El escritor uruguayo Mario Benedetti. Foto: PULL

‘Gracias por el fuego’

Literatura

La palabra escritor es una hermosa trampa en la cual caemos todos los que nos dedicamos a rayar las hojas de nuestros cuadernos hasta convertirlas en una especie de texto que cree contar algo de interés para el desafortunado lector. También es importante señalar que, vista la abundancia de géneros en los que se puede trabajar, existen pocos escritores cuyos textos sean capaces de transcender hacia personas interesadas en otro campo de escritura diferente. Aquí resalta Mario Benedetti como un artista multidisciplinar que dominó la poesía, el ensayo, los cuentos y la novela.

Gracias por el fuego es una obra que toca en profundidad la corrupción del ser humano a través del relato de Ramón Budiño y la tentativa de asesinar a Edgar Budiño, su padre, un magnate de prensa que representan los valores decadentes de Uruguay y la existencia de un caudillismo que reprimía a las clase más desaventajadas. Aunque esto solo es una excusa para poder hablar de ideologías, sentimientos y jugar con los conceptos y los significados de modo que la lectura alcance la complejidad y la necesidad de reflexión de un ensayo.

El escritor uruguayo, fiel a su poético estilo, es capaz de crear diálogos y monólogos internos que plasman a la perfección las diferentes visiones de los personajes, sin influir a favor de uno o de otros, quedándose como un narrador neutro que te cuenta una historia en la que se refleja una lucha de clases sociales que hace tiempo encontró un claro vencedor.

-No me hagas reír-dijo el Viejo-. ¿A quién le van a poner bombas ustedes, lactantes, nenes de mamá, marxistas de ojitos?

-¿Y sus famosos Hijos de Padres Demócratas? ¿Eh, abuelo? ¿Son menos lactantes, menos nenes de mamá, menos capitalistas de ojito?

-Pero, Gustavo, no me lo vengas a decir a mí. Son tan tarados como los tuyos. O más. Yo los uso porque me sirven. Y además no cuestan un solo peso. Hay quién corre con los gastos. El problema no es que ustedes sean de izquierdas y ellos de derecha. El problema es que unos y otros pertenecen a una generación debilucha, novelera, frívola, habituada a pensar en frases hechas, incapaz de pensar por su cuenta.

El principio del texto puede resultar lioso, pero sirve para hacernos a la idea de como serán los protagonistas de la acción, personas individualistas que creen que sus actos nacen a partir de lo correcto en vez de por las circunstancias y privilegios, y, por el contrario, personajes sin escrúpulos que se denominan en posiciones de desprecio a cualquier atisbo de humanidad, demostrando de este modo la debilidad de su verdadera naturaleza.

La frustración será el eje sobre el que nos hará reflexionar Mario Benedetti, relatando unos sucesos con los que podríamos sentirnos cercanos, no ya por lo que se va desarrollando, sino por unos sentimientos que muestran la dificultad de luchar contra las injusticias por el miedo a que el mero hecho de hacerlo perturbe para siempre la tranquilidad de tu vida.

"Yo quiero escribir sobre el placer de dar una puñalada en una noche de lluvia, la locura del alcohol en la sangre y el miedo dulce que me reconforta”. Felix Francisco Casanova de Ayala

Lo último sobre Literatura

Destino: Marte

'Crónicas Marcianas' es una colección de relatos, escritos por el estadounidense Ray
Ir a Top