece la Universidad y que pueden ser de interés para todos aquellos graduados en las diferentes carreras de Ciencias. Entre las ponencias que tendrán lugar en las tres aulas, se tratarán especialidades como: Nanociencia y nanotecnología molecular, Energías renovables, Astrofísica, etcétera.

Además, los ponentes de las ocho charlas programadas serán los respectivos directores de cada título, entre los que podremos encontrar a expertos como Agustín Rodríguez Gutiérrez, Verónica Pino Estévez o Ricardo Guerrero Lemus, entre otros. Asimismo, el perfil de ingreso a dichos posgrados dependerá de las condiciones de cada uno de ellos, ya sea directamente tras realizar los grados específicos y exigidos por cada máster o, a través de una prueba previa de acceso. No obstante, cualquier otro requerimiento se informará en las sesiones.

‘Viajes en el Tiempo y Agujeros de Gusano’, en la ULL

Ciencias

Iñigo Irizar y Pablo Galán protagonizaron ayer viernes, 9 de marzo, la charla Viajes en el tiempo y agujeros de gusano, enmarcada dentro de la sexta temporada de Un Fisquito de Matemáticas. Los dos alumnos del máster de Astrofísica de la ULL impartieron la conferencia en el Aula Magna de la Sección de Física y Matemáticas. “El tema que se esconde detrás del título es la relatividad general”, afirmaron. Ambos hablaron por turnos con la ayuda de una serie de diapositivas, alrededor de diez minutos, tal y como indica la normativa, mientras eran grabados por ULLmedia.

Con un gran número de espectadores, comenzaron la intervención haciendo referencia a Einstein. Así, explicaron que “el universo está en constante expansión, y esto provoca que los físicos tengan que ampliar sus medidas”. Los ponentes se valieron de varias fórmulas, como la Métrica de Shwarzschild, que “define el comportamiento del universo a escala local”, añadió Galán.

La unión de agujeros negros


Iñigo, por su parte, introdujo los agujeros negros. “Prácticamente en el interior de ellos podemos viajar en el tiempo”. Galán expuso que existen dos tipos, los negros y los blancos. Los primeros, explicó el estudiante, “absorben incluso la luz y en ellos tenemos libertad de movimiento temporal, pero no espacial”, mientras que los segundos “escupen tal cantidad de materia que si te acercas a ellos te conviertes en un pollo frito”. Los dos expertos señalaron que la unión de estas dos entidades espaciales conforman los agujeros de gusano. “Estos tienen como boca de entrada un agujero negro y de salida un agujero blanco”, sentenciaron.

Durante su intervención, Irizar hizo alusión a la película Interstellar, comentando que “el humano se partiría en pedazos si se acerca a uno de estos cuerpos”. Al final de la ponencia, los dos protagonistas concluyeron, de nuevo, aludiendo a Einstein. “La relatividad predice objetos en el universo que, a priori, no podemos observar”.

“Estamos en un sistema de 80 % ocio y 20 % estudio”

Ciencias

Rodrigo Trujillo González, docente en la sección de Matemáticas de la ULL, impartió ayer viernes una charla titulada ¡Y si aprovechamos para mejorar nuestro rendimiento! La conferencia fue dirigida mayoritariamente al alumnado de nuevo ingreso, aunque también asistieron estudiantes de diferentes grados como Química o Ciencias Ambientales, y se organizó en el aula 2 de la Facultad de Ciencias. Durante el transcurso de su intervención, el ponente dio algunas claves para mitigar los problemas que llegan a surgir durante el primer curso universitario.

El matemático comenzó destacando que existen diferentes elementos que fallan durante el periodo de incorporación: la falta de asistencia a las horas lectivas, el poco trabajo en equipo… Continuó explicando las exigencias a las que se enfrentan en esa fase, como puede ser el volumen de trabajo, además de comentar los tres momentos que considera críticos: las primeras semanas, conocer el modelo de evaluación y las calificaciones del primer cuatrimestre.

Uno de los puntos centrales de la intervención fue dar a entender que cada uno debe tener claro qué proyectos universitarios quiere realizar. Para fomentar esta idea marcó una serie de pautas fundamentales: valorar el conocimiento que obtenemos, así como saber identificar las debilidades y fortalezas que tiene cada uno. También resaltó que el compromiso universitario es indispensable para sacar adelante la carrera. “Estamos en un sistema 80 % ocio y 20 % estudio. Ahora le tenemos que dar la vuelta”, aseguró.

Asimismo, profundizó en el tema de la organización y habló de la importancia de saber estructurar el tiempo y asistir a las clases para alcanzar el éxito. Trujillo finalizó la exposición aclarando que lo primordial a la hora de continuar con el aprendizaje es la paciencia y la dedicación, a pesar de las complicaciones que se presenten durante la carrera.

“Dejamos demasiadas partes del gobierno de nuestra vida a los algoritmos”

Ciencias

Eduardo Sáenz de Cabezón, ganador del premio de FameLab 2013 y profesor en la Universidad de La Rioja, acudió ayer, jueves 22 de febrero, a la facultad de Física y Matemáticas para presentar dos charlas: Números grandes, enormes, descomunales y desorbitados, con la que cerró el Congreso de Estudiantes de Matemáticas (COEMAT), y Un teorema llamado deseo, organizada por el POAT de la Sección de Matemáticas de la Universidad de La Laguna.

Durante el primer coloquio, el docente habló de la importancia de la notación en ambas ciencias y explicó la composición de algunos números de gran longitud. Habló de figuras como Emmy Noether, matemática alemana, y Alan Turing, considerado uno de los padres de la informática. Así, de esta forma realizó un pequeño recorrido por la historia de la computación.

Mientras que, en la segunda conferencia, dirigida a más de 200 estudiantes de secundaria, trató el tema de los algoritmos; Sáenz comenzó narrando un cuento titulado Comadre de Bath y lo enlazó con la posibilidad  de adaptar las Matemáticas a lo cotidiano o explicar esta ciencia con acciones del día a día, como puede ser encontrar pareja o conseguir aparcamiento en un parking.

“Matemáticamente podemos estudiar aquello que la gente desea para hacerlo mejor”


Además, expuso que mediante determinadas fórmulas se puede llegar a modelizar los objetos de deseos de la población, y lo demostró con el caso de AlphaGo, programa informático que fue capaz de reproducir acciones humanas que antes parecían imposibles de desarrollar por máquinas. Al igual que AlphaZero, que aprendió a jugar al ajedrez, u otros ordenadores que supieron identificar la creatividad en obras de arte.

Continuó con la idea de que con estas operaciones se pueden llegar a controlar o pautar los anhelos de la gente a través de la ciencia de los números. Empresas como Google, Facebook o Netflix utilizan los datos  que tienen a su alcance para predecir lo que nos gusta o podríamos conocer, logrando controlar la información que recibimos e influyendo en nuestras vidas.

Sáenz quiso destacar que estos algoritmos rigen nuestras vidas y pueden resultar beneficiosos, pero también perjudiciales. En muchos casos logran causar el llamado efecto burbuja, es decir, te aislan de puntos de vista diferentes al tuyo porque solo te muestran lo que quieres ver. Por ello, deberíamos “preocuparnos por conocer esto y porque el resto lo conozca”.

El matemático manifestó la importancia de entender el funcionamiento y los efectos que tiene sobre nosotros este tipo de herramientas, independientemente de nuestro nivel de conocimiento numérico.

Para finalizar su intervención, apuntó que el funcionamiento de estos algoritmos debería ser de conocimiento público, puesto que se trata de algo que nos afecta a todos.

Cuenta atrás para el SHIFT 2017

Ciencias
Jorge Méndez, organizador del Congreso Internacional SHIFT 2017.
Jorge Méndez, organizador del Congreso Internacional SHIFT 2017.

El Congreso Internacional Spectral Shaping For Biomedical and Energy Applications (SHIFT) se celebrará entre los días 13 y 17 de noviembre en el sur de Tenerife. Su sede estará en el Hotel Iberostar Anthelia, en Costa Adeje, y en él se tratará la transformación de la luz para aplicaciones en las energías renovables y la biomedicina.

Su organizador, Jorge Méndez, profesor de la Facultad de Física, cuenta cómo llegó hasta este proyecto: “Hace un año, hubo un Congreso de Energías Renovables en Florida y fui como conferenciante invitado. Cuando comenté la idea de unir esta disciplina con la de biomateriales, los demás investigadores me animaron a hacerlo en Tenerife, ahí nació el SHIFT”.

La temática del simposio será la conversión y manipulación espectral de la luz, aplicable para la energía fotovoltaica, la fotocatálisis, la fotosíntesis artificial y la generación de combustibles solares. Además, su utilidad en medicina se presenta como un avance para la terapia fotodinámica del cáncer y las técnicas de diagnosis por imagen.

El evento cuenta con 35 ponentes confirmados procedentes de centros de investigación de todo el mundo, los cuales discutirán los recientes logros en este campo. Stanford, Jena, Tokio y Singapur son algunas de las universidades participantes, todas ellas punteras en este ámbito.

Méndez recalca el apoyo de las diferentes entidades públicas y privadas que están colaborando. Entre ellas se encuentran la Universidad de La Laguna, el Gobierno de Canarias, el Ayuntamiento de Adeje, el Parque Científico y Tecnológico de Tenerife y el Instituto Tecnológico y de Energías Renovables. “Es la primera convención que se hace con la marca SHIFT y estamos esforzándonos mucho en que salga bien para que continúe los próximos años”, concluye.

“Los fisquitos son la actividad más gratificante que he organizado”

Ciencias
Edith Padrón, profesora de la Sección de Matemáticas y organizadora del proyecto "Un Fisquito de Matemáticas".
Edith Padrón, profesora de la Sección de Matemáticas y organizadora del proyecto "Un Fisquito de Matemáticas".

Edith Padrón, profesora de la Sección de Matemáticas de la Universidad de La Laguna, es la organizadora y supervisora del proyecto Un Fisquito de Matemáticas, así como la persona que tuvo la idea original de estas pequeñas charlas de tan solo diez minutos. Ahora, tras cuatro temporadas, valora el progreso de los fisquitos, las perspectivas de esta innovadora actividad y sus futuras ediciones.

¿Cómo surgió esta idea? “Hace dos años, hablando con la vicedecana nos dimos cuenta de que los alumnos no ven mucha materia de matemáticas en primero. Yo pensé en algo que no le supusiera al alumno mucho problema en cuanto al tiempo, y sugerí los fisquitos. Pensamos en principio en reservar un aula pequeña pero la vicedecana optó por reservar el Aula Magna, y desde el primero hubo mucha gente. Empezamos con unas 60 personas y acabamos con unas 200”.

¿Cuál es el balance de esta temporada? “Ya son dos años, 45 fisquiteros y 39 fisquitos, 29 grabados por ULL Media. En cuanto al primer período, decidimos hacerlo en este entorno y no grabarlos para que la gente viniera y los hiciera. Después, nos percatamos de que era fácil que la gente aceptara contar algo en 10 minutos, aunque luego le resulte difícil. Hemos tenido todo tipo de ponentes: estudiantes, profesores de aquí y de fuera, y dos de Famelab. El balance es muy bueno. El aula magna tiene un aforo de 250 personas y, muchas veces, ha estado llena con casi el aforo completo”.

¿Por qué cree que desde el principio vino tanta gente? “Porque se dieron cuenta de que eran charlas que podían entender perfectamente. También yo me dedico a promocionar cada fisquito a través de vídeos promocionales que resultan atrayentes. Además, siempre me pongo por fuera del aula magna a anunciarlo para que todos lleguen a tiempo y no se le pase la hora. Cada vez que me ven ellos saben que es por un fisquito”.

¿Qué es lo mejor de los fisquitos? “Es una actividad muy satisfactoria, la más gratificante que he hecho diría yo. Básicamente porque es muy colaborativa, los estudiantes roban parte de su descanso para ir a aprender más, el ponente intenta contar algo en diez minutos y así conseguimos despertar la curiosidad de todos. Yo, por ejemplo, a la hora de buscar temas para que los alumnos expongan, he aprendido mucho”.

Una escuela de formación


¿Qué aporta a los alumnos? “Para ellos es una escuela de formación importante. Los fisquitos expuestos por alumnos se preparan un par de semanas antes, ellos van trabajando el tema con nuestra ayuda para que les quede perfecto y lo ensayan conmigo antes de hacerlo porque enfrentarse con un público de más de 100 personas es una responsabilidad. Siempre quedan muy contentos y se sorprenden por cómo han sido capaces de presentar algo de forma muy digna”.

¿Qué le ha permitido descubrir este proyecto? “Teniendo en cuenta que de los 45 fisquiteros solo 12 son mujeres, me he dado cuenta de que todavía nos cuesta mucho significarnos, porque ellas son muy buenas exponiendo pero suelen ser reacias a dar el paso de hacerlo, y espero que eso cambie. También he descubierto que muchos de los profesores que se dedican a dar clase o a la investigación son muy buenos en divulgación, y creo que a raíz de los fisquitos ellos también han sido conscientes de sus capacidades”.

¿Qué otras finalidades pueden tener los fisquitos? “Los vídeos de ULL Media de los fisquitos son muy buen material para centros educativos. Aunque hay algunos con más nivel de dificultad, hay otros que se entienden de forma muy sencilla y les pueden servir. Estos vídeos son muy buen material divulgativo para todo aquel que quiera saber un poco más”.

¿Qué espera de la siguiente etapa? “Me gustaría hacer cosas más trasversales, que no sean solo de matemáticas, como el último, que combinaba biología con matemáticas. También pediría más retroalimentación en las redes  para que los alumnos comenten en las cuentas de Facebook y Twitter sobre lo que les gustó, lo que no y lo que se puede mejorar”.

Último fisquito de esta temporada

Ciencias

Guido Santos, graduado en Biología por la Universidad de La Laguna, fue quien culminó ayer la cuarta temporada de Un Fisquito de Matemáticas. El finalista del concurso internacional de monólogos científicos FameLab impartió su ponencia “No dejes a un biólogo solo con las matemáticas”. Con ella demostró la relación que tienen las dos disciplinas entre sí. Además, intercaló explicaciones y bromas, con las que consiguió arrancar la risa del público en varias ocasiones.

Al inicio de su charla, Santos comentó que fue en la asignatura de su carrera “lógica conjuntista, topología y cardinalidad” donde conoció la ciencia exacta. A través de ella, y a pesar de no entenderlas aún, supo de la existencia de demostraciones matemáticas que despertaron su curiosidad. Esto hizo que se planteara un reto: entender, al menos, una de estas demostraciones en el resto de su carrera.

Paralelamente, tal y como continuó contando, seguía recibiendo competencias en Biología. Así pues se adentró en el estudio de la neumonía. Esta infección de los pulmones, principalmente causada por bacterias, provoca que estos órganos se llenen de agua e impide que entre la sangre. Para poder ponerle solución, son muy importantes las primeras 24 horas, en las que hacer un experimento que esclarezca lo que ocurre es bastante inaccesible.

Fue en este momento cuando se le ocurrió la idea de construir un modelo matemático que simulara el comportamiento del organismo con esta enfermedad. De esta forma, representó cada elemento de la afección con un tipo de operación. Los alvéolos, la capa de células que separa el oxígeno de la sangre en una capa dual, con una matriz, números ordenados en dos dimensiones. Las bacterias eran simbolizadas mediante cálculo diferencial, el cual sirve para representar elementos muy rápidos. Y, por último, suplantó los macrófagos, las células que se alimentan de otras. Su movimiento azaroso fue reproducido por una función estadística. Uniendo las tres partes, creó una representación de la pulmonía.

Tras demostrar su hallazgo gráficamente, animó a los estudiantes a deshacerse del miedo que les impide adentrarse en otras disciplinas que no pertenezcan a su especialidad. Y, tomándose como ejemplo, declaró que este tipo de intercambios de conocimiento enriquecen tanto a una ciencia como a la otra, evidenciando así un digno final de temporada de Un Fisquito de Matemáticas.

 

Ir a Top